Logo El Confidencial

Seis mandamientos para conseguir una piel impecable

Un rostro sin manchas, sin granos, sin irregularidades, sin imperfecciones Y, por el contrario, fresco, luminoso y radiante es posible si tu rutina de belleza es la adecuada.

Foto: Seis mandamientos para conseguir una piel impecable

Un rostro sin manchas, sin granos, sin irregularidades, sin imperfecciones... Y, por el contrario, fresco, luminoso y radiante es posible si tu rutina de belleza es la adecuada. Te contamos cómo conseguirlo.  

Mantenla siempre limpia: la farmacéutica Leticia Carrera (Madrid, tel. 914 35 17 24) recomienda la doble limpieza. Un primer paso con leche limpiadora para retirar las impurezas liposolubles que hay en la superficie y un segundo con espuma, gel o emulsión detergente suave, para eliminar las hidrosolubles en profundidad. Elige la leche limpiadora sin jabón -fórmulas Syndet-, para pieles sensibles y con un pH entre 5 y 5,5, lo más natural posible. El tónico, sin alcohol, porque reseca la piel. Y son una buena apuesta las aguas micelares, muy de moda ahora, porque contienen micelas que atrapan la grasa e impurezas cutáneas, y al mismo tiempo reequilibran el metabolismo epidérmico -evita rojeces, irritación y tirantez-. 

Agua Micelar Aquatherm, de Skeyndor (19 €). Especialmente formulada para pieles sensibles, desmaquilla, hidrata y calma. 

Decápate con frecuencia: según los dermatólogos, es vital la exfoliación o proceso natural de renovación celular de la piel. Además, "cuando hace frío se produce vasoconstricción, los capilares se contraen disminuyendo la irrigación, hay menos oxígeno y nutrientes para las células, se retarda el recambio y se acumulan células muertas, dando un aspecto opaco y grisáceo a la piel. Por eso, es recomendable realizar una exfoliación semanal suave", según Leticia Carrera. Los exfoliantes físicos -los últimos contienen nanocristales de calcio- realizan un peeling mecánico -de arrastre-, y los exfoliantes enzimáticos contienen activos enzimáticos -fermentados de papaya, piña o higo-, que rompen los puentes de queratina de la piel, eliminando las células muertas, limpiando el estrato córneo y dejando la piel lisa, uniforme y luminosa. 

Cream Peel, de SkinClinic (65 €). Un peeling enzimático que elimina las células muertas y aclara inmediatamente la piel. 

No te toques los granos: "Al tocarnos los granos lo único que conseguimos es que estos se noten más, ya que se inflaman, además de aumentar considerablemente las posibilidades de que queden cicatrices", afirma el dermatólogo Miguel Sánchez Viera. Manipularlos puede resultar aún peor en pieles morenas o en climas con mucho sol, como el nuestro, "ya que, además de inflamación y cicatrices, pueden aparecer también manchas y piel engrosada, difíciles de eliminar", concluye el especialista. Conclusión: ¡no te toques la cara!

Cremas con vitamina C por el día: procura que la vitamina C esté presente en tu crema de día a una concentración de entre un 8 y un 15%, aconseja la médico estético Mª Rosa García Maroto (Madrid, tel. 915 63 84 64). Conseguirás estimular la formación de colágeno nuevo -fundamental para la firmeza cutánea-, proteger las proteínas, lípidos y ADN celular de la piel -que se traduce en menos manchas y arrugas-, y reparar el daño producido por los radicales libres, el sol y la polución

Fluido Reafirmante de Vitamina C, de María D’uol (48,50 €). Blanquea, despigmenta, corrige las arrugas, ilumina y reafirma la piel. 

Sérum o aceite con vitamina A por la noche: por la noche -cuando la piel está más receptiva- utiliza productos con pro vitamina A o retinoides a baja concentración -0,025%-, ya que es un activo algo irritante. "Mejora la producción de colágeno -que se traduce en mayor firmeza y elasticidad cutánea-, normaliza la queratinización celular de la piel -renovación celular- y estimula la división celular -regeneración celular-", cuenta el dermatólogo Jordi Peyrí (Barcelona, tel. 932 15 85 36). Además, tiene efecto peeling, mejora las manchas y recupera la luminosidad cutánea. Y la elección de la textura en aceite es porque se absorbe mejor por la piel, según el experto.

  Serum 7, de Boots (36 euros). Con extracto activo de células madre de frambuesa, 9 aceites naturales y vitaminas A, C y E. 

Fotoprotección diaria: una de las piedras angulares para evitar el fotoenvejecimiento -manchas, arrugas y flacidez- es la fotoprotección diaria, con un fotoprotector de amplios espectro -que te protega de los rayos UVA, UVB e Infrarrojos-. Recientes estudios demuestran que la aplicación de un protector solar sobre un antioxidante -vitamina C- antes de salir de casa aumenta su capacidad de proteger la piel. "Un SPF 20 para una piel mediterránea sería suficiente como protección diaria los meses de menor radiación solar -otoño e invierno-, eso sí renovándola cada 4 horas", aconseja el dermatólogo Pedro Jaén (Madrid, tel. 914 31 78 61).


Cellular Radiance Emulsion SPF30, de La Prairie (407 €). Con un alto nivel de SPF y una molécula patentada que protege las células de los rayos UV, evita la aparición de manchas e iguala en tono.  

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios