Logo El Confidencial
es su segundo gran retoque en siete años

Analizamos el irreconocible nuevo rostro de María Teresa Fernández de la Vega

La exvicepresidenta y actual presidenta del Consejo de Estado ha viajado a Letonia con un nuevo aspecto con el que cuesta saber si es ella o no

Foto: María Teresa Fernández de la Vega. (EFE)
María Teresa Fernández de la Vega. (EFE)

Sí, es ella. La presidenta del Consejo de Estado español, María Teresa Fernández de la Vega, compareció ayer ante la incrédula mirada de la prensa con una casi irreconocible nueva imagen en Letonia, donde participó en una visita oficial. En concreto, un nuevo rostro con el que nos ha dejado con la boca abierta y sobre cuya transformación (paso por el quirófano incluido) aún no se ha pronunciado.

Y eso que esta no es ni mucho menos la primera vez que sorprende con un cambio de este calibre. A finales de 2011, cuando decidió retirarse de la vida política, ya presumió de nuevo rostro (en aquel entonces confió en las manos del doctor Monereo) y de look, con nuevas prendas y colores que la dotaron de una imagen rejuvenecida y renovada. Por aquel entonces, ella lo achacó a que al abandonar el Gobierno había engordado y de ahí su aspecto jovial. En este punto, las opiniones son bastante dispares.

María Teresa Fernández de la Vega, en Letonia, estrenando cara. (EFE)
María Teresa Fernández de la Vega, en Letonia, estrenando cara. (EFE)

No obstante, su imagen en aquella época, fresca, radiante y muy natural, seguramente se debiera al paso por quirófano para realizar un lifting de cara y cuello, posiblemente de frente, así como tratamientos despigmentantes para eliminar las manchas de la piel. Si engordó por la paz tras el cambio en La Moncloa, no lo sabemos, ahora la opinión de los expertos está clara.

¿Qué se ha hecho?

Ahora, a los 69 años, ha vuelto a hacerlo. Eso sí, esta vez con un aspecto no tan natural, con la expresión cambiada y los pómulos más marcados (igual demasiado).

¿Qué se ha hecho en el rostro? (EFE)
¿Qué se ha hecho en el rostro? (EFE)

El doctor Junco, como experto en cirugía y medicina estética, apunta tras revisar las últimas fotos que “se aprecia un labio superior sin rastro de arrugas, posiblemente debido al tratamiento Láser CO2 combinado con relleno de ácido hialurónico”.

María Teresa Fernández de la Vega, en 2018. (EFE)
María Teresa Fernández de la Vega, en 2018. (EFE)

Por otro lado, continúa, “su mirada parece menos fresca posiblemente por exceso de bótox en el tercio superior facial y un exceso de ácido hialurónico en los pómulos”. Y la cosa no queda aquí ya que, además, no descarta “un posible retoque del lifting realizado hace siete años”.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios