Logo El Confidencial

El gimnasio en el que entrenan las tops de Victoria's Secret no te hará sudar

Cada vez que vemos una fotografía de Taylor Swift abandonando su gimnasio, nos preguntamos cómo es posible estar perfecta tras un duro entrenamiento.

Foto: El gimnasio en el que entrenan las tops de Victoria's Secret no te hará sudar

Cada vez que vemos una fotografía de Taylor Swift abandonando su gimnasio, nos preguntamos cómo es posible que esté tan perfecta tras un duro entrenamiento. ¿Acaso son ciertos los rumores que apuntan que pasa más tiempo en el vestuario que en la propia sala fitnessnbsp;Por fin hemos encontrado la respuesta a su impoluto look: la cantante va a ModelFIT, el gimnasio de Justin Gelband, que aboga por moldear la silueta sin sudar una gota. Gelband apuesta por movimientos lentos y relajados y por clases de 45 minutos. ¡Nada de interminables sesiones de hora y media! Al hacer cada ejercicio lentamente, fuerzas a tu mente a centrarse en qué músculos están trabajando. Por ejemplo, las sentadillas que ahí se practican distan mucho de ser marcadas y profundas. En ModelFIT, son prácticamente impercetibles, pero, ojo, esto no quiere decir que cuesten menos. Sus clientas se caracterizan por tener siluetas estilizadas con músculos tonificados, pero no marcados. Miranda Kerr, Karlie Kloss o Irina Shayk son algunas de sus habituales. Por cierto: Gelband afirma que se necesitan 12 semanas de entrenamiento para que una modelo esté preparada para una sesión de fotos para el catálogo de Victoria´s Secret. Él fue el responsable de que la modelo Angela Lindvall recuperara su silueta en menos de tres meses tras dar a luz.

Si estás acostumbrada al CrossFit, sus clases te parecerán un remanso de paz. Gelband indica a sus clientas que hagan los ejercicios con calma, y huye de las pesas rusas o de las flexiones. "No eres un hombre y no tienes que entrenar como un hombre", indica Gelbald. Tobilleras con peso, bandas elásticas y discos deslizantes son sus herramientas. "No usamos pesas de más de tres kilos ni levantamos mucho peso con las piernas. Tampoco hago a mis chicas saltar como locas ni subir y bajar pisos", afirma el entrenador. 

Imagen: Karlie Kloss en ModelFIT
Imagen: Karlie Kloss en ModelFIT

Este gimnasio se encuentra en 212 Bowery, un reducto neoyorquino que suena familiar a todas las modelos. ¿La razón? Anteriormente, era el estudio del fotógrafo Terry Richardson. Tras años entrenando a sus clientas en sus casas o en espacios alquilados, Justin Gelbald ha decidido abrir un gimnasio que aboga por conseguir la "forma física de las modelos, no su delgadez". “Antes de entrenar con él, yo era muy delgada, como las modelos de toda la vida. Quería el cuerpo tonificado de las tops de Victoria´s Secret. Muchas modelos no comen, y esa no es la forma de conseguir un buen cuerpo. Tienes que comer y que hacer ejercicio para conseguir un cuerpo perfectamente definido, no simplemente delgado", afirma la modelo Maryna Linchuk, actual imagen de SuiteBlanco y habitual de ModelFIT. Antes del primer desfile para Victoria´s Secret, Justin Gelbald hizo a Miranda Kerr ganar cinco kilos de músculo. "Dije: vamos a hacer que esta chica tenga caderas y culo", explica el entrenador. Él no comenzó entrenando a tops, sino a mujeres normales que necesitaban perder peso. El lema del gimnasio es que si el método de Gelbald funciona con mujeres que se dedican a pasear por la pasarela en ropa interior, puede funcionar para el resto de mujeres.

Para conseguir el cuerpo de una modelo, Justin tiene unas clases: equilibrio, estabilidad, postura, core y entrenamiento funcional. En el entrenamiento funcional se necesitan bandas elásticas, una fitball y una Bosu ball. Se trata de desarrollar aquellas partes del cuerpo que permiten alargar y fortalecer los músculos. Se fortalecen muñecas, caderas, rodillas, espalda y hombros. El equilibrio y la importancia del core son esenciales. Para conseguir mayor estabilidad, ejercicios con foams y hacer planchas sobre balones medicinales son esenciales. El equilibrio se logra al fortalecer el core, los glúteos, las rodilllas y las muñecas. 

Karlie Kloss muestra su material de trabajo: discos deslizantes y mancuernas de peso mínimo
Karlie Kloss muestra su material de trabajo: discos deslizantes y mancuernas de peso mínimo
Cada clase cuesta 40 dólares, aunque sus habituales señalan que sienten estar en una sesión de entrenamiento personal (hay un máximo de 10 alumnas por clase). Una sesión de personal training cuesta 125 dólares. Si la clase es de 90 minutos, el precio asciende a los 188 dólares.

 

 

 

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios