Logo El Confidencial
Trucos de belleza

Los productos y tips para proteger el color de tu pelo en verano

El viento, el salitre, el cloro y las radicaciones solares provocan un envejecimiento en el pelo que se conoce como weathering (desgaste). Averigua cómo combatirlo

Foto: Los tres enemigos de tu melena se combaten con hidratación. (Imagen: Brownie)
Los tres enemigos de tu melena se combaten con hidratación. (Imagen: Brownie)

Las consecuencias para el cabello de las largas jornadas de playa, piscina y sol son que este se vuelve opaco, seco, sufre electricidad estática, pierde maleabilidad, resistencia, se decolora -sufriendo virajes de color que van desde el rojo zanahoria al rubio amarillento o verdoso- y pierde su queratina natural.

El cloro y el cobre de las piscinas

El cloro ataca las grasas naturales protectoras del pelo, y vuelve este más vulnerable y quebradizo. Pero no solo el cloro, también el sulfato de cobre, un compuesto que se añade al agua de las piscinas en verano para evitar la proliferación de hongos, puede deslucir el color de tu pelo. “El agua de las piscinas en las que se utiliza el cloro y los antialgas como desinfectantes puede teñir de verde el cabello rubio o blanco, y provocar reflejos verdosos en el resto”, según la tricóloga Rita Rodrigues.

El salitre y el viento de la playa

Si tu cuero cabelludo es graso, el salitre incluso te puede beneficiar, ya que el agua salada contribuye a secarlo y dar volumen a la melena. Pero si tu pelo es seco y poroso, tienes un problema: “El agua de mar absorbe la humedad, tienen un pH elevado -7,8 aproximadamente- y vuelve el cabello seco y poroso. Además, las partículas de sal actúan como diminutos cristales que concentran y magnifican los rayos solares”, advierte la doctora Rodrigues. Por su parte, el viento deposita polvo sobre el cabello, lo ensucia y reseca todavía más.

Las radiaciones solares

“Las radiaciones UV alteran las proteínas, aminoácidos y lípidos contenidos en el interior del cabello, y dañan la cutícula de un modo parecido a como lo hacen los agentes decolorantes de los tintes, es decir provocan la aparición de oximelanina (oxidación de la melanina que protege naturalmente el cabello)”, explica la Dra. Rodrigues. Pero, los rayos UV no solo alteran la fibra capilar, también el folículo piloso: “Alteran el ciclo natural de crecimiento del cabello y una de las principales consecuencias es un aumento de la caída del cabello”, Adolfo Remartínez Martínez, director de Nuggela & Sulé.

Hidratar y proteger son las claves para lucir una melena brillante.
Hidratar y proteger son las claves para lucir una melena brillante.

•​ Champú Regenerativo, de Redenhair (19 €). Actúa sobre el folículo piloso y los fibroblastos para frenar la caída y volver a activar el crecimiento del cabello. Y está enriquecido con queratina que actúa reestructurando el cabello y acondicionando la fibra capilar.

•​ Mascarilla Nutri-Reparadora Intensa, de René Furterer (19,20 €). Cuidado profundo con cera de jojoba, cimentrio y fosfolípidos. Con un 100% de activos de origen natural, desenreda, nutre y repara en profundidad el pelo sensibilizado por el sol.

•​ Huile Protectrice, de Phyto Plage (20 €). Contiene cera de oliva antisal y anticloro, y extracto de caléndula, sauce y romero para hidratar y suavizar. Además, evita la oxidación del color.

•​ Acondicionador Banana, de The Body Shop (7 €). Enriquecido con plátano orgánico. Nutre el cabello en profundidad, dejándolo suave, perfumado y brillante. Sin siliconas.

Protege tu melena con productos específicos con SPF. (Imagen: Brownie)
Protege tu melena con productos específicos con SPF. (Imagen: Brownie)

Sombreros y pañuelos

Los sombreros son la principal línea de protección de la cabeza. La Skin Cancer Foundation recomienda a todas las personas usar sombreros tupidos y de ala ancha que tengan como mínimo 7,5 centímetros en toda la circunferencia; de tal forma que pueda dar sombra a la cara, cuello, orejas y parte superior de los hombros.

Lavados en clave soft

Conviene mojarse el pelo con agua dulce antes y después de cada baño. Por si no hay duchas en la playa, lleva siempre encima una botella de agua. Y cuando lo laves en casa utiliza champús y acondicionadores con tensioactivos suaves, sin detergentes ni alcoholes. En su lugar, elige fórmulas con pigmentos que recuperen su color y aceites como el de argán, ojón, aguacate, lino, cártamo y linaza que protegen contra la pérdida de hidratación.

Secado al natural

Reduce al mínimo el uso de secador, planchas y tenacillas en verano, para no sumar un daño adicional. Los peluqueros siempre insisten en que es el mejor tratamiento que puedes ofrecerle a tu melena en verano. Y el look resultante puede ser tan natural y seductor como el de Jessica Alba.

Protección solar capilar

Media hora antes de salir de casa debes aplicarte un protector solar capilar, con filtros UVA y UVB, y SPF mínimo 15. “Es mejor optar por fórmulas sin aclarado y waterproof, y renovar la aplicación después de cada baño o cada dos horas”, aconseja Rodrigues.

Tratamientos aftersun

“Procura utilizar una o dos veces a la semana un champú regenerador, un acondicionador sin siliconas y una mascarilla reparadora para recuperar el manto hidrolipídico del cuero cabelludo y la fibra capilar”, recomienda la tricóloga. Procura que contengan provitaminas como la B5, manteca de karité, ceramidas, proteína de trigo, aminoácidos, extractos vegetales y marinos, y polímeros, que protegen el color, suavizan y reparan las puntas, y devuelven la hidratación, suavidad y brillo al pelo.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios