descubre los lugares en los que se borra el estrés y el tiempo

Panticosa, La Toja, Vichy, La Virgen y Lanjarón: cinco balnearios con historia

Su aire decadente de antaño se ha renovado para incorporar los últimos avances en termalismo y el confort de los modernos spas. Pero su encanto antiguo rodeado de historia aún perdura

Foto: El lugar donde olvidarte del estrés cotidiano
El lugar donde olvidarte del estrés cotidiano

Hacia el siglo XVIII empezaron a estudiarse científicamente los beneficios de tomar las aguas para la salud. Y en el XIX, los balnearios se convirtieron en el capricho de la burguesía. Los establecimientos que brindaban sus aguas a los adinerados visitantes se esforzaban por procurarles todos los lujos disponibles del momento. Pero, a finales del siglo pasado, la palabra 'spa' sustituyó a los balnearios clásicos, dotados ya de la última tecnología. Sin embargo, algunos enclaves han sabido combinar ese aire de otros tiempos con los avances de los actuales. Te presentamos cinco balnearios que aúnan historia y modernidad con mucho 'savoir faire'.

Balneario de Lanjarón

Es difícil que seis manantiales de aguas micromedicinales pasaran desapercibidos. Ya en el tiempo de los romanos eran conocidas sus bondades, pero no fue hasta 1770 que su fama se extendió. Y es que por este balneario granadino ubicado en Sierra Nevada pasaron reyes, reinas y personajes conocidos como Virginia Wolf, Federico García Lorca o Bertrand Russell. En la actualidad ofrece programas de una semana con un objetivo concreto: desde bajar el colesterol hasta limpiar el hígado, pasando por fortalecer los huesos o rejuvenecerse. También se puede ir a tomar las aguas, mejorar las técnicas de respiración o disfrutar de un relajante masaje.

Jardín oriental del balneario de Lanjarón
Jardín oriental del balneario de Lanjarón

Isla de la Toja

Durante siglos, esta isla gallega de clemente microclima era conocida únicamente por los pastores que llevaban allí sus rebaños a pastar. Sin embargo, en 1899, cuando se descubrió el poder de sus aguas ricas en sodio, calcio, hierro y magnesio, se edificó el primer balneario de La Toja. Los acaudalados visitantes querían llevarse a sus moradas los beneficios del lugar y así nació la conocida marca de jabones. En 2005 se reformó el balneario que había recibido tan insignes visitantes y, en la actualidad, ofrece varios 'resorts' y cuenta con una clínica de fisioterapia, amén de los conocidos tratamientos termales.

En La Toja encontrarás pasado y modernidad
En La Toja encontrarás pasado y modernidad

Centro Termal Hotel Balneario Vichy Catalán

El edificio, cerca de Girona, conserva el eco de otros tiempos con una bella impronta modernista. Parece como si los relojes se hubieran detenido en el siglo XIX, pero no así la tecnología ni los avances científicos. En 1898 se inauguró este innovador centro para la época, que apostaba por las aguas bicarbonatadas, que emergen de la tierra a 60º y tienen gran riqueza alcalina, litinica y fluorada. Ofrece todos los tratamientos imaginables y cuenta con un equipo de masajistas capaces de resucitar a un muerto.

Tras su fachada de impronta modernista, el balneario de Vichy esconde sus secretos
Tras su fachada de impronta modernista, el balneario de Vichy esconde sus secretos

Balneario de Panticosa

El enclave no puede ser más espectacular. Está situado a 1.636 metros de altitud, coronando las cumbres del Pirineo de Huesca y es un auténtico templo del agua con 8.500 m2 de espacio termal. El manantial del que brotan sus aguas es el de Tiberio, conocido ya desde el tiempo de los romanos. Más allá de la completa y regeneradora experiencia termal, el lugar cuenta con otros acicates: dos pistas de esquí cercanas (Panticosa y Formigal) y actividades como el rafting, la escalada, el senderismo, rutas a caballo, paseos en trineo o en moto de nieve. 

Un enclave espectacular. Panticosa corona las cumbres del Pirineo de Huesca
Un enclave espectacular. Panticosa corona las cumbres del Pirineo de Huesca

Balneario de la Virgen

Las propiedades de los manantiales de Jaraba eran conocidas desde tiempos inmemoriales, pero los romanos las hicieron famosas, llamándolas Agua de las Ninfas. En 1828 se edificó el actual complejo termal que sigue apostando fuerte por la salud. Además de los tratamientos estéticos y relajantes, ofrece algunos específicos para enfermedades como la diabetes, la gota, el reuma, la artritis y la artrosis. El enclave, situado en la provincia de Zaragoza, se encuentra muy cerca de un monumento que vale la pena visitar: el Monasterio de Piedra. 

Los romanos hicieron famosas las propiedades del balneario de La Virgen
Los romanos hicieron famosas las propiedades del balneario de La Virgen

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Pincha aquí.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios