Logo El Confidencial

¡Cuida tu piel en la nieve! 10 esenciales 'beauty' para temperaturas bajo cero

Las nevadas, acompañadas de toda su parafernalia: frío, viento, humedad... e imágenes preciosas. Si vas a convivir con ellas, aquí tienes algunos consejos de belleza

Foto: Las bajas temperaturas acarrean descamación y sequedad de la piel. Así las combatirás. (Foto: Massimo Dutti)
Las bajas temperaturas acarrean descamación y sequedad de la piel. Así las combatirás. (Foto: Massimo Dutti)

Lo más habitual es asociar el cuidarse en invierno con hacer deportes relacionados con la nieve: esquiar, snowboard, patinar... Pero también hay que extremar los tratamientos en el día a día en la ciudad ya que, como explica el doctor Federico Feltes, dermatólogo de la Clínica Biolaser La Moraleja, “el sol, las bajas temperaturas, el viento y los contrastes térmicos son un cóctel que agrede la piel”.

Por eso es normal que en invierno notemos la piel más tirante de lo habitual, especialmente si ya es seca o sensible de por sí. Y más aún si vivimos en la ciudad, puesto que la contaminación aumenta la sequedad de nuestra tez. La solución pasa por “cubrirse con ropa adecuada y utilizar cremas que ayuden a la piel a mantener su correcta tasa hídrica. A la noche, añadir un aporte extra de nutrición”, señala Feltes.

Si nos vamos a la montaña a disfrutar del paisaje y hacer algo de deporte, hay que recordar que entra en juego otro factor: “La radiación ultravioleta, que en zonas altas es más elevada que al borde del mar. Además, la nieve refleja los rayos del sol, multiplicando la exposición solar y, sin la protección adecuada, puede provocar quemaduras. Por eso no se puede prescindir de utilizar una crema solar con un SPF elevado en todas las zonas expuestas: cara, manos, orejas, nariz, cuello y labios”, aconseja el experto.

Para que esta época sea más llevadera hay algunos trucos muy sencillos que nos recuerda Leticia Carrera, del Centro de Belleza y Medicina Estética Felicidad Carrera. Por ejemplo, “es mejor lavarnos la cara con agua templada en lugar de caliente para evitar que los vasos sanguíneos se dilaten demasiado y aparezcan las rojeces e, incluso, desembocar en una cuperosis. Lo mismo ocurre si dirigimos la salida del aire caliente al rostro: lo más adecuado es ponerlo de forma que se reparta por todo el coche o hacia los pies”.

Otro truco para evitar los efectos negativos de los choques térmicos que se sufren al pasar, en cuestión de segundos, de una temperatura gélida exterior al calor de la calefacción, “consiste en colocar humidificadores o recipientes con agua en las habitaciones para contrarrestar la sequedad que provocan las calefacciones”, añade Feltes.

1. Siempre activos: El labial de Camomila de Apivita tiene una elevada concentración de ingredientes naturales, entre los que se encuentra también el pantenol. Como tiene filtro solar SPF15, va muy bien para proteger los labios mientras se practica deporte al aire libre.

2. Muy reforzada: Babor ha desarrollado Skinovage Winter Protect Cream, que actúa como si fuera un escudo cuando la piel tiene que enfrentarse a un frío glacial. Está especialmente indicada para quienes practican deporte al aire libre y, entre sus ingredientes, están las células madre alpinas, que proceden de una planta que aguanta las condiciones más extremas.

3. Para las grandes olvidadas: Las manos, y por extensión las uñas, suelen estar más expuestas que otras partes del cuerpo a la intemperie, por lo que sufren sus consecuencias: rojeces, venas hinchadas, grietas… El Tratamiento Pro-Repair de Manos y Uñas, de Freshly Cosmetics, logra un plus de hidratación a través de la combinación de aceite de aguacate, mantecas de karité y algodón y extracto de arroz para proteger la queratina.

4. Todo en calma: El frío puede provocar picores o irritaciones, especialmente en las dermis más sensibles o con tendencia atópica. El Lipikar AP+ de La Roche Posay viene en un práctico formato stick que hace que resulte mucho más fácil aplicarlo en cualquier zona y en todo momento, e incluso es apto para los niños.

5. No te engañes: Las bajas temperaturas pueden hacer que bajes la guardia con el sol, que en esta época también puede quemar. El Ideal Soleil Pocket SPF 50, de Vichy, tiene un tamaño muy cómodo para llevar en el bolso o en un bolsillo.

6. Cuando el daño ya está hecho: Si a pesar de todos los cuidados, o por lo sensibilidad natural de la piel, aparecen problemas causados por las bajas temperaturas, llega el momento de las fórmulas regeneradoras y 'curalotodo', como la Crema Recuperadora de SkinClinic.

7. Que no se apague: A la vez que repara la barrera protectora de las capas superficiales de la epidermis, la Deep Moisture Cream de Lagom hace que la piel tenga un aspecto jugoso pero sin exceso de brillo. La clave está en el aceite de semilla de jojoba y el extracto de células madre de té verde.

8. Besos intensos: Cold Cream, de Eau Thermale Avène, es un bálsamo de labios ultranutritivo. Está reforzado con alfa-bisabolol, con efecto calmante; aceite de jojoba, para reparar, y manteca de karité.

9. Cuerpo en calma: La urea es uno de los activos más hidratantes que se utilizan para cuidar la piel. Por eso, Eucerin lo ha elegido, junto con las ceramidas, para la fórmula de su bálsamo Urea Repair Plus. Está indicado no solo para aliviar cuestiones como sensación de tirantez, enrojecimientos o picor, sino para problemas más graves como xerosis o psoriasis.

10. Cutis graso, también: Normalmente los cutis normales o que tienden a tener algo de grasa soportan mejor los rigores del invierno, pero eso no quiere decir que no necesiten cuidados. La crema Dermo Vita, de Farma Dorsch, tiene un efecto ultrahidratante y regenerante.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios