Logo El Confidencial

El yoga como ritual de belleza: aceites y perfumes para antes o después de tus clases

El yoga no tiene una cara oculta ni un lado malo. Todo son ventajas, no importa la edad. Te las contamos en detalle y, de paso, te decimos qué tienes que meter en tu neceser de yogui

Foto: Karlie Kloss en una campaña de Nike.
Karlie Kloss en una campaña de Nike.

Zaira Leal es profesora de bowspring yoga, una modalidad que nació en Denver (Estados Unidos) hace 5 años con la intención de tonificar todo el cuerpo y potenciar su equilibrio entre la parte frontal y posterior, superior e inferior. Ella nos desgrana ocho poderosas razones para convertir el yoga en el mejor aliado de la salud y el bienestar.

1. Por qué el yoga debería formar parte de nuestra vida cotidiana

Porque es una disciplina global que beneficia al cuerpo, a la mente y a nuestro sistema emocional. Es la actividad perfecta para afrontar con energía los tiempos que nos ha tocado vivir. El yoga es el camino hacia la paz interior que tanto ansiamos y que tan difícil resulta encontrar.

2. Empezamos por el cuerpo, ¿cómo nos hace mejorar el yoga?

En general, hay una mejora de la vitalidad, y eso hace que el organismo en su totalidad funcione de acuerdo con lo que la medicina llama homeostasis o armonía perfecta. Pero, además, el yoga fortalece los músculos, aumenta su elasticidad y amplía el movimiento de las articulaciones.

3. ¿Y la mente?

El efecto más inmediato y evidente es que contrarresta los efectos de la ansiedad y el estrés, y aumenta la energía. Además, la mente se calma y gestiona mejor los pensamientos, los canaliza mejor, desechando los malos. Es como ordenar un armario muy desordenado y tirar lo que no queremos conservar. Una mente ordenada es una mente más creativa y con mayor capacidad para concentrarse y también para relajarse. Esta es la clave para dormir de un tirón por la noches con un sueño profundo y reparador.

4. Todo esto es maravilloso, pero ¿cuándo empezamos a sentirlo?

Depende de la persona. A lo largo de los años, he tenido alumnos que sentían cambios desde la primera clase. Sería maravilloso que fuese así para todo el mundo, pero la mayoría tiene que practicar un poco más para disfrutar de esos cambios. Lo que sí puedo decir es que todo el mundo, antes o después, llega a alcanzar una mayor conciencia del cuerpo físico, una mejora del equilibrio, la flexibilidad, la agilidad y la fuerza, y lo que es más importante: desaparecen las molestias derivadas de las malas posturas porque el yoga es el mejor instrumento para corregir los malos hábitos en este aspecto.

5. ¿Cuál es la mejor edad para empezar?

A cualquiera, porque el yoga es tan natural como la vida misma. Es verdad que no es lo mismo practicarlo a los 18 que a los 70 años, pero no hay problema porque se adapta a las necesidades de cada cuerpo y de cada edad.

6. ¿Hay contraindicaciones desde el punto de vista de la salud?

Un buen profesor de yoga está capacitado para adaptar la práctica a cualquier persona. Si sufres una enfermedad o estás embarazada, es importante que antes de empezar se lo comuniques al profesor. Nadie te va a decir “lo siento, no puedes hacer yoga”; podrás hacerlo, pero siguiendo las pautas que tu maestro te indique en cada momento.

7. ¿Cómo de importante es la alimentación?

El yoga es un estilo de vida, no solo una práctica de ejercicios atléticos, por eso se preocupa de que los alumnos se alimenten bien. Es importante recordar que los materiales de construcción del cuerpo físico son los alimentos, de manera que tienen que ser sanos y con una carga nutricional muy alta para que nuestro organismo cree células vitales y llenas de energía.

8. El yoga es para todos, pero ¿existe un perfil?

Con frecuencia escucho comentarios como "no puedo hacer yoga porque no soy nada flexible, porque soy demasiado nervioso/a o porque no puedo parar quieto/a". Precisamente son estas personas quienes tendrían que empezar ya porque, les garantizo, en unas semanas serán más flexibles y tranquilos y sentirán paz interior. Cuando aprendes un idioma, también empiezas de cero, ¿verdad? Así que busca el estudio de yoga más cercano a tu casa o al trabajo, encaja tus horarios y ¡a la esterilla!

El neceser de una yogui

Estos cosméticos deliciosos se llevan muy bien con el yoga. Para usar antes o después de la clase.

•​ Aliviar los músculos. Un ligero masaje con el Aceite de Masaje con Árnica, de Weleda. El árnica es una planta con propiedades antiinflamatorias que tonifica los músculos y activa la circulación sanguínea. Es perfecto también para piernas cansadas (22 €).

•​ Labios bien hidratados. Baume de rose by Terry es una joya para los labios. Contiene cera de rosas, que calma y nutre los labios, y manteca de karité, que cicatriza. Además, tiene un SPF de 15 para tenerlos siempre a salvo (46 €).

•​ Un perfume en calma. Nada para preservar intacto el capital de relajación de tu sesión de yoga como este perfume, Blanche, de Byredo, una armonía floral con toques de naranjo africano, notas amaderadas y almizcle (150 €).

•​ Dormir como un bebé. Una de los mayores beneficio del yoga es que mejora la calidad y cantidad del sueño. Para hacerlo aún más agradable y reparador, prueba este spray de almohada con el relajante aroma de la lavanda como protagonista. Es de Treets Wellbeing (12 € aprox.).

•​ Este gel hay que respirarlo. Authentic Cleansig Hair and Body de Davines (23,95 €) es un gel pero con una delicada textura de suave aceite perfumado con aceites esenciales de limón, bergamota, mandarina, que se convierte en un festín para los sentidos.

•​ Una cara fresca y descansada. Y tratada solo con ingredientes ecológicos. La Crema Tisana de Noche Resveratrol (Lift), de Caudalíe (43,70 €) hidrata y regenera la piel. Y lo mejor: tiene un perfume profundamente relajante.

•​ Rocío para todo el cuerpo. No hay nada mejor al acabar una sesión de yoga que rociar todo el cuerpo con el refrescante aroma de la verbena de esta bruma de cuerpo de L’Occitane (13,50 €)

Yoga hasta en la cocina

Zaira Leal acaba de publicar 'Yoga en la cocina', un libro impagable en el que la autora combina recetas para superar los obstáculos del día a día –falta de energía, de concentración, etc– con secuencia de yoga que se pueden realizar en casa y sencillos consejos de estilo de vida. No es un libro de cocina; ni de autoayuda, sino un manual luminoso para enriquecer la vida (Ed. Urano, 21 €).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios