Logo El Confidencial
salud & belleza

¿Tienes cicatrices? Apunta estos consejos si las vas a exponer bajo el sol

Una intervención reciente o una caída que te ha dejado la piel como un mapa pueden hacer que en tu piel aparezcan manchas. ¿Cómo evitar que una cicatriz sea un problema?

Cualquier tipo de herida, desde una cicatriz quirúrgica a una que nos hemos hecho al caer, una quemadura con la plancha, un peeling realizado en pleno mes de agosto o una piel irritada simplemente por el uso de una nueva crema nos pueden meter en problemas si exponemos esa piel bajo el sol.

¿El riesgo? Que la zona dañada se hiperpigmente y se quede por los siglos de los siglos de color marrón. Antonio Clemente Ruiz de Almirón, dermatólogo y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, nos explica cómo evitar este problema… y qué hacer si ya hemos metido la pata.

Comprueba el color

Todos tenemos más o menos claro que las cicatrices recientes hay que protegerlas, ¿pero y si ya hace tiempo que convivimos con ellas? El signo más importante al que tenemos que estar atentas para saber si una cicatriz se puede exponer a los rayos solares o no es su coloración. "Cuando la cicatriz aún conserva un color rojizo, esa tonalidad indica que aún hay inflamación y remodelación, y es mejor evitar que la dé el sol", explica el experto.

El tiempo que tarda ese color rojizo en desaparecer varía mucho de una persona a otra. A tu vecina puede que sus sesiones de láser no le provoquen ni cosquillas y que, en cambio, tu piel permanezca dolorida días. Atenta a las señales y mientras busca la sombra, tapa con ropa la herida y date crema solar a menudo (y de un SPF alto).

¿Puedo usar tratamientos con láser en verano?

Pues todos suponen un riesgo de hiperpigmentación, pero con matices, porque hay láseres y láseres. El experto aconseja: "Existen láseres de depilación y rejuvenecimiento que producen un enrojecimiento fugaz, que en horas o en un par de días desaparecen, por lo que se pueden usar durante todo el año si tras la sesión se emplea la fotoprotección adecuada de la forma correcta, esto es, evitando la sobreexposicón solar y renovando la crema cada dos o tres horas".

Pero hay que recordar que "ningún fotoprotector por muy alto que sea el SPF nos va a proteger si estamos en la playa vuelta y vuelta". Antes de hacerte cualquier tratamiento estético, consulta con un especialista: los dermatólogos utilizan una gran variedad de láseres y muchos de ellos sí que se pueden realizar en verano sin peligro o con mínimos cuidados e incluso pueden incluir en el mismo tratamiento una crema despigmentante suave de forma preventiva. Pero otros son más agresivos y en épocas de sol están completamente contraindicados.

Y si hemos metido la pata…

Pues que no cunda el pánico. Si observamos que la piel que estaba dañada ha pasado del rojo al color café, ha llegado el momento de acudir a consulta a aplicar un tratamiento despigmentante porque para estos casos las simples cremas a las que tenemos acceso el común de los mortales se suelen quedar cortas.

Además, ya que estás en la consulta, puedes barajar la posibilidad de usar los láseres que pueden ayudar a disimular la propia cicatriz. “Yo siempre digo a mis pacientes que no hay ningún láser que borre completamente una cicatriz, pero es cierto que existen láseres fraccionados que si se utilizan de forma precoz en cualquier tipo de cicatriz, está demostrado que al final esta se va a disimular más porque hacen que el proceso de cicatrización sea muy correcto. Pero yo los reservo para casos puntuales, cicatrices muy visibles; no está indicado para todo el mundo”, puntualiza el experto.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios