Logo El Confidencial
DEJA YA DE PARECER MAYOR

Nueve trucos para parecer más joven y esas absurdas cosas que te echan años encima

Aparentar menos edad puede ser tan sencillo como hacer algunos cambios rápidos en tus hábitos diarios. Toma nota y quítate unos cuantos años de encima o, al menos, empieza a aparentar tu edad

Foto: Las chicas eternas de 'Absolutely Fabulous'
Las chicas eternas de 'Absolutely Fabulous'

'Uy, pues te echaba menos años'. ¿Nunca te han dicho algo así y siempre que confiesas tu edad la gente te mira con cara de 'ni de coña'? No estás solo. Incluso a la 'celebrity' más operada y entrenada le puede ocurrir que aparente muchos más años de los que tiene en realidad por una causa tan simple y llana como la genética o haberse dejado llevar durante demasiado años por la mala vida... Claro, que por muchas fiestas y desfases que se peguen, al final consiguen hacer un apaño porque cuidan su estética al máximo. ¿Tu también? ¿Seguro? No te engañes. En tu caso puede que las patas de gallo y el pelo encrespado no lo hayas heredado precisamente. Te estás dejando y los años pasan por tu rostro, muslos y caderas envejeciéndolos a pasos agigantados. No desesperemos que hay solución: simplemente tienes que seguir estos sencillos consejos y quitarte de una atacada los años de más que todo el mundo piensa que tienes.

Ojo Kate, que tienes 43 años. Controla un poco, mujer
Ojo Kate, que tienes 43 años. Controla un poco, mujer

1. Hidrátate

Al margen de los daños que podamos sufrir por un posible desmayo callejero, lo que ocurre en nuestro físico cuando estamos deshidratados es que parecemos mayores: arrugas, decoloración y sequedad en la piel. Fenomenal. Tampoco hace falta que vayas como un obseso con tu botellita de agua rellenándola cada dos por tres, pero beber al menos ocho vasos de agua al día debería ser tu objetivo si quieres mantenerte joven y sano. Eso sí, no te pases. Los expertos advierten en que beber demasiada cantidad puede traducirse en una sensación física de deshidratación que alienta al cuerpo a almacenar grasa: si bebes a poquitos y cada 15 minutos, las células entienden que nunca están totalmente hidratadas pero tampoco experimentan un grado elevado de sed, así que no reaccionan y la ingesta de agua no sirve de mucho.

Si bebes la cantidad justa, la piel se hidrata y rellena (¡incluida la de las manos!) y recupera poco a poco su tonalidad vital. No tienes por qué lucir un moreno playero -al contrario, recuerda que tomar demasiado el sol envejece la piel y acabas pareciendo una uva pasa-, pero sí un color saludable y, sobre todo, que no parezca que te has echado polvos de talco por el cuerpo. Recuerda acompañar tus cerca de dos litros de agua diarios de cremas hidratantes. Ya, da mucha pereza embadurnarte después de la ducha, pero notarás el rejuvenecimiento mucho más rápido.

2. Duerme (cuidado con las ojeras)

Las conoces y sabes que son uno de los peores enemigos para frenar el paso del tiempo. Pero las ojeras son evitables gracias a los correctores que te ayudan a contrarrestarlas y, de paso, eliminar otras decoraciones y manchas de la piel propias de la edad. Así cubrirás la oscuridad de tu rostro rejuveneciendo el área de los ojos al instante.

Ya, claro, que el maquillaje también te deja la piel grasa y te obliga a limpiarte adecuadamente cada noche para eliminar todos los restos. ¿Otra solución? Una infalible: dormir al menos ocho horas al día. “Si me voy a dormir a medianoche y descanso menos de siete horas, lo noto al día siguiente. Afecta a todo. Además de sentirme más lenta, mi piel se ve más apagada y me salen ojeras y bolsas debajo de los ojos”, asegura la actriz Glynis Barber en su libro 'The In-sync Diet', donde cuenta sus secretos de belleza y nutrición para conseguir aparentar entre 15 y 20 años menos de los que tiene en realidad. Y ojo, porque la conocida por ser coprotagonista junto a Michael Brandon en la serie policiaca de los años 80 ' Como el perro y el gato' tiene casi 60 años.

3. El móvil te echa más años

Eres moderno y estás adaptado a las últimas tecnologías, pero de tanto andar con el móvil colgado de la oreja estás provocando que las arrugas de tu cuello se hagan fuertes y se multipliquen cada día. Colocarte en una mala postura cuando estás usando el móvil incrementa la aparición de pliegues así que procura mantener la cabeza erguida al escribir mensajes o cuando estés mirando la pantalla del dispositivo. Gestos cotidianos totalmente devastadores para la elasticidad de tu piel, por no hablar de los dolores cervicales...

4. ¿Luciendo melena como a los 20?

A medida que envejecemos, nuestra piel empieza a perder color y, en general, necesitamos una buena chapa y pintura matutina. Pero no solo la piel, el pelo también envejece y a partir de los 40 hay que empezar a cuidarlo adecuadamente para conseguir que brille y luzca natural aunque llevemos un buen tinte cubriéndolo.

¿Nunca te has planteado por qué la mayoría de las mujeres mayores no suelen llevar el pelo a la altura de los hombros, sino corto? Tiene sentido: más allá de la comodidad, les da un aspecto más juvenil, y lo saben. “El pelo largo puede dar la impresión de arrastrar la cara hacia abajo, algo que ocurre de manera natural con el paso de los años gracias a la gravedad, así que tal vez llegada una edad ya no luce bien”, comenta Barber.

5. El reflejo de tu alma está mayor

Las personas perciben a la gente más risueña como más joven que aquellos que no sonríen tanto. Pero con el paso del tiempo, los dientes pueden empezar a coger un color amarillento o grisáceo y tu sonrisa ya no es lo que era. No hace falta que te fumes un paquete de Ducados al día para que esto ocurra, es que te haces mayor y tu dentadura también. Un buen kit blanqueador, alguna que otra visita al dentista y mantener una estricta higiene bucodental diaria, te ayudará a eliminar las manchas de los dientes y quitarte años de encima.

Así sí. ¡Y mira cómo se ríe Sharon Stone en el Instagram de Harper's Bazaar!
Así sí. ¡Y mira cómo se ríe Sharon Stone en el Instagram de Harper's Bazaar!

Importante: además de lavarte los dientes tienes que usar hilo dental. Como explica Linda Melone en 'Health', esta es la única manera efectiva de eliminar la película de bacterias responsable de la placa dental que se crea en tus encías y que puede derivar en enfermedades periodontales como la gingivitis o la piorrea. Y no es ninguna adevertencia estética: “A medio y largo plazo, esta placa puede desencadenar una inflamación que aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o derrames cerebrales tempranos”, continúa Melone.

6. Cuida tu estilismo

“Pitillos o ajustados, los vaqueros son una prenda fresca y juvenil a cualquier edad, sin importar el tamaño que tengas”, explica Bobbi Brown en 'Yahoo Health'. Algo bueno del paso de los años es que ya no tienes que lucir cada día un modelito distinto delante de tus compañeros de facultad, a los del trabajo les suele dar más bien igual. Así que procura hacerte con un jersey bueno, alguna camisa de 'cachemire' y cualquier básico de armario que dé el pego.

En serio, no te disfraces más de jovencita que los años se notan a kilómetros
En serio, no te disfraces más de jovencita que los años se notan a kilómetros

¿Y de calzado? Déjate de taconazos imposibles y empieza a ir cómoda con un tacón grueso o incluso zapato plano. Zapatillas bien, siempre y cuando no sean las pantuflas de andar por casa ni unas deportivas con lucecitas como las de tus sobrinos. No trates de destacar a lo loco: irás incómoda y habrá más posibilidades de que la gente se plantee que se te ha ido de las manos el rejuvenecimiento.

7. Practica (más) sexo

Numerosas investigaciones han demostrado que existe una relación directa entre tener una vida sexual sana y activa y la longevidad de las personas. Y así lo avalan dos especialistas en 'Reader’s Digest': mientras el doctor de la Universidad de Webster Eric A. Goedereis asegura que “tener de dos a tres orgasmos a la semana consigue mejores beneficios para la salud”, el neuropsicólogo David Weeks, del Hospital Real de Edimburgo, sentencia que “las parejas que mantienen relaciones sexuales 3 o más veces por semana aparentan ser 10 años más jóvenes”.

Además de la descarga hormonal, practicar sexo no deja de tratarse de ejercicio, por lo que mantener relaciones sexuales ayuda a mantener nuestro cuerpo en forma reduciendo los niveles de estrés y controlando el apetito. ¡Todo beneficios!

8. Manos y uñas, impecables

¡Viva! La manicura y las uñas rojas o de colores siguen de moda. Pero no. No te te empeñes más porque a ti te hacen parecer mayor. Unas manos bien hidratadas, las uñas cortas y pintadas en un tono oscuro, serán la clave para lucir unas manos más jóvenes. ¿Sabes eso de que lo que tarda en estirarse y volver a su posición natural la piel de la parte de arriba de las manos es un claro indicativo de tu edad? Pues no des motivos para que te las anden mirando o las arrugas se verán a la legua.

9. Aborta plan con la depilación de cejas

Las cejas pobladas están de moda y eso es algo fantástico para ti, porque cuanto más pelo luzcas sobre los ojos más joven parecerás. Como explica Angela Croce en 'La Repubblica', “las cejas son sinónimo de frescura y un sello distintivo de juventud”. Especialmente en el caso de las mujeres, las cejas demasiado finas son propias de las personas mayores, incluso hay muchas ancianas que se las pintan con lápiz porque con el paso de los años apenas les queda vello en esa zona.

Cuidado con las pinzas. Puedes perfilártelas, peinarlas e incluso teñir las canas que vayan apareciendo, pero ante todo evita hacerte un estropicio que te deje casi sin vello: “No te acerques demasiado al espejo porque disminuye la percepción global de la cara y es probable exagerar en la cantidad de vello que te quites”, aconseja Croce.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios