Logo El Confidencial
Prohibido no limpiarlas

Guía definitiva para el mantenimiento de tus brochas de maquillaje

Las usas todos los días, pero quizá no de modo más adecuado. Las brochas de maquillaje son herramientas básicas, pero para sacarles el máximo partido necesitan un manual de uso óptimo

Foto: Brochas de maquillaje. (Unsplash)
Brochas de maquillaje. (Unsplash)

Los pinceles de 'make up' son un accesorio esencial para cualquier persona que se maquille. Por muchas o pocas fórmulas que utilices, son la clave para sacar todo el partido a tus looks. Seguro que mucho has oído-leído sobre ellos: que si son mejores los de pelo sintético frente a los naturales, que si debes realizarles una limpieza exhaustiva periódica (si no, terribles consecuencias recaerán sobre tu piel)…

Hablamos con expertas en la materia para que nos resuelvan todas tus dudas. Estos pinceles dejarán de ser un misterio para ti.

[LEER MÁS: En busca de la brocha perfecta: 10 trucos para tener el neceser de tus sueños]

Brochas de maquillaje. (Unsplash)
Brochas de maquillaje. (Unsplash)

Factores a tener en cuenta antes de adquirir tu kit de brochas de maquillaje. Susana Ruiz-Ruano, Directora Creativa Maiko, especifica que “en primer lugar hay que tener en cuenta los materiales de fabricación, tener la certeza de que estén hechas de buenas materias primas, que estén bien acabadas y que nos garanticen una óptima durabilidad”.

Mariona Garriga, brand manager de Real Techniques, establece que hay que para sacarles el rendimiento óptimo debes elegirlas en función de sobre en qué zona del rostro la vas a utilizar, del tipo qué fórmula del maquillaje que uses habitualmente (si es fluido, en polvo…), de la cobertura que deseas (cuanto más tupidas sean, conseguirás un acabado más intenso) y si tienes alergias o la piel sensible (las de pelo sintético tienen menos probabilidad de generar reacciones).

Gestos esenciales

Lo que nunca debes olvidar es protegerlas tanto del sol como del polvo guardándolas, en la medida de lo posible, en un estuche especial. Lo ideal es que siempre que estén secas las mantengas en posición vertical con el fin de evitar que se deformen al tener un punto de apoyo mayor cuando están tumbadas. Entre sus básicos de mantenimiento está el limpiador. Mariona Garriga reconoce que la mejor opción es usar jabones específicos porque “el pH es bueno tanto para el pincel como para la piel, a la vez que consiguen desinfectar”.

¿Un truco? Si no tienes una referencia específica a mano, puedes probar con un champú para bebés. Debes tener presente que las brochas de pelo natural son más delicadas que las sintéticas, por lo que hay que tratarlas con mayor cuidado y con fórmulas neutras. Las segundas aguantan mejor los jabones intensos que, al contener ingredientes como la glicerina, facilitan la retirada de suciedad.

Brochas de maquillaje. (Unsplash)
Brochas de maquillaje. (Unsplash)

Sin embargo, como con el uso continuado tus accesorios de maquillaje pierden efectividad, debes mimarlas al máximo. Desde Real Techniques reconocen que "lo ideal es renovarlas cuando las cerdas hayan perdido espesor, se hayan deformado, suelten pelo o si han dejado de estar suaves”. El consejo de Susana Ruiz-Ruano es “ir ampliando la colección de brochas poco a poco para tener más opciones de trabajo sin necesidad de esperar a que una deje de funcionar bien para hacerte con otra nueva”.

La gran duda: ¿cómo debemos limpiar las brochas de maquillaje?

Ambas expertas reconocen que la limpieza de los pinceles es esencial para un acabado óptimo del maquillaje y, sobre todo, con el fin de cuidar la salud de tu piel, ya que es el mejor método de mantener las bacterias a raya. Susana Ruiz-Ruano reconoce que es recomendable que los pinceles con fórmulas líquidas o cremosas (base de maquillaje, corrector, iluminador…) se limpien después de cada uso.

