El sexo es mejor en verano, según los expertos
  1. Estilo
  2. Belleza

El sexo es mejor en verano, según los expertos

Sexo y verano. Sexo y playa. Sexo y sol. Este cóctel estival, tan sugerente y tentador, es un clásico en estos días de cama con algo más que ronquidos.

Foto:

Sexo y verano. Sexo y playa. Sexo y sol. Este cóctel estival, tan sugerente y tentador, es un clásico en estos días en los que las vacaciones dejan espacio en la cama para algo más que ronquidos y bostezos. Resulta que en verano nos entregamos con mayor intensidad al sexo, y no lo hacemos solo por aquello del relax, el tiempo libre y la siesta, sino por otros motivos que tienen que ver más con la biología que con el descanso.

La clave está, nos dicen los expertos, en la vitamina D. Mientras estamos tumbados en la hamaca, jugamos a las palas o nos refrescamos en el chiringuito, estamos recibiendo una dosis extra de esta vitamina, producida por el organismo tras la exposición a la luz solar. Lo curioso es que, a medida que aumentan los niveles de vitamina D, también aumentan los de testosterona. Y esta hormona, ya lo sabemos, está muy implicada en el deseo sexual de hombres y mujeres.

Esta relación entre vitamina y hormona se ha corroborado en una reciente investigación llevada a cabo en la Universidad Médica de Graz (Austria): tras estudiar a 2299 voluntarios, se vio que quienes tenían altas cantidades de vitamina D presentaban también un mayor nivel en sangre de testosterona y, en consecuencia, experimentaban un incremento de la libido. El estudio solo se realizó en varones, pero las mujeres también pueden beneficiarse de los efectos excitantes de la luz solar: al parecer, la exposición a la luz aumenta la secreción de endorfinas, unos neuropéptidos que alivian el estrés, levantan el ánimo… yestimulan la respuesta sexual.

No es solo la luz, sino también el calor: "Está demostrado que las altas temperaturas provocan una mayor secreción de estrógenos y andrógenos, así como de testosterona y endorfinas", asegura el doctor Mariano Rosselló, director del Instituto de Medicina Sexual (IMS), quien añade que "el interés sexual tanto de los hombres como de las mujeres varía también debido a que estos meses se asocian a vacaciones y relajación y hay mayor motivación a dedicarse a actividades lúdicas. En general, estamos menos estresados, lo que propicia un aumento del apetito sexual, y, además, se hace más vida social, sobre todo de noche, lo cual desinhibe".

Pero no todo es felicidad. Aumenta el deseo, aumenta la frecuencia en las relaciones… ¿y qué ocurre cuando éstas no son tan satisfactorias como deberían ser? "El aumento de relaciones sexuales pone de relieve problemas de salud sexual -como la impotencia o la eyaculación precoz- que durante el resto del año han quedado ocultos por la inactividad debida a un menor deseo sexual". De hecho, un informe elaborado por el IMS cifra en un 20% el aumento de las consultas por este motivo en esta época del año. "Los casos de disfunción eréctil se ponen de manifiesto en verano, y con ello se propicia rupturas de parejas que se podrían evitar si acudieran al especialista".

Luz Playa
El redactor recomienda