Logo El Confidencial

Planchas para el pelo: cuáles escoger y cómo utilizarlas correctamente

Seguramente sea uno de tus básicos de belleza. Ese preciado tesoro de tu adolescencia se ha convertido en un indispensable al que le das muchos más usos que crearte un look liso

Foto: Consigue el liso o el ondulado perfecto con estos sencillos trucos y gadgets. (& Other Stories)
Consigue el liso o el ondulado perfecto con estos sencillos trucos y gadgets. (& Other Stories)
Autor
Tiempo de lectura6'

Seguramente sea uno de tus básicos de belleza. Ese preciado tesoro de tu adolescencia se ha convertido en un indispensable al que le das muchos más usos que crearte un look liso tabla. Pero ¿conoces cuál es la plancha para el pelo más adecuada para ti? ¿O que debes tener en cuenta a la hora de renovar este gadget? Hoy te damos las claves para que optimices tu styler.

Lo de querer cambiar el aspecto de tu cabello es algo universal. Si lo tienes rizado, buscas una melena lisa. Y si naturalmente lo luces como una tabla, ansías una bonita cabellera ondulada. Pero si estabas en este segundo supuesto, reconoce que tenías ventaja durante los difíciles años de la adolescencia. Aún recuerdo a mi tía cómo, estoicamente, le hacía la toga a mi prima mayor cada sábado por la mañana. Es cierto que nunca le vi usar la plancha de la ropa para lograr su ansiado look, pero poco faltó (¡que levante la mano quien haya caído en este desliz!)

En este punto debemos dar las gracias a Jennifer Bell Schofield, a quien se le atribuye la invención de la plancha de cabello a principios del siglo pasado. Fueron el prototipo de las que conocemos hoy. Pero desde esas primitivas placas de hierro caliente, por suerte, ha habido muchas innovaciones. Ahora no solo prima la efectividad de los gadgets, también es esencial la salud de tu melena.

1. Satin Hair 7 SensoCare, de Braun (99,99 €). Incluye sensores que analizan el estado del cabello para regular la temperatura 20 veces por segundo. 2. Philips StyleCare, de Philips (34,99 €). Con accesorios para alisar o realizar ondas. Su revestimiento cerámico distribuye el calor por toda la placa de forma uniforme. 3. Sensitive Pink, de Babyliss (79 €). Con placas flotantes con función iónica (evitan el encrespado) y control de la temperatura. 4. Platinum +, de Ghd (265 €). Gadget inteligente que mantiene el calor a 185º constantes y de forma homogénea en toda la superficie de sus placas. Para ello, controla la temperatura 250 veces por segundo.

La temperatura importa

Es el gran dilema si tenemos en cuenta la estructura del cabello. En palabras de Mª Jesús Molinero, del equipo de educación de Ghd, “el calor es necesario para dar la forma y sellar la cutícula, pero si es excesivo hará que pelo se deshidrate o incluso que se quiebre antes”. Ante ello las opciones a la hora de comprar son dos: las planchas que tienen un regulador de la temperatura para adaptarla a tus necesidades y las que trabajan en unos grados exactos de un modo constante. María Roberts, portavoz de Babyliss, reconoce que los profesionales partidarios de la primera opción no solo abogan por esas cutículas dañadas que reclaman un moldeado menos agresivo (al estar más abiertas, tienen menos resistencia), sino también por la necesidad de trabajar con diferentes temperaturas a la hora de hacer cualquier tratamiento o alisado. María Baras, estilista de Pantene, nos da una miniguía para saber en que temperatura debemos movernos: “Para el cabello fino y dañado es recomendable usarla a unos 160º, para el pelo sano y sin teñir a 180º, y para el más grueso y difícil de controlar podemos llegar a 230º (siempre que esté sano)”.

Sin embargo, la segunda opción está liderada por la reconocida firma Ghd, quienes basan su decisión de mantener las temperaturas de sus stylers a 185º (no importa el tipo de pelo) en sus estudios de investigación sobre cómo reacciona el cabello a nivel físico ante una fuente de calor. Según Mª Jesús Molinero, hay que tener en cuenta que “la mayoría de las planchas para conseguir moldear más rápido suben la temperatura excesivamente, dado que su tecnología va perdiendo calor y los grados no se mantienen constantes”. Por lo tanto, también es importante buscar herramientas que tengan sensores específicos para que no se produzcan picos descontrolados de temperatura.

1. Heated Defensed, de Kevin Murphy (25,30 €). Protector térmico en formato espuma que además ayuda a alisar el cabello. 2. Thermal Image de EIMI, de Wella Professionals (17,10 €). Spray bifásico que protege del calor y aporta suavidad a las cutículas. 3. Uniqone, de Revlon Professional (14,65 €). Mascarilla en spray que repara, protege, voluminiza y ayuda a desenredar. 4. Speed of Light, de Aveda (25 €). Reduce el tiempo de secado, desenreda y protege de las herramientas de calor.

Nunca sin tu protector

Pero hay más. La estilista de Pantene reconoce que debes preparar la melena desde el lavado, trabajándola con fórmulas adecuadas para ella y usando una mascarilla semanalmente. Además, recomienda utilizar un aceite en seco o un sérum de los que “nutren el pelo, evitan que se seque y pierda el brillo tras haber utilizado alguna herramienta de calor”.

El protector térmico juega un papel esencial. Ahora los puedes encontrar en textura espuma, que aporten diferentes acabados o incluso dentro de una fórmula multiusos o mascarilla... pero su misión sigue siendo crear un escudo protector en torno a las cutículas. Lo más común es utilizarlo por toda la cabellera recién lavada y una vez que has retirado el agua (debe estar un 30% húmeda), antes de empezar con el secador (¡también es una herramienta de calor!). Un tip: lo esencial es que tu protector térmico no deje residuos.

Maestría a la plancha

Hemos consultado a los expertos sobre cuáles son los principios que mantienen a la hora de dominar el arte de las stylers y las conclusiones a las que hemos llegado se resumen en 5 puntos:

  1. Prepara el cabello desde el uso del secador, manejándolo en la dirección que después lo quieres peinar o trabajar. María Roberts asegura que este gesto es esencial para facilitarte la tarea posterior.
  2. Aunque ahora hay herramientas que trabajan con el pelo ligeramente húmedo, antes de usar las planchas debes asegurarte de que no hay rastro de humedad. Si está mojado es más sensible y, por lo tanto, más quebradizo. También te obliga a hacer más pasadas para evaporar ese agua extra. Todo son desventajas.
  3. Los expertos coinciden en que es mejor dividir la melena en mechones no muy gruesos ya que, aunque tardarás más en terminar, el efecto será más duradero (esto también depende de la porosidad del pelo). La clave es deslizar las placas, sin apretar, y dar tiempo a que las cutículas se enfríen antes de hacer la segunda pasada con el fin de que no absorban (y acumulen) demasiado calor.
  4. Gana horas de peinado perfecto utilizando los cosméticos que te ayuden a fijar tu trabajo.
  5. Cuida tu herramienta capilar pasando un paño humedecido en agua tras cada uso. También puedes retirar los restos de producto que se acumulen en sus laterales impregnando un pañuelo con una gota de alcohol. Por supuesto, siempre que la styler esté desenchufada y fría. Por último, nunca enrolles el cable alrededor de la herramienta.

1. 230 Passion Red, de Termix (109,90 €). Su recubrimiento antideslizante asegura un mejor manejo. Además permite trabajar los cabellos más sensibles. 2. SPro Plancha S9 Plus Purple Collection, de Gck (189 €). Digital con placas flotantes de titanio y voltaje dual. 3. Slimlook Keratine Pro, de Taurus (37 €). Con placas de cerámica, turmalina y keratina para evitar el encrespamiento y controlar los mechones rebeldes. 4. Ultimate Experience, de Rowenta (desde 149 €). Con revestimiento cerámico lacado en dos placas que aseguran un contacto constante y el máximo control de la temperatura.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios