Logo El Confidencial
imprescindibles en tu rutina de belleza

Estas mascarillas cambiarán tu piel en 15 minutos (¡y te costará no comértelas!)

Son los cosméticos estrella porque reúnen eficacia y placer en un solo gesto. Si eres fan de las mascarillas, te encantará lo que vamos a contarte

Foto:
Autor
Tiempo de lectura3 min

Las mascarillas se han convertido en uno de esos cosméticos imprescindibles en cualquier rutina de belleza porque actúan como un salvavidas para la piel. Da igual que tengas el tono apagado, que tus rasgos se marquen más a consecuencia del cansancio, que te hayan salido un par de granitos, que tengas más grasa de la cuenta o, al contrario, que no aguantes esa sensación de tirantez tan poco agradable; siempre vas a encontrar una que solucione el problema y lo haga, además, de un plumazo.

Solo tienes que aplicarla sobre la piel limpia y dejar que actúe mientras te relajas (otro de los aspectos maravillosos de estos cosméticos es que invitan a no hacer nada durante unos minutos). Cuando te la retires, tu piel estará resplandeciente, fresca y equilibrada. Así de fácil. Y en esa amplia gama que puedes encontrar en el mercado, llega una nueva línea de tres mascarillas que se van a convertir en tus favoritas. Las firma L’Occitane y te van a encantar por varias razones.

Lo mejor del Mediterráneo

Las frutas y hierbas de estas mascarillas se recolectan en la Provenza francesa, puro Mediterráneo, y los productores locales que se ocupan de los cultivos utilizan técnicas tradicionales absolutamente respetuosas con el medio. Trabajan con sabiduría, compromiso y mimo hasta conseguir el punto perfecto de maduración de los ingredientes, que se incorporan a la mascarilla repletos de sol y saturados de principios activos.

Una experiencia para la piel y los sentidos

Las tres mascarillas de L’Occitane cumplen con su objetivo de purificar, calmar o dar luz a la piel en solo 15 minutos. Los coloristas envases, las fragancias que desprenden, sus texturas frescas 'como hechas en casa' son un asalto a los sentidos y convierten esta rutina de belleza en una experiencia divertida y relajante que te transporta al Mediterráneo.

Un truco: si tienes la piel seca y la zona T grasa, juega a combinar dos mascarillas y conseguirás un doble efecto. Disfruta hasta el final de la sensación de frescor que aportan, retíralas con agua tibia y aplícate una crema hidratante.

Mascarilla de Rostro Purificante. El tomillo fresco de Provenza tiene un alto contenido en zinc, un mineral que disminuye las imperfecciones de la piel. Esta planta es la estrella de una fórmula que exfolia con suavidad, absorbe el exceso de sebo inmediatamente y reduce las imperfecciones. Está indicada para pieles mixtas o grasas pero también puedes utilizarla si tu piel es normal.

Mascarilla de Rostro Calmante. ¿Conoces esa sensación tan desagradable de piel irritada que no sabes cómo calmar? La grosella de Ardèche (Provenza), con un alto contenido en magnesio y calcio (dos minerales esenciales para el buen funcionamiento de la piel), está presente en esta mascarilla que alivia los síntomas al instante, aporta suavidad y huele tan bien que tendrás tentaciones de comértela.

Exfoliante de Rostro Luminosidad. Parece una confitura que estarás deseando extender sobre la piel. Está elaborada a base de pomelo de Córcega, de propiedades astringentes y rico en vitamina C, y pequeños gránulos exfoliantes que eliminan impurezas y células muertas para revelar una piel luminosa y suave. Solo tendrás que aplicarla sobre la piel húmeda, aclarar con agua y... 'voilá'.

Ya no tienes excusa para no lucir una piel cuidada y perfecta, con los productos más puros y naturales y encima con un olor delicioso que hará de este paso de tu rutina un auténtico placer para los sentidos.

Belleza