Logo El Confidencial
Sin efectos secundarios

Rinomodelación sin cirugía: cambiar de nariz sin dolor es posible

Se ha convertido en una de las técnicas más demandadas porque, entre otras cosas, no tiene efectos secundarios y logra el mismo efecto que una rinoplastia tradicional

Foto: Rinoremodelación sin cirugía (Imaxtree)
Rinoremodelación sin cirugía (Imaxtree)

La nariz suele ser una de las partes del cuerpo que menos gusta a la gente, convirtiéndose en uno de los complejos más habituales. Precisamente por ello, la rinoplastia es una de las intervenciones estéticas más demandadas en España. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), al año se someten a esta operación cerca de 1000 personas en nuestro país.

[LEER MÁS: Todo lo que debes saber antes de operarte la nariz]

Sin embargo, esta cifra podría ser mucho mayor si no fuera por el temor habitual al post operatorio, las cicatrices, el dolor o no quedar conforme con el resultado. La alternativa a la rinoplastia es la rinomodelación sin cirugía, una técnica cada vez más demandada capaz de conseguir los mismos resultados de inmediato.

¿En qué consiste exactamente?

Para conseguir el volumen y la definición, se infiltra ácido hialurónico en zonas concretas de la nariz, con lo que nuestro cuerpo no rechaza el relleno, ya que se trata de un material presente en nuestro organismo. Con esta innovadora técnica, se puede armonizar el rostro actuando sobre el tabique y la punta de la nariz. “Se puede modificar la nariz tanto de frente como de perfil”, asegura la doctora Carla Barber, en cuya clínica la rinomodelación sin cirugía se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados.

Tal y como nos explican desde su clínica, con las infiltraciones se busca modificar los ángulos nasales (naso frontal y naso labial). El ácido hialurónico actúa como un relleno que ayuda a equilibrar el rostro.

[LEER MÁS: Labios con volumen, tratamientos para una boca carnosa por más tiempo]

¿En qué casos está recomendado?

La rinomodelación puede ser de gran ayuda en casos de tabiques muy pronunciados al suavizar su apariencia, así como en deformidades en la punta de la nariz.

Sin embargo, la doctora Barber nos recuerda que no se puede utilizar como sustituto de la rinoplastia. "Modifica la forma, no el volumen, aunque es una técnica mucho menos agresiva”, comenta. Si lo que se desea es estrechar la nariz, con la rinomodelación sin cirugía solo se logrará el efecto óptico de que la nariz es más fina al tratar su contorno.

¿Por qué está teniendo tanto éxito?

Al ser una técnica poco invasiva, no suele generar dolor y los resultados son visibles en el mismo día. Las infiltraciones de ácido hialurónico llevan anestesia, por lo que el pinchazo es indoloro.

Al no tratarse de una intervención quirúrgica, no hay posoperatorio -te vas a casa en el mismo día- y los posibles efectos secundarios, en el caso de que aparezcan, pueden ser pequeños moratones o algo de hinchazón, siempre como resultado del pinchazo.

Otra de las razones de su éxito es su bajo precio. “La ausencia de efectos secundarios y el bajo coste que tiene en comparación con una rinoplastia quirúrgica han hecho que cada vez más pacientes se animen a realizarse este tratamiento que aporta simetría y armonía al rostro”, asegura la doctora Barber, en cuya clínica los precios del tratamiento oscilan entre los 600 y 8.000 euros si el paciente no se ha sometido a ninguna cirugía previa en la nariz.

No es un cambio definitivo

Puede considerarse un pro o un contra. El ácido hialurónico que se utiliza dura de 18 a 24 meses, pudiéndose realizar retoques si fuera necesario. Si siempre has tenido curiosidad por ver cómo sería tu rostro con una nariz más armónica con el resto del rostro, la rinoremodelación es una buena opción para probar suerte. Si buscas resultados definitivos, tendrás que recurrir a la clásica rinoplastia.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios