Squinching: el truco de Hollywood para salir bien en las fotos
  1. Estilo
  2. Belleza
ESPEJITO, ESPEJITO...

Squinching: el truco de Hollywood para salir bien en las fotos

Nada que ver con el típico 'bebe dos litros de agua al día'. Toma nota y practica delante del espejo: este truco sí merece la pena

Foto:

Sí, sí, lo sabemos: otra palabreja nueva que se cuela en el diccionario beauty. Pero tómatela muy en serio porque es el truco que Emma Stone, Karlie Kloss, Cara Delevingne y hasta la mismísima amiga Kim están utilizando para quedar bien siempre que tienen una cámara delante. Fíjate bien y observa detenidamente cualquiera de sus fotos. No es muy perceptible a simple vista, pero todas están haciendo lo mismo. ¿Lo has visto ya? ¿No? Se trata del squinching, un pequeño truco quesi eres capaz de dominar, puede cambiarte la vida.

Squinchinges una palabra que reúne dos términos: squinting y pinching, que podrían traducirse como 'entrecerrando los ojos' y 'pellizcando'. Esta técnica es perfecta para mostrar confianza, un rasgo que siempre nos hace más atractivos de cara a los demás.

Como afirma el fotógrafo Peter Hurley en su canal de YouTube, “la mayoría de las personas que se ponen delante de una cámara tiende a abrir los ojos. ¿Por qué? Porque se sienten con miedo e inseguros. Ahora bien, no vamos por ahí con los ojos así, porque es raro, pero lo hacemos delante de la cámara”. Todo esto está muy bien, pero ¿cómo se hace squinching?

El truco consiste en estrechar la zona que se crea entre nuestro párpado inferior y nuestra pupila. ¡Ojo!, no se trata de entrecerrar el ojo sin más porque de esa forma desaparecería prácticamente. Tienes que combinar el movimiento de entrecerrar el párpado superior ligeramentecon el ligero efecto pellizco que se produce al elevar el párpado inferior. “Un poquito por arriba, más por debajo”.

Para empezar a practicarlo, lo mejor es que tengas algo más de conciencia sobre los músculos de tu cara y, en particular, con los de la zona ocular. Entrecierra los ojos de forma exagerada, delante del espejo, para notar qué músculos son los que están trabajando el movimiento y, a partir de ahí, empieza a suavizar el gesto hasta que des conuna expresión de confianza, pero muy natural. Parece complicado y lo es, pero funciona.

Advertimos que al principio vas a verte rara cuando empieces a posar delante del espejo, pero ten en cuenta dos cosas. Primero, esto no es una pose para andar por ahí todo el día. Se trata de un consejo sobre cómo ganar algo de confianzay que solo sirve para ponerlo en práctica cuando toque estar delante de la cámara. La segunda cosa a tener en cuenta es que tienes que encontrar tu medida.

La clave, como para todo, es la práctica, así que no te desanimes ni tires la toalla porque te veas rara delante del espejo; lo más seguro es que estés forzando demasiado. Pero llegará un momento en el que controles tanto el movimiento que lo verás de lo más natural.

Hollywood Fotografía Cara Delevigne Alfombra roja
El redactor recomienda