Logo El Confidencial

Operación zonas difíciles: lo último en tratamientos estéticos para mejorar culo, brazos, vientre y rodillas

Con el bikini y los vestidos sin mangas a la vuelta de la esquina seguro que ya estás pensando cómo ocultar esos brazos flácidos y cómo disimular ese trasero caído. Tranquila, hay solución para todo

Foto: Operación zonas difíciles: lo último en tratamientos estéticos para mejorar culo, brazos, vientre y rodillas

Hay un tipo de grasa, celulitis y flacidez que ni la dieta ni el ejercicio solucionan. Sin embargo, la ciencia avanza cada vez más y hay equipos de medicina estética que no obran milagros, pero casi. Te contamos los más efectivos para lograr resultados en zonas tan conflictivas como la cara interna de brazos y los muslos.  

BRAZOS: DI ADIÓS A LAS ALAS DE MURCIÉLAGO

El problema: se suman dos problemas. A saber: falta de tono muscular y aumento de la grasa localizada. Además, de la flacidez en la cara interna de los brazos, como de la celulitis, no se libran ni las delgadas ni las deportistas. Porque no es un problema que se solucione con dieta ni con ejercicio. 

La solución: Carboxiterpia + Diatermocontracción. La primera consiste en inyectar, con finas agujas y de forma controlada, dióxido de carbono -CO2- bajo la piel para provocar una vasodilatación, aumentar el flujo sanguíneo en la zona e hiperoxigenar el tejido. Puede ser algo molesto pero en ningún caso doloroso. Y la segunda es una radiofrecuencia que aumenta la temperatura de la dermis de forma localizada y es tan potente que puede contraer tanto la musculatura superficial como la más profunda. Además, consigue que se produzca colágeno y elastina nuevos -fundamental para la elasticidad y turgencia cutáneas-. Se recomiendan 10 sesiones combinadas de ambos tratamientos. 

Resultados: mejora el drenaje, la microcirculación sanguínea y linfática, reduce el edema y la celulitis, oxigena el tejido y mejora mucho la calidad de la piel porque estimula la producción de colágeno y elastina nuevos, y tiene efecto 'quema grasa' y reafirmante. 

Precio: 80 €/sesión combinada carboxiterapia + diatermocontracción. 

Dónde: Royal Medical (Madrid, Santiago de Compostela y Vigo, tel. 91 360 08 53). 

VIENTRE: PLANO COMO UNA TABLA

El problema: por más peso que pierdas haciendo dieta el michelín de la tripa y los flancos no desaparece. Y aunque sabes que la solución pasa por matarte a abdominales, no quieres pasar por esa 'oxidante' tortura. 

La solución: Vanquish es una radiofrecuencia de última generación, con tecnología SCR -Selective Contactless Radiofrecuency- que quiere decir que tiene una afinidad especial por las células grasas -adipocitos- del tejido abdominal más profundo. A través de un calentamiento homogéneo y continúo del tejido graso profundo induce la apoptosis o muerte celular de los adipocitos y la formación de colágeno nuevo -fundamental para la elasticidad cutánea-. La grasa diluida es luego eliminada por el sistema linfático y las vías urinarias con total seguridad. Después del tratamiento se aconseja beber mucha agua y a ser posible hacer algo de ejercicio para ayudar a la eliminación de la grasa. Se recomiendan 4 sesiones en total. 

Resultados: los resultados son evidentes desde la primera sesión, aunque la grasa y la circunferencia abdominal disminuye drásticamente a partir de la cuarta. Va muy bien en abdomen y cintura. 

Precio: 195 €/sesión. 

Dónde: Slow Life House (Madrid, tel. 91 277 20 04). Miguel Sánchez Viera (Madrid, tel. 91 574 09 90). 

RODILLAS Y TOBILLOS: CONTORNEADOS Y AFINADOS

El problema: en estas zonas se acumulan varios problemas: nódulos de grasa fibrosa -anclada a la dermis y difícil de eliminar-, celulitis y problemas de retención y circulación sanguínea. 

La solución: Lipoescultura asistida con láser que se realiza con el equipo Aspire Slim Lipo. En realidad es una liposucción pero la cánula lleva incorporada una fibra óptica superflexible que eleva la temperatura en la zona para diluir la grasa, tanto la superficial como la profunda, y facilitar su eliminación de forma precisa y localizada, sin dañar estructuras vecinas y sin hematomas ni edema. 

Resultados: el calor que emite la fibra láser no solo diluye la grasa, sino que retrae la piel y evita la flacidez y las irregularidades posquirúrgicas. Y el tiempo de recuperación se reduce a 48 horas. 

Precio: rodillas, 2.000 €. Tobillos, 3.000 €. 

Dónde: Instituto Médico Láser (Madrid, tel. 91 702 46 27). 

MUSLOS: FIRMES

El problema: es una zona con especial tendencia a la flacidez, con la piel muy fina y con muchas papeletas para tener estrías y depósitos de grasa localizados leves o moderados. 

La solución: Exilis es un equipo que aúna en el mismo cabezal radiofrecuencia monopolar -capaz de llegar a las capas más profundas de la piel-, ultrasonidos -que fragmentan las células de grasa- y enfriamiento graduable -que actúa como un escudo protector de la piel-, para emitir un calentamiento profundo y controlado en el tejido, sin dañar ni quemar la zona. El calor que emite estimula la formación de colágeno y elastina nuevos -responsables de la firmeza cutánea-, además de producir la retracción de la piel, y devolver el tono y la firmeza en pocas sesiones. Se recomiendan ente 6 y 8 sesiones. 

Resultados: reafirma, reduce y alisa la piel desde la primera sesión. 

Precio: desde 200 €/sesión.

Dónde: Moisés Amselem (Madrid, tel. 91 521 17 71). Clínica S&O (Madrid, tel. 91 758 68 35. Lanzarote, tel. 928 07 24 10). 

CULO: VENCIENDO A LA LEY DE LA GRAVEDAD

El problema: la mayoría realizamos una vida sedentaria, que en nuestro culo se traduce en un exceso de grasa localizado, falta de circulación sanguínea en la zona que se convierte en celulitis y piel de naranja, además de flacidez por la falta de ejercicios específicos para trabajar los glúteos.  

La solución: Venus Legacy es un equipo que combina radiofrecuencia multipolar, con pulsos magnéticos (MP)2 y una succión pulsada ajustable -Vari Pulse- y que realiza un tratamiento específico para glúteos, denominado Buttock Treat, que remodela, reafirma, alisa y levanta. El hecho de que aúne tres tecnologías punteras se traduce en que emite un calor rápido, profundo y homogéneo en la piel, que provoca la síntesis de colágeno y elastina nuevos -fundamentales para recuperar la firmeza-, la formación de nuevos vasos sanguíneos que estimulan la circulación sanguínea y el drenaje linfático, y la degradación de la grasa y la celulitis localizada. Son necesarias 8 sesiones. 

Resultados: son visibles desde la primera sesión. Los glúteos se tensan, se elevan y las nalgas recuperan su contorno. Y desaparece la antiestética doble nalga que se forma debido al exceso de grasa y flacidez. 

Precio: desde 80 €.

Dónde: Pablo Naranjo (Madrid, tel. 91 560 01 11). Natalia Ribé (Barcelona, tel. 93 272 42 28).  

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios