Logo El Confidencial

Tu dieta te va a arruinar: te gastas en adelgazar mucho más de lo que imaginas

¿Te has parado a pensar cuánto dinero te has gastado a lo largo de tu vida en adelgazar? Una encuesta en Inglaterra revela datos de escándalo.

Foto: Tu dieta te va a arruinar: te gastas en adelgazar mucho más de lo que imaginas

¿Te has parado a pensar cuánto dinero te has gastado a lo largo de tu vida en adelgazar? ¿Cuánto te has dejado en productos milagro, cremas anticelulíticas, centros de adelgazamiento o gimnasios? En Inglaterra, una encuesta llevada a cabo por la sociedad Engage Mutual revela que la mujer media gasta en dietas a lo largo de su vida en torno a 25.000 libras.

En España no disponemos de una encuesta similar, pero podemos echar números y hacer un cálculo aproximado: aquí, de acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad, más de la mitad de los españoles tiene sobrepeso. De ellos, alrededor del 80% intenta cada año adelgazar en al menos una ocasión. Y, para ello, la gran mayoría -otro 80%, según una encuesta de Consumer Eroski-, utiliza productos y métodos milagro, es decir, sin evidencias científicas de su utilidad.

20.000 EUROS EN UN SUEÑO QUE ¿SE CUMPLE?

El resultado es que, en conjunto, se estima que los españoles nos dejamos al año en torno a 2.500 millones de euros en productos para adelgazar. A ello hay que sumar el precio de dietistas y endocrinos (40 euros por consulta de media), así como el de la cuota del gimnasio o el de las cremas y tratamientos cosméticos para reducir la figura. Siguiendo este esquema, cada vez que nos ponemos a dieta desembolsamos en torno a 150 euros; si tenemos en cuenta que en torno al 12% de las mujeres españolas hace dietas restrictivas cuatro veces al año, no es difícil concluir que, al igual que sucede en Inglaterra, nos estamos dejando más de 20.000 euros en el sueño ¿imposible? de conseguir el peso ideal.

Pero ¿merece la pena ese desembolso o realmente estamos tirando euros y más euros a la basura? El doctor Esteban Jódar, jefe de Endocrinología de Quirón Madrid y autor del blog Doctor, no como para lo que peso, matiza que "es difícil valorar lo que merece o no la pena; hay estudios que muestran que la pérdida de peso es similar cuando se usan dietas comerciales y dietas tradicionales, con la diferencia de que las preparadas que sustituyen comidas son más caras".

UN NEGOCIO MULTIMILLONARIO

"Se trata de un negocio multimillonario", denuncia Julio Basulto, quien fue hasta 2013 coordinador del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas. Pero… ¿acaso no forman parte de él los dietistas y nutricionistas? ¿No se lucran con ello? "Nosotros no queremos cobrar -argumenta-. Llevamos años luchando para entrar en el sistema nacional de salud, porque entendemos que la obesidad es una enfermedad y, por tanto, su tratamiento debería estar sufragado y no tendría que costar dinero adelgazar. El problema es que no estamos hablando de obesidad, sino de personas, en su mayoría mujeres, a las que se ha convencido de que tienen exceso de peso y que están dispuestas a perderlos cueste lo que cueste". A esto hay que añadir el componente subjetivo de la ‘bata blanca’. Según Basulto, "cuando pagas 100 euros por consulta, seguro que bajas de peso", y Jódar señala que "en general, los resultados en cuanto a la pérdida de peso son algo mejores entre las personas que pagan por sus visitas".

NO FALLAN LAS DIETAS, SINO EL CONCEPTO

"Lo que falla no son las dietas, sino el concepto. La gente no quiere cambiar de hábitos de vida, sólo quiere perder unos kilos y después volver a comer", explica el doctor Mariscal, quien añade que "lo difícil es el mantenimiento, porque se puede adelgazar con casi cualquier dieta, cara o barata". Y las hay muy caras: perder peso con la dieta Ravenna -combina dieta estricta con psicoterapia- supone pagar cada mes en torno a 600-800 euros. Con ella perdió 20 kilos Isabel Sartorius, pero ha tenido que retomarla en más de una ocasión. "Mi método es perfecto, no tiene fallos", argumenta su creador, que culpa a los pacientes que recuperan el peso perdido de no hacer bien el mantenimiento.

DE LA DIETA PRONOKAL AL MÉTODO THINKING

Entre sobres, vitaminas y complementos, la dieta Pronokal exige un desembolso mensual de 600 euros. "A lo largo de mi vida he hecho cientos de dietas y me he dejado un dineral, pero solo ésta me ha servido", señala Lorenzo Caprile, que ha bajado con ella cerca de 40 kilos. Pero en los foros de Internet encontramos un sinfín de testimonios de mujeres y hombres que abandonan y recuperan esta dieta y, con ello, vuelven y vuelven a pagar. Más ejemplos: Alli, el único medicamento para perder peso que se vende sin receta, cuesta 60 euros al mes. Adelgazar en NaturHouse -en donde no te cobran la consulta, pero sí sus productos dietéticos- significa pagar una media de cien euros al mes. Bajar de peso en la clínica Planas con una sonda nasogástrica implica pagar entre tres y cinco mil euros… El método Thinking -con nutricionista, preparador físico, psicólogo y terapia de grupo- representa otros 450 euros al mes. Su creador, Diego de Olmedilla, se pone a sí mismo como ejemplo: tras hacer infinidad de dietas, ideó este método con el que perdió -y no ha recuperado- más de 40 kilos.

"El PESO SALUDABLE NO ES UNA DIETA, SINO UN ESTILO DE VIDA"

Los números, en cualquier caso, no salen. "Si mereciera la pena pagar por adelgazar, se pagaría una sola vez y ya está -argumenta Basulto-. No haría falta entrar en esta espiral interminable de promesas imposibles, fracasos y dinero perdido. El peso saludable no es una dieta, sino un estilo de vida”.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios