Logo El Confidencial

¡Morena sin sol! Te enseñamos todos los secretos del bronzer

Son tus aliados cada verano. Bien porque consiguen darte buen tono si no tomas el sol, bien porque disparan el atractivo de tu bronceado incipiente.

Foto: © Guerlain
© Guerlain

Son tus aliados cada verano. Bien porque consiguen darte buen tono si no tomas el sol, bien porque disparan el atractivo de tu bronceado incipiente. Los bronzers, o polvos bronceadores, tienen su propio código, aprende a descifrarlo. 

Existen distintas formas de aplicar los polvos de sol:

1. ¿Te sabes el truco del tres? Lewis Amarante, maquillador de Max Factor, lo defiende: "Para dar un bonito y favorecedor contorno a la cara, aplica los polvos empezando en la sien, siguiendo por las mejillas y terminando en la mandíbula. Importante difuminar hacia el cuello para que no se note la diferencia de tonos", explica. 

2. Para el look luminoso, la clave está en aplicarlo en pequeños toques en zonas estratégicas: lo alto del pómulo, frente, nariz, barbilla y escote. Para ello, usa siempre una brocha gruesa de pelo suelto y suave.

3. Hay un último truco: utilizar dos tonos. "Uno clarito, para resaltar las mejillas y otro más oscuro, bajo ellas, para contornear el rostro. Si los mezclas con una brocha, se crea un tercer tono que puede fijar la base de maquillaje e iluminar el rostro", comenta Pat McGrath, asesora creativa de Dolce &Gabbana Make Up.

© Calzedonia
© Calzedonia

¡ATENCIÓN, NOVATAS!

Una de las mejores maquilladoras del mundo, Linda Cantello, Make-up Artist Internacional de Giorgio Armani, hace una advertencia: "Para que el look besada por el sol quede natural, es importante el polvo bronceador pero también el colorete, ya que el bronceado, además de aportar calidez a la piel, resalta el color de los pómulos".

PAREJAS DE BAILE DEL BRONZER

Así pues, para que el maquillaje bronceado favorezca, debes tener unas cuantas herramientas a mano:

• Un colorete divertido. Recuerda que cuando estás morena tus mejillas suelen estar un puntito encendidas.

• Unos papelitos matificantes. Porque lucir no significa brillar. Revisa tu zona T, en verano está hiperactiva.

• Un lápiz iluminador. Para que los contornos que dibujas con el bronzer favorezcan, las zonas de luz también tienen que destacar: arco bajo la ceja, encima de los pómulos.

• Una brocha kabuki. Su suavidad y forma redondeada la hacen ideal para los polvos de sol ya que permiten tomar la cantidad justa de producto y pasar por la piel cuantas veces sea necesario para que el tono quede difuminado sin irritar la piel.

• Las sombras de ojos, por favor, en la misma gama de tonos: azúcar moreno, arena, terracota. No es el momento de variaciones cromáticas.

Minibrocha kabuki Une, deux, trois de Catrice (4,59 €.), en Maquillalia.com. Dúo de colorete cocido de Stila (21,13 €). El rosa da un sutil rubor y el bronce más luminosidad y tono. Esponjita Beauty Blender (21 €). Sirve para aplicar todo tipo de maquillaje (base, corrector, polvos, sombras, colorete, maquillaje mineral, etc). No deja rayas al aplicar, se usa dando golpecitos. Papelitos matificantes de Essence All about matt! (2,49 €), en Maquillalia.com. Highligther CC Stick de Max Factor (12,95 €). Se aplica directamente sobre el rostro antes de la base a toques mínimos sobre la piel con las yemas de los dedos. Paleta de sombras de ojos Shimmer Brick de Bobbi Brown (50 €.). Un espectro nacarado de tonos marrones tostados y cálidos azúcares, en edición limitada.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios