Logo El Confidencial
Acierta con la grama cromática

10 esmaltes de uñas capaces de cambiar cualquier look (para que parezca más sofisticado)

Igual que el rojo de labios puede cambiar radicalmente tu rostro, una buena manicura con el esmalte de uñas adecuado puede sofisticar tu look y llenarlo de clase

Foto: Manicuras para un look sofisticado. (Imaxtree)
Manicuras para un look sofisticado. (Imaxtree)

Una manicura perfectamente realizada, con su base, sus dos capas de color y su top coat, tanto si es casera como si ha sido realizada por un profesional, siempre es el mejor vestido para tus manos e incluso puede sofisticar tu look. Pero ¿qué ocurre con el esmalte?

Elegir un determinado color de uñas u otro puede convertir tu manicura en el hit del verano más colorido y a la vez en el centro de atención de todas las miradas, por lo llamativo y por lo poco elegante. A menudo creemos que es imposible conseguir un look minimalista más allá de los tonos nude o el burdeos, sin embargo, te sorprendería lo que el verde botella o el tono teja pueden hacer con tu look.

Hoy toca aprender cómo sublimar un outfit con ayuda de la lacas. La forma de la uña, los colores, los acabados y el número de capas tienen mucho que decir y, no, en esta ocasión no habrá diseños elaborados ni mezcla de colores.

Cúrcuma

Esmalte color cúrcuma de Dior.
Esmalte color cúrcuma de Dior.

El color de la especia presente en el curry combina calidez y discreción y queda fenomenal sobre una piel bronceada. Aunque se trate de un color que estamos poco acostumbrados a ver en las manicuras, su popularidad ha crecido recientemente. En este caso, la intensidad amarilla propia de la cúrcuma se matiza con la tonalidad pastel. Esmalte Terra Gold de Dior (26,95€).

Verde botella

Los tonos fríos también son infalibles para crear un look equilibrado que se adapte a cualquier situación. Dejando a un lado los prejuicios habituales sobre el negro, también desterramos otros colores fríos como es el verde esmeralda en una intensa y oscura tonalidad. Sobre la uña, este tipo de esmaltes ayudan a definir más su forma y se convierten en una buena alternativa, a modo de descanso, de las habituales lacas rojas o burdeos.

Esmalte verde esmeralda de Mavala.
Esmalte verde esmeralda de Mavala.

Entre sus variantes están el turquesa en su versión más oscura, el verde botella, el verde oscuro o el teal. Las tonalidades frías se cuelan en nuestras paletas cromáticas habituales, un ejemplo es el clásico Serpenti de Bulgari, capaz de combinar con todo y ponerle la pizca perfecta de color a cualquier look. Esmalte Racing Green de Mavala (6,68€).

[LEER MÁS: Los mejores esmaltes de uñas según los expertos de belleza]

Azul noche

Después del negro, el color más elegante de la moda es el azul marino. De la misma forma que el verde esmeralda, el azul marino es la perfecta forma de incluir un esmalte oscuro en cualquier look sin darle demasiada sobriedad. Se trata de dos tonos más habituales en las estaciones invernales, así como nocturnos. Very Bluetiful de Bourjois (15,82€).

Esmalte azul noche de Bourjois.
Esmalte azul noche de Bourjois.

Teja

Otro de los tonos, junto al cúrcuma, capaces de cambiar una manicura por completo es el tono teja, squash, jengibre o yam. Se trata de un naranja muy terroso, que puede recordar a las grandes rocas del Gran Cañón del Colorado. En las pieles bronceadas se mimetiza con la piel, mientras que en las pieles más claras aporta calidez. Es capaz de combinar con todos los looks.

Esmalte color teja de OPI.
Esmalte color teja de OPI.

Se trata de un naranja ahumado que nada tiene que ver con el coral o el naranja salmón, precisamente ahí está una de las claves de su elegancia ya que aporta color sin tratarse de un rojo muy intenso. Ayuda a que la piel se vea más bronceada. Esmalte Temperature is rising! de OPI (17€).

Blanco y blanco roto

Es uno de los esmaltes preferidos de las influencers ya que ayuda a potenciar la sensación bronceado por el simple contraste entre el tono blanco de la laca y el color de la piel. Los tonos hueso o blanco roto son una elección ganadora, siempre y cuando la capa de esmalte se vea compacta y el resultado sea homogéneo.

Esmalte blanco de Aila.
Esmalte blanco de Aila.

Cuando se aplica un esmalte blanco, lo peor que puede ocurrir es que se noten las pasadas de la brocha de la laca y se intuya la uña debajo de la capa. Los expertos siempre señalan que la clave está en dos cosas, aplicar una primera capa que alcance toda la uña y con la segunda cubrir con precisión para lograr un acabado homogéneo. El top coat es el culmen de la perfección. Laca de uñas Mackenna de Aila (14 dólares).

[LEER MÁS. La última novedad en manicura: un esmalte en polvo semipermanente que no daña la uña]

Gris vaquero

A caballo entre el azul y el gris marengo llega un color que imita a los vaqueros desgastados. En este caso se trata de un esmalte apto tanto para el día como para la noche y valido en el verano y en el invierno. Al tratarse de un color claro le da luz y alegría a la manicura, pero sin rozar el look infantil de un azul claro.

Esmalte azul denim de Dior.
Esmalte azul denim de Dior.

Igual que unos buenos vaqueros, combina con todos los colores pero sin tratarse de un esmalte aburrido. El ligero color grisáceo es la clave de su sobriedad exacta, ni muy aburrido ni muy llamativo. Esmalte Junon de Dior (26,95€).

Rojo cereza

El rojo es infalible. Brillante, clásico y favorecedor, prácticamente no hay un tocador o neceser en el que no haya al menos un esmalte de uñas rojo, sin embargo, dar con la tonalidad perfecta puede llevarnos a comprar lacas que no nos favorezcan del todo. Una opción ganadora es el esmalte de uñas con una ligera pincelada de rosa. La tonalidad cereza es una buena forma de conseguir una manicura que combine con el look más clásico y a la vez tenga una pincelada de color pop.

Esmalte cereza de Aila.
Esmalte cereza de Aila.

En esta ocasión apostamos por una versión cereza muy pastel para jugar con el acabado nude pero con un ligero toque infantil. Al no tratarse de un rojo intenso o de un rosa fucsia, combina con todos los outfits sin resultar llamativo. Esmalte Bless your Heart de Aila (14$)

Modelo en el backstage de Tome.  (Imaxtree)
Modelo en el backstage de Tome. (Imaxtree)

Nude

Los colores clásicos como el nude siguen siendo una buena opción, aunque son algo menos divertidos que un verde botella o un cúrcuma. En el caso del nude, se trata del esmalte de uñas capaz de acompañarte sea cual sea el plan, desde una mañana de trabajo hasta un plan nocturno. Tu manicura no le robará protagonismo al resto del look y cualquier imperfección se verá minimizada con un par de capas.

Esmalte color nude de Masglo.
Esmalte color nude de Masglo.

Aunque pueda parecer un color aburrido, su secreto está en las capas que apliques. Con una parecerá que simplemente las llevas cuidadas, pero con 3 capas lograrás un acabado block. Evidentemente poco podemos decir de las opciones para combinar este color.... Con todo, sí. Esmalte Idealista de Masglo (9,96€).

Gris

Puede parecer apagado y aburrido, pero se trata de uno de esos colores que hacen 'fondo de armario' en lo que al mundo de la manicura se refiere. Es discreto y también combina con todo. Tú decides el tono y la mezcla de gris que prefieres. Nosotros te recomendamos opciones más claras para conseguir una manicura más alegre.

Esmalte gris de Essie
Esmalte gris de Essie

De nuevo jugar con las capas te ayudará a crear diferentes intensidades de manicura. Si prefieres los tonos más fríos, jugando con los grises más oscuros, también encontrarás una manicura elegante y perfecta para las estaciones más fresquitas. Coctail Bling de Essie (8,37€).

Burdeos

Y no podía faltar el rey de la casa, el color por excelencia, el esmalte de uñas que siempre sienta bien, que todo el mundo tiene y que es la diferencia entre llevar más uñas hechas o no. El tono dependerá de tus gustos y de tu tono de piel, pero no hay nada que un esmalte de uñas color burdeos no pueda hacer por sublimar tu look. La clave para conseguir ese acabado más elevado está precisamente en el acabado de tu laca. El brillo es el quid de la cuestión y con brillo no nos referimos a brillo glitter, sino a acabado gel.

A la hora de elegir el tono, puede jugar desde los burdeos más rojos a los más oscuros, aquellos que pueden llegar a perderse con el negro. Dependerá de la estación en la que te encuentres. Recuerda que cuanto más frío haga, más frío deberá ser el color. Le Vernis de Chanel en color Diplomatique (27€).

Infalible esmalte rojo burdeos de Chanel.
Infalible esmalte rojo burdeos de Chanel.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios