Logo El Confidencial
Buena cara al instante

Polvos de sol + iluminador: los mejores trucos para una cara de verano

Una piel ligeramente dorada, luminosa, natural y fresca. ¿A quién no le apetece?

Foto: Haz como Izabel Goulart, ponle a tu cara un toque de verano. (Getty)
Haz como Izabel Goulart, ponle a tu cara un toque de verano. (Getty)

Los polvos de sol se han convertido en uno de los imprescindibles de la primavera (si los sabes usar y no te ocurre como a Melania Trump). Como todo los cosméticos tienen sus secretos, sus líneas rojas y sus propias reglas para sacarles todo el partido. Eliecer Prince, National Make Up Artist de Guerlain, nos da unos cuantos consejos que valen su peso en oro.

¿Quién va primero?

Es importante respetar un orden de aplicación: en primer lugar, la hidratante. Cuando la piel la haya absorbido, los polvos de sol. Y finalmente, el iluminador, aplicado estratégicamente y con prudencia.

Jessica Alba en la fiesta de Refinery29. (Getty)
Jessica Alba en la fiesta de Refinery29. (Getty)

Evita los contrastes

Los polvos de sol son maravillosos para dar un toque dorado a la piel, no para broncear como si hubieses estado un mes en la playa. En cualquier caso, si lo que te apetece es la segunda opción, usa primero un autobronceador, deja que actúe y añade los polvos hasta conseguir la profundidad que busques.

¿Cómo tiene que ser la brocha?

Grande y de acabado redondo para distribuir bien el producto y que no queden líneas fronterizas entre una aplicación y otra. Utilízala de manera que solo roce la piel para conseguir un resultado fresco y natural.

Alicia Vikander la gala MET de este año.  (Getty)
Alicia Vikander la gala MET de este año. (Getty)


Recuerda: menos es más

No utilices los polvos de sol y el iluminador como si no hubiera un mañana: lo único que conseguirás es un efecto máscara muy artificial. Ve poco a poco. Comprueba el resultado y repite la operación hasta conseguir la intensidad que buscas. Y, sobre todo, sacude bien la brocha antes de cada aplicación para no saturar la piel.

[LEER MÁS: Brozing eyes o cómo lograr que tus ojos parezcan bronceados]

La pregunta del millón: ¿cómo me lo aplico?

Es muy fácil. Para el día a día, empieza por la sien, dibuja una curva por debajo del pómulo, sube hasta el entrecejo por las aletas de la nariz y repite en el otro lado. Después, difumina haciendo movimientos circulares con la brocha. ¿Otra posibilidad? Dibuja pequeños ochos con la brocha por todo el rostro. Empieza por la línea del pelo y las sienes, desciende por el contorno de la cara hasta la barbilla y repite la misma operación en el otro lado.

Paletas de bronceadores.
Paletas de bronceadores.

1. Poudre Belle Mine Naturelle Les Beiges de Chanel (50 €). 2. Accomplice Instant Blurring Beauty Powder de Marc Jacobs Beauty (45,55 €). 3. Paleta Iluminadora de Charlotte Tilbury (75,55 €). 4. Bronzing Powder Duo de Bobbi Brown (41 €).

Iluminadores en stick: para acertar seguro

Muchos polvos de sol incluyen un iluminador que se aplica también con brocha, pero si no eres muy hábil, utiliza un iluminador en barra y aplícalo en forma de C: comienza en la zona superior del pómulo, sube por las sienes y acaba en la parte alta de las cejas. Si lo vas a utilizar por la noche, da un pequeño toque en el arco de Cupido y el tabique de la nariz.

Polvos bronceadores.
Polvos bronceadores.

1. Bronzing Compact de Clarins (48 €). 2. City Bronzer de Maybelline (7,99 €). Diorskin Nude de Dior (52 €). 3. Beached Bronzer de Urban Decay (24,80 €). 4. Polvos de sol Hoola de Benefit (37 €).

Olvídate del corrector hasta el otoño

Si la piel está ligeramente bronceada, dale vacaciones al corrector. Como generalmente son muy claros creará el efecto 'cara de esquiadora'. El plan B es aplicar pequeños toquecitos de base de maquillaje a modo de corrector y difuminar bien, así conseguirás cobertura de forma natural.

1. Terracotta Stick de Guerlain (44,50 €). 2. The Buffer Air Brush de Tarte (34,95 €).

El momento de los coloretes en tonos frescos

El aspecto de piel bronceada nos encanta, pero le da un aspecto mate que nos gusta menos. El tono del colorete tiene la clave para dar un toque luminoso a la piel. Deja de lado los tonos marrones y naranjas y elige mejor matices corales, rosas y melocotón. Aplícatelo en la parte superior del pómulo y en redondo para un acabado fresco y natural.

[LEER MÁS: ¿Sabes utilizar el corrector? Esto es todo lo que necesitas saber para que sea tu aliado]

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios