Logo El Confidencial
belleza

Trucos de maquillaje para conseguir un ahumado 'de colores'

El verano invita a dejarse seducir por las tonalidades alegres. También en cuanto a 'looks' de belleza se refiere. Decir adiós a los ojos oscuros es tendencia. ¿Te atreves a dar el paso?

Foto: Abandonar los tonos tierra y optar por conseguir un efecto ahumado de colores en tus ojos (Reuters)
Abandonar los tonos tierra y optar por conseguir un efecto ahumado de colores en tus ojos (Reuters)

Por si alguien no se había dado cuenta, es verano y es tiempo de vacaciones, de sol, de mucha luz y de atreverse con cosas que en invierno nos llaman menos la atención. Una de esas cosas suele ser cambiar el típico maquillaje en tonos tierra por otro más colorido: coloretes anaranjados, labios más intensos, iluminadores con acabado dorado... ¿Pero qué pasa con los ojos? Cuesta verse con otro color diferente al habitual y más cuando estamos acostumbradas a tonalidades oscuras, como los terracotas o el smoky eye en negro. 

¿Y si pudieses cambiar tu ahumado oscuro de toda la vida por uno más colorido y que te va a quedar igual de bien? Pues es posible y más que recomendable para darle una vuelta de tuerca a tu estilo habitual y salir de la rutina. 

La premisa es sencilla: si tienes un color de ojos frío, apuesta por sombras cálidas. Por ejemplo: 

  • Los rojos.
  • Los naranjas.
  • Los amarillos (en este caso pueden ser cálidos, pero también con acabado neón).
  • Los rosas con un fondo anaranjado.
  • Los verdes oliva.

Couleurs Polka Dot, de Dior; Vinyl Couture Mascara, de Yves Saint Laurent; Eye Pencil AquaXL, de Make Up Forever.

Si por el contrario el tono de tus ojos es cálido, apuesta por colores fríos:

  • Los azules, en todas sus versiones.
  • Los fucsias o cualquier rosa con una base azulada.
  • Los morados y violetas.
  • Los verdes lima.

En ambos casos, puedes utilizar tonos con acabado brillo o mate, pero te recomendamos estos últimos si es tu primera vez, para que luego, cuando te acostumbres a verte con otros colores, puedas añadir más intensidad a base de 'glitter'. 

Lo segundo, dentro del color elegido, utiliza dos tonalidades: una más clara y otra más oscura. Aplica primero la sombra más clara por todo el párpado y luego difumina la tonalidad más oscura desde la mitad del ojo hasta el extremo exterior, recorriendo la forma del hueso, creando una pequeña “V”. Para aportar más intensidad, concentra más cantidad de la sombra oscura en el exterior, difuminando con cuidado para que el color no quede en bloque. Para intensificar el 'look', aplica el mismo tono oscuro debajo de la línea de las pestañas y difumínalo. Completa el resultado con una máscara de pestañas negra, para intensificar la mirada. 

Lo bueno de este tipo de maquillaje es que tampoco tienes por qué limitarte a un color, pero es un buen comienzo. Quizás cuando empieces a verte con más colores, te apetezca combinarlos para crear 'looks' más espectaculares. Por ejemplo, los azules van muy bien con los verdes lima, los rosas y los violetas pueden crear una mirada muy misteriosa. Prueba y sácale partido a todos esos colores que tienes y que nunca usas, para sacar diferentes versiones de ti misma. 

Y si crees que te vas a ver rara (o si te ves rara) después de maquillarte con con nuevos colores, una forma de disminuir ese impacto visual es delinear el ojo en negro con una línea clásica, tipo ojo de gata. 

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios