Logo El Confidencial

Me exfolio, luego existo

Exfoliarse o no exfoliarse, ¿es esa la cuestión? Pues no. Por fin hemos tomado nota y la exfoliación ya está incorporada como parte imprescindible de nuestras rutinas de belleza. Déjate de excusas, es hora de exfoliar.

Foto: Me exfolio, luego existo

Exfoliarse o no exfoliarse, ¿es esa la cuestión? Pues no. Por fin hemos tomado nota y la exfoliación ya está incorporada como parte imprescindible de nuestras rutinas de belleza. Lo que de verdad importa ahora es el cuándo. Muchas estaréis esperando a la vuelta de vacaciones para hacerlo, cuando tengáis la piel torrada como fruto de las sesiones maratonianas de playa (no lo neguéis, que nos conocemos), e incluso alguna irá más allá y no lo hará hasta que su piel empiece a pelarse cual gamba cocida. Mal. "Es que se me va el moreno". Muy mal.

Déjate de excusas que si lo que quieres es lucir un bronceado bonito, lo mejor es exfoliar la piel antes de exponerla al sol. De esta manera, se broncea de manera uniforme y se evitan antiestéticas manchas. Además, estará más receptiva a los tratamientos y cremas solares por lo que su efecto será mayor. Estamos seguros de que esta vez lo has hecho, ¿verdad?

Y por último, otra razón para apuntarse definitivamente al peeling semanal: ¿a quién no le gusta lucir una piel luminosa? Cuando exfoliamos la piel, lo que hacemos es retirar esa capa de células muertas que lo único que proporciona es un aspecto apagado. Además, cuanto más lisa está, mejor refleja la luz y por tanto, mas luminosa se ve. Así que aplícate el cuento y, también, el exfoliante.

 

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios