Logo El Confidencial
FITNESS

Razones por las que es bueno hacer ejercicio por la mañana

No trates de encontrar una explicación física o biológica. Se trata de psicología pura. Pero ¿por qué los gurús proponen la primera hora del día?

Foto: Razones por las que es bueno hacer ejercicio por la mañana

No trates de encontrar una explicación física o biológica. Se trata de psicología pura. El mejor momento para el ejercicio es aquel que no te vas a saltar. Y si te lo pones como primera obligación diaria, difícilmente el día te comerá y te dará la excusa que necesitas para saltártelo.

Pero, entonces, ¿por qué tantos gurús del ejercicio proponen la primera hora de la mañana como ideal para ejercitarse? Porque, atendiendo a la cronobiología, se da una circunstancia bastante motivadora: el ejercicio acelera el metabolismo basal (consumo mínimo de energía que necesita el organismo para vivir), lo cual aumenta el gasto calórico en reposo. Hacer ejercicio a primera hora tiene como consecuencia un mayor gasto energético durante el resto del día.

Además, el ejercicio es un activador de la felicidad. Si lo haces a primera hora, será más fácil que afrontes el día con vitalidad, optimismo... Moverse y disfrutar ejercitándose libera endorfinas, te pone en forma y alinea tu cuerpo con tu mente, que se siente mejor y más tranquila.

¿Y sirve cualquier tipo de ejercicio? Sí, pero lo ideal es algo de cardio combinado con ejercicios de resistencia (pesas, gomas, Pilates o tonificación con tu propio peso).

Muchas personas esperan al final del día para ir al gimnasio. Si no tienes otro momento, mejor ese que ninguno pero ten en cuenta algo: si es deporte de alta intensidad, se necesita un periodo de desactivación antes de podernos acostar. Debemos contar con que si hacemos ejercicio por la noche a intensidades altas y con emociones fuertes, nos costará más tiempo relajarnos y dormir.

GLAMOURATIS PROPONE ESTA TABLA:*

Si puedes salir de casa, lo mejor es que comiences con un poco de cardio. Diez o quince minutos es suficiente. Si no puedes moverte de casa, simula que caminas en el sitio. Recuerda que debes elevar las rodillas como si lo hicieras de verdad.

A continuación, ataca las zonas más problemáticas con una serie de ejercicios:

• Primero, sentadillas 'sumo' para las piernas

Con las piernas separadas y agarrada a una barra, con los pies adelantados, haz como si te sentases, dejándote caer hacia atrás hasta que las caderas están a la altura de las rodillas. Vuelve a la posición inicial sin extender las rodillas. Empieza con tres series y, con el paso de los días, estabilízate en cinco series (de veinte repeticiones cada una).

• Después, los obligados abdominales

Tumbada boca arriba, flexiona el tronco a la vez que haces una retroversión de pelvis presionando la espalda baja contra el suelo e incluso separando ligeramente el glúteo del propio suelo. Suelta el aire al flexionar el tronco, tómalo en el movimiento contrario. Empieza con tres series y, con el paso de los días, estabilízate en cinco series (de veinte repeticiones cada una). Descansa solo al terminar cada vuelta completa, entre uno y dos minutos.

• No olvides machacar el glúteo

Tumbada boca arriba con las plantas de los pies apoyadas en el suelo, y los pies ligeramente separados, eleva las caderas hasta formar un línea recta con los rodillas, caderas y hombros. Empieza con tres series y, con el paso de los días, estabilízate en cinco series (de veinte repeticiones cada una).

Después, no olvides estirar.

(* Elaborada por Marcos Flórez)

O RECURRE A UN ENTRENADOR PERSONAL

¿Te ves incapaz de hacerlo sola? Llama a un entrenador personal. Los de Estarenforma.com cobran 270 €./mes por dos sesiones semanales (Tfno: 91 5766143). Si quieres que sea el propio Marcos Flórez quien se ocupe de ti, son 480 €. (Tfno: 629 481796).

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios