Logo El Confidencial
ALERTA OBSESIÓN

Texturas transformers: la versión más lúdica de la cosmética

10 fórmulas sorprendentes que se transforman en contacto con el agua

Foto: 10 texturas que te enamorarán. (Imaxtree)
10 texturas que te enamorarán. (Imaxtree)

Uno de los aspectos en los que más ha profundizado la cosmética en los últimos tiempos es el de las texturas. Superada la división entre cremas untuosas para pieles secas y geles para las mixtas o grasas, las texturas actuales son una fiesta. Sueros, brumas, geles ultraligeros que parecen postres de frutas, cremas en agua o espumas consiguen que la rutina de belleza no solo sea llevadera sino muchísimo más apetecible.

A este festín de texturas maravillosas hay que añadir las que se transforman: el hallazgo más divertido. Cosméticos que tienen una textura que se convierte en otra en contacto con la piel. Casi como un juego. Existen desde hace años, diréis; sí, pero eran escasas y desconocidas. La diferencia es que ahora son legión. Han aumentado en calidad y en cantidad (contienen fórmulas muy potentes) y traen consigo un aviso: lo mejor aún está por venir.

Exfoliante Oil-To-Milk, de Mádara y Desmaquillante Le Soin Noir.
Exfoliante Oil-To-Milk, de Mádara y Desmaquillante Le Soin Noir.

Exfoliante Oil-To-Milk, de Mádara. Toda una experiencia: esta exfoliante tiene una textura en aceite que en contacto con la piel se transforma en una leche suave enriquecida con aceite de avena, moléculas de albaricoque y arena volcánica. ¿El objetivo? Cerrar los poros, eliminar las células muertas y dar a la piel un tono uniforme (24,95 euros).

Desmaquillante Le Soin Noir. Lo primero que sorprende es su color, un negro intenso como todos los cosméticos de la línea. Pero la verdadera sorpresa viene después. Un gel que en contacto con la piel se transforma en un aceite que invita a masajear la piel, para, a continuación, volver a transformarse en contacto con el agua, esta vez en una emulsión muy suave. Triple salto mortal (87 euros Givenchy).

Sérum Iluminador, de Le Tout y Mascarilla Purificante Peel Off, de Waso.
Sérum Iluminador, de Le Tout y Mascarilla Purificante Peel Off, de Waso.

Sérum Iluminador, de Le Tout. Es un poderoso antimanchas que mejora las arrugas y las líneas de expresión, pero lo que acaba de enamorar es su textura: cuando te lo aplicas es un sérum blanco con la ligereza propia de estos cosméticos pero se transforma en agua –eso sí, repleta de activos– al extenderlo sobre la piel (24,47 euros).

Mascarilla Purificante Peel Off, de Waso. No es una transformación nueva, cierto, pero vuelve a ser una transformación muy deseada. Es un gel muy ligero de un color fucsia intenso que se extiende por la piel seca evitando las cejas y el contorno de los ojos y labios. A medida que pasa el tiempo, el gel se va transformando en una película compacta que, una vez seca, se retira con mucho cuidado empezando por la frente (41 euros).

Leche Micelar Desmaquillante, de Clarins y Protector Solar Spray 50, de Avene.
Leche Micelar Desmaquillante, de Clarins y Protector Solar Spray 50, de Avene.

Leche Micelar Desmaquillante, de Clarins. Cuando te la aplicas es una leche que encierra un 89% por ciento de ingredientes naturales. Al masajear sobre la piel con las yemas de los dedos se va convirtiendo en una lluvia muy fina de agua que se retira presionando con un algodón. Pura magia (19,50 euros).

Protector Solar Spray 50, de Avene. Ha sido formulada pensando en los niños pero si la pruebas, querrás usarla tú también. Tiene una tecnología llamada 'switch' que encierra sorpresas: el spray se extiende como una emulsión pero poco a poco invierte su textura hasta convertirse en una película invisible de larga duración y muy resistente al agua (24,97 euros).

Polvos Exfoliantes Éclat Ultra-Fine de Dior Life y Vela de Masaje Rose de Mai de Oskia.
Polvos Exfoliantes Éclat Ultra-Fine de Dior Life y Vela de Masaje Rose de Mai de Oskia.

Polvos Exfoliantes Éclat Ultra-Fine, de Dior Life. Para empezar, vierte una pequeña cantidad de polvos –su textura inicial– en la palma de la mano previamente humedecida. Fricciona un poco hasta convertir el polvo en una crema ligera que se extiende en el rostro y se deja actuar durante un minuto (44 euros).

Vela de Masaje Rose de Mai, de Oskia. Si, has leído bien. Se trata de una vela elaborada con ingredientes naturales que huele a rosas. Pero tiene truco: cuando la cera se funde, se transforma en un aceite de cuerpo o una mascarilla facial, lo que prefieras en cada momento. No te preocupes, no te vas a quemar porque sus ceras naturales se han fusionado a un punto muy bajo y solo notarás que está templada (45 euros).

Mascarilla de Oxígeno, de Camaleon y Aceite Desmaquillante Confort Suprême, de Galénic.
Mascarilla de Oxígeno, de Camaleon y Aceite Desmaquillante Confort Suprême, de Galénic.

Mascarilla de Oxígeno, de Camaleon. Esta mascarilla la sientes; sientes que está trabajando porque a los pocos segundos de entrar en contacto con la piel desencadena un efecto efervescente burbujeante, como si te hubieses aplicado un peta zeta. Hay que tener fuerza de voluntad para utilizarla solo dos o tres veces por semana (4,90 euros, tres monodosis).

Aceite desmaquillante Confort Suprême, de Galénic. Limpia la piel y elimina el maquillaje, y lo hace con un aceite (de argán) gelificado que se convierte en una leche muy untuosa a medida que masajeas con las manos húmedas (25,90 euros).

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios