Logo El Confidencial
vanitatis para givenchy

Las claves de una mujer influyente y diferente

Una mujer única es una mujer que se diferencia del resto. Descubre cómo lograrlo con uno de los máximos referentes del mundo de la moda

Foto:

¿Qué es lo que nos diferencia de los demás? ¿Qué es lo que nos hace únicos? ¿Seguir unas reglas o romperlas? Te vamos a demostrar cómo se hace con una combinación de ambos elementos. Qué características (sencillas a la vez que osadas) debes incorporar a tu vida para que tu huella persista. Nuestra guía, nuestra ‘musa’, nuestro referente para elaborarlas ha sido Hubert de Givenchy, no sabes cuántas cosas puedes extraer de su vida y llevar a la tuya… Aquí están.

1. Atrévete

Rompe las reglas, sobrepasa lo establecido y triunfarás. Busca referentes que ya lo han hecho, te vamos a contar una historia única que quizá desconocías. Nacido el 21 de febrero de 1927, en el seno de una familia aristocrática en Beauvais (noroeste de París) y nieto del dueño de una fábrica de tapices, en 1944 Hubert de Givenchy se trasladó a París para estudiar en la École des Beaux-Arts con modistos como Robert Piguet y Elsa Schiaparelli. Ante la mirada estupefacta de todos sus familiares: ¿un noble dedicado al mundo de la moda? Se atrevió a desafiar los convencionalismos y luchó por un sueño: ser libre, ser feliz.

2. Conviértete en imprescindible

Es harto difícil, pero cambia las cosas o por lo menos inténtalo. El sueño del diseñador imaginaba una moda para la mujer de una forma sencilla e imaginativa. Prendas de tejidos extraordinarios para días ordinarios. De forma que pudieran sentirse poderosas y fuertes en su piel, y sobre todo libres. Algo que hasta ahora el corsé y otros elementos del vestuario femenino no permitían. "El vestido debe acomodarse al cuerpo de la mujer, no el cuerpo de la mujer a las formas del vestido". ¿Un ejemplo muy conocido? El famoso New Look.

3. No cierres las puertas a nada

Porque siempre hay oportunidades. Hay una histora muy bonita detrás de una de las mejores amigas que tuvo Monsieur Givenchy. Audrey Hepburn llamó a la puerta de su atelier siendo una principiante pero Hubert no quería vestirla. Empezaron a conocerse mejor y él, acostumbrado a clientas aristócratas, se rindió ante su encanto, diferente al de las grandes damas que triunfaban en el cine en aquella época. A la que dijo no acabó convirtiéndose en su musa. Les unieron las pruebas de vestuario de la película Sabrina (1954), del director Billy Wilder, y no se separaron hasta el fin de sus vidas.

4. Sé detallista

Cuida de la gente que quieres, piensa en lo que le puede gustar y regálaselo. Eso es lo que hizo Hubert en 1957 con Audrey Hepburn. Le dedicó, además de numerosos looks, un perfume único diseñado por y para ella: L’Interdit. La historia alrededor de este perfume es leyenda, ya que al cabo de un tiempo el diseñador le propuso lanzar a la venta la fragancia y ella le contestó: “Mais c'est interdit! (Está prohibido). Finalmente claudicó, hasta el punto que fue la imagen de la campaña de lanzamiento la primera actriz que le puso rostro a un perfume único, floral aldehído con notas de jazmín, lirio, rosa búlgara y pimienta rosa.

5. Que lo que digan los demás no te pare

Porque normalmente esos comentarios vienen del miedo a lo diferente y de la envidia por la valentía. Givenchy fue el primero que soñó con una pasarela diversa y lo llevó a cabo. Eran principios de los años 70 y sin nadie previo aviso Pat Cleveland, Bethann Hardison, Billie Blair, Alva Chinn, China Machado, Jennifer Brice y Ramona Saunders inundaron la pasarela. El mundo de la costura se removió, algunas de sus clientas dejaron de comprarle, pero él permaneció impasible. Había traspasado lo prohibido y había abierto las puertas a una belleza global que hasta el momento nadie contemplaba.

6. Retírate a tiempo

Ya lo dice el refrán “Una retirada a tiempo es una victoria”. Muchos personajes a lo largo de la historia nos lo han demostrado. Givenchy fue uno de ellos, en lo más alto de su carrera profesional se apartó del mundanal ruido de la moda y en 1988 vendió su marca al grupo Louis Vuitton (LVMH). En 1995 presentó su última colección y se apartó del mundo de la moda que durante 47 años había revolucionado.

7. Deja un legado

Hubert de Givenchy. (EFE)
Hubert de Givenchy. (EFE)

¿Cuándo hace historia un creador? ¿En qué momento su huella se hizo un hueco en la leyenda? Él creía en la suma de los pasos, en los detalles, en el trabajo diario y eso es lo que le llevó a ver con sus propios ojos como el Museo Thyssen en 2014 presentó una retrospectiva a su obra, a la que asistió. Un ejemplo de entrega y elegancia hasta el final.

8. Atrévete con lo prohibido

La adrenalina que acelera nuestro corazón, la emoción y la intriga al cruzar una línea que parecía prohibida nos hacen sentir más vivas que nunca. Hubert de Givenchy lo hizo durante toda su vida marcando un antes y un después en el mundo de la moda y esa es precisamente la inspiración del nuevo perfume de Givenchy. En el spot de la fragancia L'Interdit, Rooney Mara le dice adiós a las reglas establecidas adentrándose en una fiesta clandestina en el metro de París, desafiando las convenciones. ¿Y tú? ¿Te atreves a cumplir tus deseos prohibidos?

Belleza