Las dedicadas a los productos faciales en polvo, como los bronceadores, los coloretes o los polvos sueltos, pueden lavarse con menos asiduidad. Su consejo es que entre lavado y lavado, utilices descargadores para retirar los restos de fórmula antes de reutilizarlas. Si las referencias son en polvo pero de ojos, no es necesario eliminar a conciencia la suciedad tras cada uso, pero tampoco se puede espaciar tanto como las dedicadas para el rostro.

Set de brochas de maquillaje. (Unsplash)
Set de brochas de maquillaje. (Unsplash)

La brand manager de Real Techniques reconoce que el mejor paso a paso de la limpieza es primero mojar la brocha con agua, aplicar el limpiador en el dorso de la mano y trazar círculos con el accesorio en cuestión sobre ella hasta que esté totalmente impregnado. Después, hacer el mismo gesto bajo el agua corriente del grifo con el fin de eliminar el jabón y repetir el proceso las veces que haga falta hasta que el agua salga limpia. Por último, deja secar las brochas en posición horizontal sobre un paño limpio y seco o boca abajo para que el agua no se quede entre tus accesorios.

¿Un truco profesional? Haz tu propio túnel de lavado beauty: “Un buen sistema de lavado de pinceles es hacerlo con dos boles de agua, los dos a temperatura ambiente, donde uno nos servirá de limpieza y otro de aclarado. Iremos usándolos de manera alterna en cada brocha o pincel”, afirman desde Maiko.

Otra opción es utilizar las herramientas que las firmas han creado expresamente para esto como pequeñas lavadoras o superficies de silicona con protuberancias que te ayudan a retirar la suciedad.

En caso de infección, ¿qué hago?

La recomendación es unánime: visita a tu dermatólogo/oftalmólogo para que determine el procedimiento a seguir. Probablemente te aconseje no maquillar la zona durante un tiempo y retirar cualquier indicio de suciedad de tus brochas y pinceles a conciencia con productos específicos.

Si usas esponja, seguramente te recomienden que la retires y, una vez curada la dolencia, utilices una nueva bajo la máxima de mantenerla siempre limpia y en un lugar donde no haya humedad para que pueda secarse totalmente tras cada uso.

PRODUCTOS

Brochas de maquillaje.
Brochas de maquillaje.

Brocha de Maquillaje de Maiko Professional (16,99 euros). De la Colección Pocket, fabricada con pelo sintético, es ideal para aplicar bases de maquillaje o fórmulas en polvo.

Blooming Beauty Kit de Ecotools (9,44 euros). Pack con cuatro pinceles respetuosos con el medio ambiente para aplicar la base, difuminar, extender los polvos o el iluminador.

304 Fan Brush de Real Techniques (14,99 euros). De la colección 'Brush Crush', permite aplicar el iluminador hasta lograr un sutil resplandor brillante.

Brocha Doble para Cejas Nº 14 de Yves Saint Laurent (31,50 euros). Apto para cualquier textura de producto específico, tiene un cepillo para peinar las cejas y una terminación biselada y firme para definirlas.

To The Point de Lush (15 euros). Pincel corrector vegano, de pelo sintético y aluminio reciclaje y biodegradable que cubre ojeras e imperfecciones de un modo profesional.

Cosméticos perfectos para lavar las brochas de maquillaje.
Cosméticos perfectos para lavar las brochas de maquillaje.

Quick’n Easy Brush Cleanser Pot de Catrice (5,28 euros). Esponja que limpia tus accesorios para polvos sin necesidad de agua y jabón.

Spa Brush Cleaning Glove de Sigma (58,80 euros). Guante de silicona con 8 texturas diferentes para retirar cualquier suciedad de tus pinceles.

Brush Cleanser de Mac (12,50 euros). Limpia, acondiciona y desinfecta las fibras de las brochas mientras reduce el tiempo de secado.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios