Logo El Confidencial
Regalos únicos

Perfumes de autor: ¿por qué son un capricho tan caro?

Huelen distinto a los perfumes comerciales: son sutiles, originales y dan pistas sobre el estilo de quien los lleva. Te contamos qué es un perfume de autor

Foto: Los perfumes de autor esconden grandes artistas detrás.
Los perfumes de autor esconden grandes artistas detrás.
Autor
Tiempo de lectura5 min

Marta Tamayo, fundadora de Le Secret du Marais, nos desvela el universo de los perfumes de autor: “Es un tipo de perfumería en la que prima el proceso de creación, la inspiración del perfumista y la calidad de las materias primas, y que se aleja de los dictados del marketing y las tendencias”.

¿Pero cúales son las diferencias con la perfumería comercial? La calidad de las materias primas y el propio proceso de creación, que implica un viaje por el universo del autor de la fragancia. Otra diferencia importantísima es que no hay presupuestos para grandes campañas de comunicación porque el dinero se emplea en seleccionar ingredientes de primera calidad y en métodos de elaboración casi artesanales.

Byredo

Ben Ghorman, creador de aromas únicos para Byredo.
Ben Ghorman, creador de aromas únicos para Byredo.

Ben Ghorman es el padre de esta singular criatura que nació en 2006 y a la que decidió bautizar con el nombre de Byredo, abreviatura de 'by redolence', 'reminiscencia de' en castellano. En realidad, este sueco nativo, de madre india y padre canadiense, estudió Bellas Artes, pero un encuentro casual con el perfumista Pierre Wulff le llevó a colgar los pinceles para dedicarse en cuerpo y alma a la creación de perfumes: “Mi ambición al crear la marca –dice Ghorman– era transmitir mis recuerdos personales a una memoria colectiva. Había algo fascinante en un soporte invisible que me transportó a lugares llenos de emociones”. Eleventh Hour, de Byredo (110 €).

Serge Lutens

Serge Lutens y su mítico perfume.
Serge Lutens y su mítico perfume.

Fue fotógrafo para la revista 'Vogue' y responsable creativo del maquillaje de Dior, firma que dejó para desarrollar los maquillajes de Shiseido a cambio de abrir su ya mítica tienda en París donde exponer sus trabajos olfativos. Lutens trabaja cada perfume con solo 20 ingredientes frente a los doscientos aproximadamente que contiene una fragancia comercial, una cantidad que le permite mostrar las facetas más hermosas de las materias primas que utiliza. Cada perfume es una interpretación muy personal que gira en torno a un ingrediente único, de la miel al jazmín, del ámbar al sándalo. Feminité de Bois, el gran clásico, de Serge Lutens (110 €).

Juliette has a gun

Romano Ricci, el creador de la última fragancia de Juliette has a gun.
Romano Ricci, el creador de la última fragancia de Juliette has a gun.

Detrás de este estimulante nombre que proyecta lo que la Julieta de Shakespeare sería, tal vez, en el siglo XXl, está Romano Ricci, nieto de Nina Ricci, un perfumista, como a él le gusta decir, “hecho a sí mismo”. Ricci empezó su aventura en 2006, con sóoo 28 años pero las ideas muy claras: dar a sus perfumes un toque de humor, despojarlos de solemnidad respetando todos sus códigos, acercarlos a una mujer con los pies en la tierra, consciente de que la realidad tiene, a veces, sorprendentes y divertidos momentos de fuga. Moscow Mule, de Juliet has a gun (110 €).

Roja Parfums

El perfumista de la firma Roja Dove.
El perfumista de la firma Roja Dove.

Barroco, excesivo, opulento, Roja Dove es l'enfant terrible de la perfumería de autor. Está orgulloso de su independencia, que le permite dar rienda suelta a su creatividad sin depender de comités o equipos de marketing. Trabaja solo con los ingredientes más exclusivos, no tiene ningún problema en hablar del precio que alcanzan (“un litro de aceite de jazmín cuesta 38.500 €”, dice) y se ocupa personalmente de mezclarlos a mano en un proceso lento y minucioso que requiere entre 6 y 18 meses. Sus perfumes son el resultado de una búsqueda incansable de la excelencia y la pasión por el detalle. Scandal, de Roja (300 €. En exclusiva para Nadia Perfumería).

Annick Goutal

La heredera Camille Goutal.
La heredera Camille Goutal.

Tenía claro que su futuro estaba en la prometedora carrera como pianista que había iniciado, pero un encuentro casual con un perfumista de Grasse, la ciudad francesa guardiana de las esencias del perfume, le cambió la vida. Comenzó a elaborar perfumes con Isabelle Doyen, su fiel colaboradora, y abrió una deliciosa tienda para exponer sus creaciones. El éxito fue rápido y definitivo. Annick murió en 1.999, a los 53 años, pero su hija Camille se convirtió en la digna heredera de su legado: una colección de perfumes delicados, de apariencia frágil pero persistentes y luminosos, potenciados por una estética romántica inspirada en las antiguas pastelerías parisinas. Bois D’Hadrien, de Annick Goutal (102 €).

Heeley

James Heeley, perfumista y propietario de la firma.
James Heeley, perfumista y propietario de la firma.

En el caso de James Heeley, como en el de muchos autores de perfumes, también la casualidad se encargó de dar un giro de 180º a su vida. Estudió leyes y filosofía en el King’s College, pero trabajó como diseñador gráfico en París, diseñó su propia línea de muebles y accesorios, que fue un éxito, y llegado a este punto, pensó que su colección necesitaba un perfume porque ambos, diseño y perfume, constituyen un lenguaje. Después de una inmersión olfativa en Grasse, formuló su primera fragancia, Menthe Fraiche, que define mejor que ninguna otra cosa su trabajo como diseñador. Y ahí comenzó su historia, la de un ramillete de perfumes transparentes y llenos de luz. Note de Yuzu, de Heeley (130 €. En www.laconicum.com).

La razón de su elevado precio

Los ingredientes de perfumería de alta calidad son muy caros. Si los perfumes más básicos utilizan materia primas por debajo de los 30 €/litro, en las fragancias más selectivas el precio está entre 30 y 60 €/litro, mientras que en los perfumes de autor comienzan en los 240 €/litro y pueden llegar a sobrepasar los 30.000€/litro.

Cada vez se venden más

Desde luego, siguen siendo minoritarios, pero es cierto que cada vez más personas están cansadas de oler como todo el mundo, de las grandes campañas de publicidad, y buscan algo que los diferencie, algo más íntimo, ese perfume peculiar que les permite destacar de una forma invisible pero muy presente una faceta concreta de su personalidad.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios