Logo El Confidencial
salud & belleza

Plan renove para tu cuerpo: tratamientos para lucir perfecta en la playa

Llegado el 'momento destape', afloran nuestros complejos y la urgencia por encontrar soluciones rápidas y efectivas. ¡Las tenemos! Para tu escote, para tus brazos...

Foto: Si mantienes la piel hidratada y con un poco de color, tendrá mejor aspecto visualmente. (Imagen: Christopher Campbell)
Si mantienes la piel hidratada y con un poco de color, tendrá mejor aspecto visualmente. (Imagen: Christopher Campbell)

Solo el 13% de las españolas está completamente a gusto con su cuerpo. Además, hasta un 70% confiesa que ha seguido alguna dieta o tratamiento para cambiar su figura. Y solo un 35% se dedica diariamente tiempo para ella misma. Son los resultados del 'Estudio Birchbox sobre la mujer'. Todos ellos revelan que llegado el 'momento destape', afloran todos nuestros complejos, nos da por hacer dieta in extremis y buscamos tratamientos que nos proporcionen resultados exprés. ¡Milagritos a Lourdes!, pero es cierto que han avanzado tanto las técnicas estéticas que en cuestión de un par de meses puedes lucir un escote palabra de honor, unos brazos a prueba de salero, un pecho y un culo en su sitio, y una tripa y unas piernas firmes.

Escote palabra de honor

El último milagro antigrasa se llama Prostrolane. Un inyectable que elimina la papada y redefine el óvalo facial. “Se trata de gel lipolítico de efecto 'retard' (con tecnología de liberación prolongada y sostenida) que favorece la movilización de la grasa. Está compuesto de péptidos biomiméticos, sustancias proteicas que provocan la eliminación de los adipocitos a nivel local”, define la médico estético Pilar Benito.

¿En qué consiste? Se inyecta con finas agujas a nivel subcutáneo en el tejido adiposo, justo donde está la grasa. Como normal general se hacen depósitos de 0,2 cc de producto cada 1,5 cm de piel. Aunque lo parezca, no se trata de una técnica dolorosa.

¿Qué consigue? Además de actuar reduciendo la grasa, embellece la piel y logra un efecto tensor, ya que estimula al fibroblasto para que produzca nuevo colágeno y elastina. “Prostrolane no se limita a vaciar de grasa el adipocito, sino que también reafirma la piel. Esto evita el efecto 'descolgamiento' que producen otros lipolíticos. Además, contiene ácido hialurónico que mejora la calidad y tersura cutáneas”, asegura la doctora Benito. Los resultados se aprecian a la semana, tras la segunda sesión.

Sesiones: por lo general, suelen ser necesarias entre 2 y 4 sesiones que deben espaciarse al menos 2 semanas. 

Precio: 500 €/sesión.

Dónde: Slow Life House (Madrid).

Brazos a prueba de salero

Existe una pareja infalible para acabar con la grasa y la flacidez de los brazos: la diatermocontracción junto con mesoterapia tensora. “Se trata de un tipo de radiofrecuencia tan poderosa que puede llegar incluso a los huesos. Al  aplicarla en los brazos, tonifica, estimula la producción de nuevas fibras de sostén (colágeno y elastina), aporta más elasticidad a la piel y alisa la superficie cutánea. Además, tiene un efecto lipolítico que ayuda a disminuir la grasa localizada y a remodelar los brazos”, asegura la esteticista Carmen Navarro.

¿En qué consiste? En alternar sesiones semanales de diatermocontracción con otras de mesoterapia en roll-on, con una especie de bolígrafo llamado Electricpen. Las microagujas de este consiguen infiltrar en el tejido un cóctel de vitaminas y ácido hialurónico de acción reafirmante y rejuvenecedora.

¿Qué consigue? “Tonificar, reafirmar y estimular la producción natural de colágeno y elastina, lo que da como resultado unos brazos firmes y jóvenes en cuestión de mes y medio a dos meses”, asegura la experta.

Sesiones: entre 12 y 15, a razón de dos semanales.

Precio: 450 €/bono 5 sesiones.

Dónde: Centros Carmen Navarro (Madrid y Sevilla).  

Pecho en su sitio

A partir de los descubrimientos científicos del profesor Humbert, jefe del Departamento de Dermatología de la Universidad Hospital de Besançon (Francia), los expertos de LPG (firma francesa especializada en Mécano-Stimulation®) han desarrollado un cabezal motorizado que consigue incrementar la estimulación celular en un 270% y con ello mayor volumen, firmeza e hidratación y luminosidad en la zona.

¿En qué consiste? El cabezal ErgoliftTM incorpora la tecnología MPF (Motorised Pulsating Flaps) que realiza una doble estimulación: horizontal, con pulsaciones controladas de las solapas; y vertical, mediante una succión secuencial. “Esto supone una sesión de ejercicio intenso para los fibroblastos, que como respuesta vuelven a producir de nuevo ácido hialurónico –hasta un 80,2% más–, colágeno y elastina”, describe la directora de formación Laia Puig.

¿Qué consigue? Recuperar la firmeza, elasticidad y la densidad del tejido del pecho, y alisar las arrugas verticales del cuello y el escote. “Desde la primera sesión el escote se suaviza, la piel está más suave y profundamente hidratada, las arrugas se difuminan y el pecho recupera la firmeza”, según Laia.

Sesiones: 12 sesiones, a razón de dos semanales.

Precio: desde 70 €.

Dónde: Centros LPG (En toda España).

Tripa efecto tabla

Con la mascarilla de yesoterapia te olvidas de las inyecciones, las máquinas y el electrofitness para conseguir una tripa lisa. “Con este tratamiento no se dibuja la soñada tableta de chocolate, pero sí se puede lograr un vientre plano, sobre todo cuando el problema es moderado y la persona joven”, advierte Eva Verdasco, responsable de la Unidad Wellness del Instituto Javier de Benito.

¿En qué consiste? Para empezar se aplica un sérum que activa la circulación, aumenta la temperatura en la zona y así consigue quemar grasa, destruir los adipocitos y drenar los líquidos retenidos. Después se realiza un masaje con una crema anticelulítica. Y por último se cubre la tripa con una mascarilla de yeso, rica en algas marinas de altas propiedades reductoras y reafirmantes, que actúa durante 20 minutos.

¿Qué consigue? “Se consigue reducir el abdomen 4 cm, al mismo tiempo que disminuye la celulitis y se reafirma notablemente todo el vientre”, asegura la experta.

Sesiones: 5 sesiones.

Precio: desde 85 €.

Dónde: Instituto Javier de Benito (Madrid y Barcelona).

Piernas y muslos de acero

Las llaman las 'buenas ondas' porque las ondas de choque son un tratamiento ultraefectivo y con un doble efecto: alisar la celulitis y reducir la grasa localizada. “Una tecnología punta que llega a las capas más profundas sin dañar el tejido, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones”, asegura la esteticista Estrella Pujol.

¿En qué consiste? En una misma sesión se combinan ondas cortas y de alta energía, que consiguen que el adipocito se vacíe de grasa, mejoran la circulación y favorecen la regeneración celular y el rejuvenecimiento cutáneo; otras de presión radiales que activan el drenaje y así movilizan la grasa liberada; y unas vibraciones de alta frecuencia que desinflaman y aumentan la capacidad neuromuscular.

¿Qué consigue? “Mejora la piel de naranja, la elasticidad, textura y firmeza de la piel. Y reduce la circunferencia de muslos y caderas, el grosor de la capa grasa y el edema, además de activar la circulación”, según la esteticista.

Sesiones: entre 12 y 15, a razón de dos semanales.

Precio: 152 €.

Dónde: Oxigen (Barcelona).

Culo Bottoms up!

Aún estás a tiempo de lucir un cachete redondo, firme y respingón. El equipo Vela Shape III cuenta con una combinación única de infrarrojos, radiofrecuencia y vacumterapia para conseguir un culo 10, en tiempo récord y sin pasar por el quirófano. “Gracias a su tecnología patentada elós, la única que combina infrarrojos para la destrucción de la grasa, radiofrecuencia bipolar para reafirmar y vacumterapia para el masaje, en un mismo cabezal, consigue tratar la grasa, la celulits y la flacidez a la vez”, describe la beautyhunter Natalia Vega.

¿En qué consiste? “Sus potentes infrarrojos destruyen los adipocitos por calentamiento, de forma selectiva, y sin afectar a estructuras vecinas. El masaje de vacumterapia que realiza evacúa la grasa liberada y las toxinas. Y la emisión de radiofrecuencia bipolar calienta la dermis y estimula la neocolanogénesis y firmeza del tejido”, detalla la experta.

¿Qué consigue? “Basándonos en nuestra experiencia podemos afirmar que es el primer aparato que de verdad actúa contra la flacidez. Devolviendo al tejido su textura y su estructura. Y consiguiendo una reducción media del 10% en el área tratada y un nivel de satisfacción del 97%”, asegura Vega.

Sesiones: 6, a razón de una cada 7 o 15 días.

Precio: 1.800 €/6 sesiones.

Dónde: Centros Tacha.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios