Logo El Confidencial
Trucos de belleza

Objetivo pestañas: más largas, más gruesas, más fuertes

Ayudan a que tu mirada sea más intensa, interesante y parezca más joven. Es el momento de cuidarlas como se merecen

Foto: El cuidado de las pestañas parte de una buena limpieza. (Imagen: Imaxtree)
El cuidado de las pestañas parte de una buena limpieza. (Imagen: Imaxtree)

Las pestañas tienen una importancia básica: le dan un plus a la mirada, pueden rejuvenecerla y resultan muy seductoras. De ahí que sea básico cuidarlas adecuadamente. Lo mejor de todo es que es fácil hacerlo. Para conseguirlo, basta únicamente con añadir unos cuantos gestos a la higiene diaria e incorporar algunos productos que alargarán su volumen y su vida. "Muchos clientes piensan que este tipo de productos no existen, así que cuando lo ven encima del mostrador siempre nos preguntan. De hecho, cuando se lo llevan, casi todos repiten", explica Patricio Ramos de Román, farmacéutico.

Siempre limpias y relucientes

Cuando nos maquillamos, pocas veces nos olvidamos de la máscara de pestañas, que les aporta el volumen, la extensión y la curvatura que en ocasiones les falta. A la hora de retirar los productos cosméticos de la cara, debemos tener en cuenta que su desmaquillado tiene que ser de una forma especial. Es muy importante no hacerlo mal, pues el uso continuado de máscara, sumado a una limpieza incorrecta puede hacerlas más quebradizas. Existen muchos productos específicos para conseguir retirar los restos del maquillaje, pero también puedes emplear uno natural: el aceite de almendras. Basta con empapar un algodón con esta sustancia, pasarlo por las pestañas y después limpiar.

Cuida tus pestañas a diario con tratamientos específicos.
Cuida tus pestañas a diario con tratamientos específicos.

Estos son algunos aliados que permiten limpiar y tratar tus pestañas para mantenerlas sanas y fuertes:

•​ Oil Free Make Up Remover, de M2 Beauté (32 €). Su fórmula es rica en ácido hialurónico y D-pantenol o provitamina B5, cuyas propiedades antiinflamatorias promueven la regeneración celular, calmando y aliviando la piel.

•​ Máscara pestañas Ultra Natural, de Juice Beauty (28 €), con aloe y ceras botánicas de origen orgánico.

•​ Eyebrow Lipocils Platinium, de Talika (60,97 €). Dos sérums, uno para el día y otro para la noche, que favorecen el crecimiento de las cejas.

•​ Eyelash Activating Serum, de M2Beauté (140 €). Suero activador que acelera el crecimiento natural de tus pestañas creando mayor largura, espesor y volumen.

•​ Volumizing Primer, de RevitaLash® (26 €). Voluminizador una fórmula sedosa que prepara las pestañas para la aplicación de la máscara.

•​ Sérum vegano, de Nouveau Lashes (35 €). Acondicionador completamente vegano, enriquecido con extracto de semilla de castaño, aloe vera y provitamina B5.

Así como lo haces con las cejas, debes mimar también tus pestañas. El simple acto de cepillarlas estimula su crecimiento. Además, les procura una mejor apariencia instantánea, por lo que en algunos casos puedes prescindir de la máscara de pestañas. El movimiento tiene que ser siempre de abajo hacia arriba.

Nútrelas antes de ir a dormir

Si quieres un tratamiento de choque porque las notas despobladas y quebradizas toma nota: aplica cada noche aceite de ricino, que es ideal para estimular su crecimiento y hacer que ganen volumen. Aproximadamente en poco más de un mes empezarás a notar los resultados. También puedes obtener efectos similares si empleas aceite de oliva o de almendras, o incluso puedes hacer una mezcla con todos ellos.

Mascarilla de emergencia

Si lo que buscas es un crecimiento rápido, deberás ponerte una mascarilla de una a dos veces al día y dejarla reposar durante unos 20-30 minutos. Puedes preparar una mezclando cuatro partes de aceite de oliva con una de zumo de limón. Pero tendrás que tener cuidado de que no entren en el ojo. Si los tienes muy sensibles, puedes emplear una infusión de manzanilla, que además también conseguirá que tus ojos tengan una apariencia más descansada.

Truco de maquillaje

Si quieres lograr que parezcan más voluminosas a la hora de maquillarlas, prueba con este truco. Aplica polvos de talco sobre ellas, de forma que queden bien impregnadas por ellos. Serán esos polvos los que conseguirán que parezcan más tupidas. Después, retira el excedente. Y ahora, ya puedes aplicar la máscara de pestañas. El efecto es espectacular.

Rizador sí, pero con cuidado

El clásico rizador de pestañas consigue una curvatura muy bonita, pero no se debe abusar de él y se debe emplear con cuidado, pues puede contribuir a quebrar las pestañas. Elije uno de metal con almohadillas de goma en las tenazas; son mucho más recomendables que los de plástico. Aguántalo cerrado durante tres segundos para lograr el efecto buscado. Ten mucho cuidado de no pellizcarte la piel y no hagas casos de las recomendaciones que dicen que es mejor calentarlo antes: no se obtienen mejores resultados y se corre el riesgo de quemar la piel del párpado.

Algunos alimentos que te echarán una mano

Tu dieta puede ayudar al crecimiento y mantenimiento de tus pestañas. Los alimentos más recomendados en este caso son las almendras y el aceite de oliva, por su contenido en vitamina E; el brócoli, que aporta queratina; el aguacate, que combate los radicales libres, y plátanos y zanahorias, por su alto contenido en biotina, un ingrediente básico para la salud capilar.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios