Logo El Confidencial

Disimula tus defectos con estos cinco tips de maquillaje

Di adiós a la piel apagada, presume de dientes superblancos, haz que tus labios parezcan más gruesos y, en fin, sácate todo el partido que puedas. Te decimos cómo

Foto: El make up puede taparte esos pequeños defectos con un poco de maña. (Imagen: Imaxtree.com)
El make up puede taparte esos pequeños defectos con un poco de maña. (Imagen: Imaxtree.com)

¿Crees que haría falta un milagro para iluminar tu piel o tus ojos cansados, conseguir que tus labios parezcan más gorditos o tus dientes más blancos? Practica estos trucos y verás que, a veces, los milagros existen.

Dientes superblancos

La respuesta está en los polvos bronceadores y en su maravilloso efecto 'besada por el sol'. Elige una fórmula mate para que contraste mejor con el brillo de los dientes, aplica un poco en los pómulos y en el puente de la nariz y, voilà!, los dientes parecerán mucho más blancos. También puedes extender una capa de polvos sobre todo el rostro, lo justo para 'broncearlo', pero con mucha discreción. Un exceso de polvos bronceadores crean un efecto poco natural.

Labios más gruesos

Lo primero es lo primero: unos labios resecos y deshidratados parecen más finos –y marchitos– así que, regla número 1, siempre hay que tener a mano un bálsamo de labios e hidratarlos cada vez que los sientas tirantes. Exfoliarlos una vez por semana completa la estrategia preventiva. A continuación, hay dos trucos infalibles. El primero, un clásico, requiere un poco de pericia: aplica una base de maquillaje sobre los labios, perfílalos con un lápiz del mismo tono que la mucosa de los labios y, finalmente, rellena el resto con otro lápiz perfilador, este del color que hayas elegido. El segundo es mucho más sencillo. Consiste en aplicar una barra de labios de textura cremosa y acabado glossy siempre en la gama de los rosa, melocotón o nude –los tonos claros crean el efecto de labios más gruesos– y termina con un toque de gloss en el centro de los labios. Así no solo parecerán más grandes, sino que tendrán también un aspecto más saludable.

Adiós a la piel apagada

Los iluminadores son mágicos, cierto: unas gotas de producto y hasta la piel más marchita se viene arriba en un instante. Se han hecho un hueco en nuestros neceseres por méritos propios. Una alta eficacia y una enorme simplicidad los avalan. Pero hay vida más allá de estos cosméticos. Teresa F. Quero, directora de la Asociación de Maquilladores Españoles para Cámaras y Focos, nos la descubre: “Nada como un rojo de labios para iluminar la piel y dar brillo a la mirada”. Y sí, tiene que ser un rojo-rojo, sin concesiones, pero elegido de acuerdo con las normas que el tono de la piel y el pelo dictan. “Los cabellos oscuros se llevan bien con el rojo pasión clásico, los rubios funcionan con la gama de los tomates y los castaños con los granates profundos y tonos vino. En cuanto a los tonos de piel, las rosadas de ojos claros brillan con una barra color cereza y las morenas se encienden con los rubís más descarados”.

Un par de ojazos

El mejor arma para convertir un par de ojos en dos ojazos es un buen diseño de cejas. Salvo que seas una experta en visagismo, lo más sensato es recurrir a una profesional que estudie tus rasgos y actúe en consecuencia. Nada como unas cejas bien definidas para transformar una mirada y no solo en lo que al tamaño de los ojos se refiere, sino también, y sobre todo, en su intensidad. Dicho esto, existe una variadísima batería de trucos a tu disposición para lograr tu objetivo, desde utilizar sombras claras hasta aplicar un lápiz blanco en la línea de agua del párpado inferior. Claro, que de poco sirve centrarse en los ojos si estos están rodeado de bolsas y ojeras. Y aquí es donde viene a sumarse con todos los honores un producto imbatible que acaba de aparecer en el mercado: No More Baggage, de Dr. Brandt, es un contorno/primer/iluminador que reduce bolsas y ojeras de forma casi instantánea consiguiendo de esta forma agrandar la mirada, y avivarla, que también importa. Y mucho.

¿Qué hago con esta nariz?

Demasiada presencia, ¿no? Tal vez porque es un poco más larga o un poco más ancha o está ligeramente desviada o tenga cualquier otro problema que la aleje del referente en narices por excelencia, que se encuentra entre la de Jessica Biel y la de Scarlett Johansson. Dicen los maquilladores que la mejor forma de ningunear a una nariz rebelde es un buen flequillo. Pero ¿qué tipo de flequillo? Pues depende. Recto y a la altura de las cejas si la nariz es larga y fina; flequillos largos, despuntados y peinados hacia un lado cuando es ancha; flequillo desgastado y largo en caso de que esté un poco desviada. Si lo combinas con los prodigios que una base de maquillaje puede realizar, te preguntarán la famosa frase '¿qué te has hecho?'.

Lo clave de estos productos está en que permiten crear juegos de luces y sombras que trampean la fisonomía de la nariz. Los tonos claros crean volumen: los oscuros lo disimulan. Siguiendo este principio, una nariz larga y fina ganará enteros aplicando en los laterales una base un par de tonos más clara que la del resto del rostro; de la misma manera, si la nariz es ancha, un base en los laterales pero esta vez dos tonos más oscuro para crear un efecto esbelto; y si tiene la punta inclinada hacia abajo, un problema común que quienes lo padecen suelen convertir en su punto de mortificación favorito, un toque de una base más oscura en la punta, para restarle ángulos y presencia.

En tu neceser

• Bronce ligero. Los Polvos Bronceadores de Nilens Jord son la versión 2.0 de aquellas Tierras del Nilo que arrasaron en los noventa. En esta etapa, los polvos no llevan parabenos ni perfumes.

• Labios rojos. La gama Rouge Allure de Chanel tiene una alta concentración de pigmentos ultrafinos y una fórmula tratante que incluye té verde, aceite de almendras dulces y madera de sappan. Este es el tono Pirate.

• Bye bye, ojeras. El nuevo lanzamiento de Dr. Brandt, No More Baggage, crea de forma casi instantánea un película invisible que reduce el aspecto de las bolsas y de las ojeras.

• Jugar con la base. La base de maquillaje mate, de Nars, se presenta en formato stick, superpráctico para retoques precisos.

• La versatilidad del gloss. Debería ser obligatorio tener un gloss como Silky Lip Gloss, de Kanebo, porque ofrece un mundo de posibilidades además de la principal, dar brillo a los labios.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios