Logo El Confidencial

¿Vas a empezar con el running? Estos son los diez consejos clave para correr bien

Nunca es tarde para empezar a coger ciertos hábitos que hagan tu vida un poco más saludable. Y comenzar a correr puede ser uno de ellos. Elena Sanz, autora de 'Confesiones de una runner' (Ed. Larousse), te explica cómo empezar de cero

Foto: Elena Sanz es la autora del libro 'Confesiones de una runner' (Ed. Larousse). Fotos: Isaac Cepero
Elena Sanz es la autora del libro 'Confesiones de una runner' (Ed. Larousse). Fotos: Isaac Cepero

Desde ya te advierto que, si llevas muchos años haciendo vida en el sofá de tu casa, no va a ser fácil. Querrás tirar la toalla a la primera de cambio y volver a tu triste vida sedentaria, pero con estos sencillos consejos podrás comenzar a correr y no morir en el intento.

1. No lo digas solo en voz alta, hazlo. Los propósitos están muy bien, pero de nada sirven si no pasamos a la acción. No basta con decir que mañana, el próximo lunes o cuando empiecen las vacaciones saldré a correr. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. 

2. Empieza poco a poco. No pretendas recuperar el tiempo perdido en unas semanas. Además, siento decirte que es muy posible que tu estado de forma sea mucho más lamentable de lo que te esperas, y es más que probable que no aguantes ni cinco minutos seguidos corriendo. Es normal, no te agobies. Combina correr con caminar. A medida que pasen las semanas irás comprobando que eres capaz de correr más y andar menos. 

3. Organízate. Todos tenemos vidas muy complicadas, no eres una excepción, así que busca dos o tres días a la semana para salir a correr y organiza tu agenda en función de tu trabajo o tus compromisos personales o familiares para no faltar a la cita. Si consigues sacar media hora cada uno de esos días, vas por el buen camino. 

4. Cuidado con el calor del verano. Toma precauciones. Procura salir a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Ni se te ocurra correr a las horas en las que más aprieta el sol, salvo que quieras llevarte un disgusto. Procura mantenerte hidratado a lo largo de todo el día y, por supuesto, después de hacer ejercicio. Y recuerda: la sed es síntoma de deshidratación. No llegues hasta ese punto. 

5. Busca un compañero/a de aventuras. Madrugar o salir a correr a última hora de la tarde puede ser un gran plan si se realiza en compañía. Una amiga, tu pareja, el vecino de enfrente…El tiempo en compañía pasa mucho más rápido y tendrás con quien compartir y celebrar tus progresos. 

6. Sal ligero de ropa. De nada sirve llevar varias capas para sudar más. El líquido perdido lo recuperarás en cuanto te hayas hidratado. Además, si te abrigas en exceso corres el riesgo de deshidratarte y de sufrir un golpe de calor. 

7. Las zapatillas, mejor con algo de amortiguación. Si en tu armario no encuentras unas medianamente aceptables, convendría que te hicieras con un par. Para empezar no es necesario que te dejes un buen pellizco de tu sueldo en las zapatillas más caras del mercado. Si con el paso de los meses correr forma ya parte de tus rutinas, ha llegado el momento de realizar una buena inversión. No te arrepentirás. En la elección debe primar la comodidad.

8. Sé constante y ten paciencia. Si has comenzado a correr o tienes pensado hacerlo para perder esos kilitos de más, es muy probable que la pérdida de peso no sea evidente durante las primeras semanas. Seguramente verás con tristeza y cierto cabreo cómo apenas varía la cifra que aparece en la báscula. Es normal. Cuando corremos empezamos a perder grasa y ganamos músculo. Y el músculo pesa más que la grasa. La prueba del algodón de que esto del running realmente funciona es coger unos pantalones que nos queden algo ajustados. Con el paso de las semanas comprobaremos que nos quedan más holgados. 

9. Pon tus músculos a punto para no lesionarte. Trabajar la fuerza es fundamental. Ya sea al aire libre o en el gimnasio. No temas, no te pondrás como los ‘culturistas’ que ves en los gimnasios. Con un cuerpo fuerte cada vez aguantarás más tiempo corriendo y lo más importante, evitarás muchas lesiones.

10. Tú puedes. Si te lo propones, eres capaz de hacerlo. No importa lo que digan los demás, ni que en el parque veas a hombres y mujeres que parece que llevan toda la vida corriendo. Los límites los pones tú, y si quieres, puedes. 

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios