Logo El Confidencial
belleza

El labio rojo impone sus propias normas

El rojo se crece ante las adversidades. Lo demuestran oleadas de mujeres con los labios carmín en los momentos más cruciales de la historia.

Foto: El labio rojo impone sus propias normas

El rojo se crece ante las adversidades. Lo demuestran oleadas de mujeres con los labios carmín en los momentos más cruciales de la historia, de la Segunda Guerra Mundial a la crisis del petróleo. Ahora, en mitad de esa situación compleja en que nos vemos inmersos, la barra carmesí se convierte en un indicador de la necesidad femenina de sobrellevar las peores circunstancias con la mejor cara posible. Es lo que se conoce como índice lipstick y está demostrado que, en periodos de crisis, la venta de labiales rojos crece como la espuma. ¿La prueba? El rojo sigue su reinado absoluto en la calle y en las pasarelas frentes a rosas, marrones y nudes. Pero hay una forma moderna y sofisticada de vestirlo que tiene sus propios códigos. Te los desvelamos:

SÉ AUDAZ EN TUS ELECCIONES

Es la eterna duda. ¿Me habré equivocado de rojo? Ante el mostrador de la perfumería nunca tienes claro si estás haciendo la elección de color correcta. La luz no suele ser la adecuada, el dorso de la mano no suele ser buen consejero y las prisas del momento tampoco ayudan. Lo ideal es que compruebes el color sobre tus labios, pero los probadores han pasado por demasiadas manos. Hay otra forma de ver si el color te encaja. Sostén la barra en vertical por delante de la boca, apenas a un centímetro, y mírate en el espejo. Trata de focalizar la vista sobre los labios, pero teniendo el carmín como referencia. Es una forma de hacerte a la idea de si el color le va bien a tu tono de piel. 

Lip Color en tono Scarlet Rouge de Tom Ford. Multiple Matte de NARS en tono Siam Red. Rouge Coco Shine en tono Boheme de Chanel. Rouge Ectasy de Giorgio Armani. Rouge Eclat Couleur Satin Soin Anti-Age de Clarins. Lipstick Matte en tono Russian Red de MAC. Pure Color Velvet Lipstick en tono Red Velvet de Estée Lauder. Rouge Dior en tono 999.

DAR CON EL ROJO PERFECTO

Lo ideal es que te sacudas los complejos y te atrevas con todos, del que tienda al naranja al que sobrepasa el guinda. Porque la realidad es que sientan bien en todas sus versiones y tienen el poder de iluminar cualquier rostro a cualquier edad. Pero si no estás acostumbrada, el estallido de color puede pillarte por sorpresa. La mayoría de las veces no se trata tanto del tono como de la intensidad. Y hay una regla base para eso: cuanto más pálida sea tu piel, más intenso se verá el rojo. Y si tiende al naranja, los pigmentos resaltarán con más fuerza. No significa que te vaya a sentar mal, sino que se verá mucho más que sobre una piel morena. 

LABIO MATE, ROSTRO AL MÍNIMO

El rojo rojísimo en su declinación terciopelo es sobrio, moderno y ultrafemenino. Pero requiere cuidados previos. La hidratación es irrenunciable si no quieres que los labios acaben cuarteados: aplica bálsamo en dosis masivas unos 15 minutos antes de pintarlos y retíralo todo cuando vayas a hacerlo. Y también un protocolo específico de maquillaje: el rojo mate funciona mucho mejor con el efecto cara lavada, que se resume en tez unificada, cejas intensas y ojos y mejillas bajo mínimos. “Independientemente de las temporadas, el rojo mate siempre representa poder y feminidad”, asegura Tom Pecheux, director creativo de maquillaje de Estée Lauder y uno de los creadores de looks de pasarela más respetados del mundo. ¿Su truco para que dure eternamente? “Hay que aplicar primero una capa de corrector en los labios, así el color se intensifica y dura más”.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios