Hirudoterapia: lo último en belleza extrema para tener una piel perfecta
Logo El Confidencial

Hirudoterapia: lo último en belleza extrema para tener una piel perfecta

Parece una idea de Paltrow, pero esta vez ha sido Miranda Kerr (eso sí, en una entrevista con Gwyneth) la que ha hecho saltar la liebre: el secreto de su cutis de bebé es…

Foto: Y tú, ¿estarías dispuesta a someterte a este tipo de tratamientos? (Imagen: Imaxtree)
Y tú, ¿estarías dispuesta a someterte a este tipo de tratamientos? (Imagen: Imaxtree)

El nombre técnico es hirudoterapia cosmética y ya en 2008 la actriz Demi Moore responsabilizó a este tratamiento de belleza un tanto extremo de su envidiable piel en el show de David Letterman. Y nada se volvió a saber de él en el mundo de la farábdula hasta que Miranda Kerr decidió reivindicarlo, como no, en la web de Gwyneth Paltrow Goop. ¿Pero en qué consiste y qué hay de cierto en lo que las celebrities dicen sobre dejar que las sanguijuelas hagan de las suyas en nuestra cara? Laura Cubells Sánchez, vocal de la Academia Española de Dermatología y Venereología y dermatóloga y médica especializada en estética en Cubells Clínica Dermatológica (Valencia), nos ayuda a desentrañar qué ha de verdad y mentira.  

Sanguijuelas en la consulta del médico

Estos bichos no muy agraciados han sido empleados en la antigüedad como un procedimiento médico para realizar sangrías. De hecho, las sangrías forman parte actualmente del tratamiento para enfermedades en las que existe un exceso de hierro o de glóbulos rojos. La diferencia es que, hoy en día, no se emplean sanguijuelas para ello, sino flebotomías terapéuticas muy seguras y bien toleradas (igual que una donación de sangre). “Donde sí se está recuperando el uso de las sanguijuelas es en la cirugía reconstructiva para aliviar la congestión venosa asociada, por ejemplo, a algunos injertos de piel. En ocasiones, el trabajo que conlleva realizar un implante puede no servir de nada si existe un mal retorno de la sangre. Es decir, está llegando sangre de forma correcta a la nueva zona, pero no tiene un correcto flujo de vuelta, por lo que se acumula y se pierde el implante realizado. Aquí es donde las sanguijuelas nos ofrecen una solución sencilla, eficaz y económica”, explica la experta.

Cómo se usan (en medicina)

En medicina el procedimiento es el siguiente: se coloca a la Hirudo medicinalis en la zona congestionada, esta con su ventosa cefálica realiza una mordida y comienza a succionar, una vez saciada se desprende sola, no sin antes haber liberado en un centenar de sustancias como la hirudina (un potente anticoagulante que hará que siga drenando sangre por la herida), además de la hialuronidasa y otras sustancias antibacterianas y analgésicas, que contribuyen a restaurar la permeabilidad vascular dañada, mejorando la hipoxia y el dolor. “De hecho en EEUU se ha reconocido por la FDA desde el año 2004 como un tratamiento que mejora la circulación en tejidos comprometidos tras una cirugía reconstructiva. Por otro lado, existe evidencia científica sobre su beneficio en tromboflebitis, úlceras venosas, complicaciones vasculares de la diabetes y osteoartritis de rodilla”, explica la doctora Laura Cubells Sánchez.

Cómo se usan (en cosmética)

Pues si quieres ver el proceso completo, que implica que te pongan la sanguijuela en la papada, que se sacie y luego 'vomite' para extender la mezcla resultante sobre tu piel…, no te pierdas el vídeo (aquí arriba) en el que Sabrina Sieck lo sufre en sus propias carnes. ¿Pero tiene algún sentido emplear a estos animales como tratamiento cosmético (aunque luego los liberemos por nuestro jardín como hizo la buena de Miranda? “Pues para la piel sana como tal no existe en la actualidad evidencia científica que apoye su uso. Sí hay recientes investigaciones en ratones sobre su beneficio en la reparación de heridas, y cada vez se conoce más sobre la composición de su saliva, que incluye importantes péptidos y sustancias bioactivas como la hialuronidasa o colagenasa. Pero faltan estudios clínicos que acrediten si estas sustancias, aplicadas sobre la piel sana, aportarían algún beneficio estético”, explica la experta.

Los riesgos

Además de que su eficacia cosmética parece ser puramente subjetiva, ponerse sanguijuelas por la cara entraña ciertos riesgos. La mordedura de la estos animales puede dejar cicatrices, que aunque son muy pequeñas, puede tener relevancia dependiendo de la zona donde se sufran. Otra complicación es la infección por aeromonas, unas bacterias que transmite la sanguijuela. También pueden producir picor y formación de ampollas, así como una hemorragia excesiva. Otro factor a tener en cuenta es quién y cómo aplica esas sanguijuelas. Cuando esta terapia se realiza en un hospital no hay dudas, lo hace un equipo médico cualificado que se encarga de adoptar todas las medidas necesarias como el empleo de antibióticos previo a la terapia y que puedan garantizar que la sanguijuela no se 'reutiliza' ya que podría transmitir enfermedades de una persona a otra.

Además, la hirudoterapia está contraindicada en pacientes que tienen diátesis hemorrágica, que toman medicación anticoagulantes, padecen leucemia, siguen tratamiento de diálisis, sufren cirrosis o en pacientes inmunosuprimidos, con hemofilia, anemia o hipotensión. En conclusión, puede que sus adeptos aseguren que usar sanguijuelas aumenta la elasticidad de la piel, reduce la sensibilidad, nutre e hidrata, previene la pigmentación, reduce la velocidad del envejecimiento y la profundidad de las arrugas. Pero la realidad es que, hoy por hoy, nada de esto está demostrado: por mucho que la saliva de las sanguijuelas tenga numerosas sustancias bioactivas, todavía no se han relacionado con beneficios estéticos. Y el aplicarlas con tales efectos no deja de ser un riesgo. Y que son sanguijelas, por Dios, ¿de verdad merece la pena tenerlas por la cara?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios