Logo El Confidencial
trucos de belleza

¿Uñas amarillas? Seis errores y seis soluciones para acabar con ellas

Tu crema hidratante de manos y pies no es la correcta. O el jabón que utilizas habitualmente. Aquí, seis errores y seis soluciones para decir adiós a ese antiestético color

Foto: Uñas amarillas y no precisamente por el esmalte (Foto: Etam)
Uñas amarillas y no precisamente por el esmalte (Foto: Etam)

Es verano y los pies tienen que ser libres, pero, ¡ay!, este hecho asumido por todos puede llevar a situaciones un poco incómodas si no llevamos las uñas bien cuidadas. Y lo mismo pasa con las uñas de los dedos de las manos. Si estás harta de abusar del esmalte de colores para esconder esa tonalidad, toma nota porque esto te interesa. Lo primero a tener en cuenta son posibles factores como el fumar, enfermedades como la diabetes, algún desorden del sistema linfático u otro tipo de afecciones que pueden amarillearlas.

Pero una vez descartados cualquiera de estos problemas, lo más seguro es que estés haciendo algunas cosas mal en lo que al cuidado de tus uñas se refiere y eso es lo que te está separando de lucir una elegante y perfecta manicura francesa. Toma nota y ponle remedio.

1. Utilizas esmaltes con muchos químicos

Un gran culpable de ese tinte amarillo es a menudo el esmalte de uñas, debido a los químicos que contiene: los más comunes son el tolueno, los formaldehído y ftalato de dibutilo. Busca esmaltes que no contengan los anteriores ingredientes o que sean de fórmulas vegetarianas.

2. Problemas con tu jabón habitual

La mayoría de los jabones no son muy eficientes cuando se trata de combatir las infecciones bacterianas y fúngicas, otra de las causas más comunes cuando hablamos de uñas amarillas. De hecho, los productos químicos en jabones naturales pueden desequilibrar la naturaleza de la uña agravando aún más el problema. Busca en tu farmacia o parafarmacia productos específicos que te ayuden a combatir el problema y verás cómo su color mejora enseguida.

3. Blanquéalas de forma natural

No, la pasta dental blanqueadora no funciona para blanquear las uñas, así que no lo intentes. La mayoría de marcas contienen flúor, que se conoce por obstruir su sistema linfático, lo que lleva a una mayor coloración amarillenta. En su lugar, frótalas con una mezcla de agua y bicarbonato sódico, ya que el bicarbonato es un buen blanqueador natural y no resulta demasiado duro con la piel y las cutículas.

4. Cuidado con tu crema de manos y pies

Algunos humectantes químicos, como tu hidratante de manos y pies, pueden alterar la flora natural de la piel, creando un ambiente que favorece el florecimiento de hongos e infecciones bacterianas. Si crees que es tu caso, utiliza cosméticos orgánicos, con ingredientes naturales, lo más libres de químicos. Apuesta por ellos sobre todo si tienes la piel sensible.

5. Regula el pH de la piel

Los tratamientos más comunes para combatir hongos de las uñas pueden alterar el pH, contribuyendo a la amarillez de la uña. El vinagre de manzana es un remedio casero que te ayuda a recuperar el equilibrio del pH de la piel, combatir las bacterias y blanquearlas. Aplícalo con la ayuda de una gasa y listo.

6. Te estás pasando con la acetona

Los quitaesmaltes con base de acetona también son los culpables de las uñas amarillentas, pero existen otro tipo de productos que pueden eliminar el esmalte sin dañar la uña. O si eres de las que cree que nada le funciona como la acetona, procura lavarte bien las manos y las uñas después de utilizarla.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios