Logo El Confidencial
pionera en la conciliación

Mary Kay, la marca cosmética que ayudó al desarrollo profesional de la mujer

Mary Kay Ash dedicó su vida a empoderar a la mujer, liderando una compañía de venta de cosméticos que abogaba por la conciliación del trabajo y la vida personal

Foto: Mary Kay en el desfile Naeem Khan Bridal Fall/Winter (Getty).
Mary Kay en el desfile Naeem Khan Bridal Fall/Winter (Getty).

Hubo un tiempo en el que ser mujer y tener un puesto de responsabilidad eran conceptos antagónicos, en el que hablar de brecha salarial era ciencia ficción. Es el panorama que le tocó vivir a Mary Kay Ash, la fundadora de la compañía de cosméticos que lleva su nombre. Nacida en Dallas (Estados Unidos) en 1928, destacó como una brillante comercial desde muy joven. Cansada de ver como sus compañeros varones eran promocionados siempre por delante de ella, decidió retirarse para escribir un libro que sería el germen de su exitosa empresa. Poco después, y con una inversión de cinco mil dólares, Mary Kay fundaría Mary Kay Cosmetics, con la ilusión de dar la oportunidad de desarrollarse profesionalmente a las mujeres.

Mary Kay se estableció como un sistema de venta directa, enfocado a reclutar como vendedoras a mujeres que tradicionalmente se dedicaban exclusivamente a sus labores como amas de casa. El modelo permanece inalterable hasta la fecha, con presencia en más de cuarenta países, y con más de 45.000 consultoras de belleza solo en España.

Imagen de una convención de ventas de la empresa de cosméticos Mary Kay (Archivo)
Imagen de una convención de ventas de la empresa de cosméticos Mary Kay (Archivo)

Preocupada por la igualdad de oportunidades y dispuesta a hacer todo lo posible por empoderar a la mujer, Mary Kay llegó a escribir hasta tres best sellers en los que relata su filosofía de negocio. La figura de la empresaria se estudia en las facultades de economía y sus discursos siguen animando a miles de mujeres hoy en día.

Abogaba por ayudar a los demás a conseguir el éxito, recordando cómo los mensajes positivos de su madre (“¡Tú puedes hacerlo, Mary Kay!” ) le habían ayudado a ella misma a perseguir sus sueños. "Elogien a la gente al éxito" es uno de sus más famosos esloganes, junto con su ideario "Primero Dios, luego la familia, y por último el trabajo", que hablaba de la necesidad de mantener un equilibrio entre la vida familiar y el trabajo en una época en la que las mujeres se estaban empezando a incorporar en masa al mercado laboral.

Maquillaje de Mary Kay (Getty).
Maquillaje de Mary Kay (Getty).

Su obsesión por mantener la motivación del empleado la llevó a idear un sistema de recompensas que se mantiene hoy en día. La más famosa: el Cadillac rosa emblema de la marca, que Mary Kay entregaba a sus mejores vendedoras. En la actualidad, los coches se siguen manteniendo como incentivos aunque han variado los modelos y colores. En España, las vendedoras regionales más eficientes tienen acceso a un Mini, un Mercedes clase C o un E de alta gama en función de sus resultados.

Cabe señalar que su esquema de ventas casi piramidal ha sido criticado y la organización ha estado en tela de juicio en varias ocasiones. También en nuestro país ha sido investigada y ha tenido que hacer frente a una sanción del Ministerio de Hacienda. Pese a todo, con un don innato para hacer sentir a la gente especial, Mary Kay Ash consiguió motivar a miles de mujeres en todo el mundo.

Imagen de un Mini de la compañía de cosméticos Mary Kay en Nueva York (Getty Images)
Imagen de un Mini de la compañía de cosméticos Mary Kay en Nueva York (Getty Images)

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios