Logo El Confidencial
la reina de la fiesta

¿Quieres brillar como nunca? Maquíllate con oro estas campanadas

No hace falta que te pongas todo el oro encima, pero unos toques en los ojos o los labios iluminará tu rostro y le dará un acabado muy sofisticado

Foto: En la piel, los labios, las uñas... Todo se lleva. (Imaxtree)
En la piel, los labios, las uñas... Todo se lleva. (Imaxtree)

El oro en el maquillaje nos produce respeto. Parece difícil llevarlo, combinarlo, aplicarlo, sin riesgo de parecernos peligrosamente a la máscara de Agamenón. Tal vez sea por su historia, tan antigua como la del mundo, por su leyenda, por su valor, por su brillo o por sus connotaciones, a veces un tanto vulgares. Maquillarse con oro crea un efecto muy sofisticado, cierto, pero estamos en la época de las celebraciones más divertidas, así que ¿quién dijo miedo? Unos puntos dorados estratégicamente repartidos por el rostro te convertirán en una diosa, no lo dudes.

Luz dorada en el rostro y el escote

Puedes utilizar una base de maquillaje con efecto glow y después aplicar un iluminador en polvo deslizando la brocha desde el ángulo externo de las cejas hasta la parte superior del pómulo, como si formases una C. Lo bueno de los iluminadores es que puedes modularlos a tu gusto hasta conseguir la intensidad que buscas, pero con cuidado porque si te pasas, la piel quedará demasiado brillante y poco natural.

Givenchy.
Givenchy.

Mistic Glow Powder, de Givenchy (44.50 €).


Delinear no es difícil, de verdad

Ningún otro producto de maquillaje es capaz de crear un efecto tan sexy como el eyeliner. Sin embargo, es también la herramienta más complicada de utilizar porque exige una buena técnica que no todas tenemos. Si asumes que no se te da muy bien, utiliza un eyeliner en lápiz en lugar de líquido porque podrás corregir cualquier error sin problema. El secreto de una buena aplicación es un pulso firme y para ello solo tienes que apoyar el codo en una superficie plana; después, abre bien los ojos y ve dibujando la línea a lo largo del borde de las pestañas. A partir de ahí experimentar con toda la libertad del mundo. Elige un trazo hasta al borde del ojo simplemente o alarga la línea hacia las sienes y hacia arriba todo lo que quieras.

MAC.
MAC.

Power Point eye pencil, de MAC (20 €).

El brillo del oro en los ojos

Quítate la idea de que todas las sombras doradas son sinónimo de glitter: estridente y deslumbrante. Para nada. Eliecer Prince, national make up artist de Guerlain, ha diseñado unos dorados tan intensos como prudentes. El maquillador aconseja aplicar primero una base para unificar la textura de la piel de los párpados. Después, se aplica la sombra con la brocha, pero si quieres más intensidad, moja el pincel un poquito y usa la sombra como una acuarela: multiplicarás el brillo por dos. Y si quieres definir un poco más la mirada, aplica una línea de sombra de un tono oscuro en la línea de las pestañas y acaba con un toque dorado para fusionar ambos tonos.

Guerlain.
Guerlain.

Paleta Electric Look de Guerlain (80,70 €).

¿De verdad que los labios dorados quedan bien?

Quedan bien, claro, pero es un color arriesgado que impone ciertas condiciones. La primera: la piel debe estar perfecta. Sencillamente. Ni un síntoma de sequedad ni mucho menos pielecitas, imperfecciones que destacarían como faros con este color. La segunda condición: es imprescindible definir el contorno de los labios. Con el oro, el efecto 'boca mordida' no sirve. Para perfilarlos, impregna un pincel con el tono de la barra y dibuja la línea externa de los labios. Después, rellénalos con la barra o con el pincel, si quieres un poco más de intensidad. Tercera condición: ¿te has decidido por el oro en los labios? Pues no les robes protagonismo con unos ojos muy maquillados. Trabaja bien la piel con un iluminador, una base y un toque de colorete para que los labios se conviertan en el foco de atención.

Tom Ford.
Tom Ford.

Barra de labios Girls, de Tom Ford (42 €).

¿Y por qué no las uñas?

Pues porque tal vez estás cansada de esmaltarlas con el rojo de siempre, un color eterno y transversal donde los haya que lo puedes llevar a todas horas, también en fiestas. Si estás pensando en cambiar tu look por algo más impactante, no lo dudes: elige stickers, las uñas falsas que se ponen sobre las reales después, eso sí, de una manicura perfecta. Colocarlas es tan sencillo como seguir las indicaciones del packaging. Las que te proponemos son una interpretación espectacular del oro damasco que añadirán varios puntos a tu imagen.

Dolce & Gabbana.
Dolce & Gabbana.

Nails Stickers in Baroque Gold, de Dolce & Gabbana (36 €).

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios