Logo El Confidencial

¿No estamos un poco pesados con el dichoso aguacate?

El aguacate es el nuevo LBD (little black dress), ese alimento que pega con todo, que a todo el mundo encanta y que a todos les encanta retratar.

Foto: ¿No estamos un poco pesados con el dichoso aguacate?

El aguacate es el nuevo LBD (little black dress), ese alimento que pega con todo, que a todo el mundo encanta y que a todos les encanta retratar. Pero queridos instagramers y amantes de inmortalizar vuestras proezas culinarias, ¿no estáis algo pesados ya con la fiebre por el aguacate? "Es que está riquísimo… ¡y es una fruta!", te dirá tu incauta amiga. Y tiene toda la razón: las grasas del aguacate son muy saludables y, efectivamente, no es un hidrato de carbono, pero que nadie se engañe: tiene muchas calorías (¡medio aguacate aporta 225 calorías!). Es cierto que aporta unos 20 nutrientes esenciales, entre ellos la fibra, el potasio, vitaminas E y B y ácido fólico, pero por favor: parad ya de hablar del conocido como "mantequilla de la naturaleza".
Ya tuvimos la fiebre por la quinoa, el amor por los yogures helados, los cronuts, los muffins y ahora, de repente, aparece en nuestra pantalla táctil constantemente una tosta cubierta por aguacate. Si sois aficionados al deporte o estáis rodeados por gente adica al gym, también estaréis acostumbrados a "la magia del avocado". De hecho, The Cut ya habló del aguacate como del nuevo cliché de Instagram.

Imagen: The Cut
Imagen: The Cut
Esta fiebre viene de Nueva York, donde de repente, diversas modelos y actrices comenzaron a fotografiar sus platos con tostas de aguacate en cuyos platos se leía Cafe Gitane, que resultó ser un restaurante en la zona de NoLIta (Mott St.) donde celebrities como Olivia Wilde van a comer. ¿Otra prueba de que se ha convertido en un alimento mainstream? Hasta las cadenas de comida rápida lo incluyen en sus menús. Y si hay que buscar culpables, que es algo que al ser humano le gusta mucho, ahí está Gwyneth Paltrow. En su libro de cocina It´s All Good, incluye una receta que hace del aguacate el rey de la fiesta. Desde entonces, no hay entrevista en la que hable de comida sin citar al dichoso fruto verde. 

Pero no queremos que el odio nos nuble, así que hemos preguntado a la doctora Carmen Martín, de la Clínica Dray, acerca del boom por este alimento.

"Los aguacates son una gran fuente de vitamina E que refuerza el sistema inmunológico. También tienen propiedades antioxidantes. Contienen un porcentaje alto de ácido fólico, una vitamina que se recomienda consumir durante el embarazo ya que ayuda a la correcta formación del feto y a evitar posibles malformaciones. La grasa que contiene es muy saludable porque reduce el colesterol. Además, los carotenoides de otras frutas y vegetales se absorben más eficientemente cuando comes aguacate". Pero, ¿es buena idea mezclarlo con pan, teniendo en cuenta las altas calorías que en sí mismo contiene? "Si se está intentando adelgazar es mejor tomarlo ocasionalmente en ensaladas o batidos, pero si se toma en tostada, mejor que sea un biscote integral.". 

Imagen: Instagram
Imagen: Instagram

No puedo evitar pensar que estamos abusando del aguacate, así que aprovecho mi conversación con la doctora para preguntarle qué cantidad es la idónea para no engordar y cuántas veces a la semana podemos comerlo. "Unos trocitos en una ensalada o en una tostada dos veces a la semana no supone una inyección de calorías demasiado elevada", sentencia Carmen Martín. Volviendo al tema del deporte, la gente que hace mucho ejercicio ama el agauacate por sus grasas saludables. ¿Cómo deberían de tomarlo y cuánto? "El aguacate es un aliado perfecto para las personas que practican deporte, ya que ayuda a que nuestro organismo se regenere y se recupere del esfuerzo debido a su alto contenido en agua, magnesio y potasio, que potencian la fuerza muscular. Las personas deportistas pueden incluir algo de aguacate varias veces por semana, acompañando a la comida unas tres horas antes de practicar deporte". Y para las que no son asiduas al gimnasio y buscan perder peso… ¿está recomendado incluirlo en la dieta? "No se debe abusar, pero tampoco es incompatible con una dieta de adelgazamiento porque las grasas que contiene son saludables. Se puede tomar un poquito una vez a la semana en ensaladas, por ejemplo".

Convencidos por la doctora de que el aguacate no es tan malo como pensábamos, pedimos a la cocina japonesa de NOMO, presente en Mas de Torrent, una deliciosa receta con aguacate:

Maguro Tataki (Tataki de atún con crema de aguacate )

Imagen: nomo
Imagen: nomo
Ingredientes para 4 personas

• 250 gr. Lomo de atún, cebollino y sésamo blanco. 

Crema de aguacate:

• 2 Aguacates, 1 tomate, 1/4 cebolla tierna, 1/4 diente ajo, 1 limón, sal/pimienta y aceite de oliva.

Salsa soja-balsámico:

• 250 ml. Salsa soja, 250 ml. vinagre balsámico, 60 gr. de azúcar, maizena ( la utilizaremos siempre diluida en un poco de agua y nos servirá para ligar la salsa y darle la textura que más nos guste)

Receta:

Lo primero que haremos será poner en marcha la salsa que acompañará al plato, para ello pondremos todos los ingredientes (menos la maicena) en un cazo a fuego medio. Cuando empieza a hervir, bajamos temperatura al mínimo y dejamos reducir 1/3 de la salsa. A continuación, ligaremos la salsa con un poco de maicena diluida en agua hasta obtener la textura deseada (lo ideal es que quede como una reducción de vinagre balsámico). 

Para la crema de aguacate, picamos muy finamente la cebolla tierna junto con el ajo. Pelamos y retiramos la semillas del tomate, quedándonos solo con la carne, que cortaremos en daditos. A continuación, abrimos los aguacates por la mitad y retiramos tanto el hueso como la piel. Mezclamos en un bol el aguacate, el picadillo realizado anteriormente con la cebolla el ajo y el tomate. Chafamos todo con una varilla hasta obtener una crema. Terminamos añadiéndole un chorrito de limón, sal y pimienta al gusto. El lomo de atún simplemente lo marcaremos en una sartén muy caliente por los 4 lados, sellando bien el producto e inmediatamente lo introduciremos en agua con hielo para cortar la cocción y así nos quede prácticamente crudo por dentro. Una vez frío, lo retiramos del agua y lo secamos muy bien con papel de cocina. Reservamos.

Montaje del plato

Cortamos el lomo de atún en finos trozos de aproximadamente 0,5 cm y lo disponemos de manera elegante en el plato. Ponemos la crema de aguacate por encima pero sin llegar a cubrir todo el ancho de lomo y salseamos con la reducción de soja y balsámico.Terminaremos el plato decorándolo con un poco de cebollino, sésamo blanco y un chorrito de aceite de oliva.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios