Logo El Confidencial
piel siempre joven

Ciencia e innovación, la solución antiaging para borrar arrugas del contorno de los ojos

Las últimas investigaciones ya permiten mejorar los productos cosméticos para que aceleren el proceso de renovación de las células de tu piel y reparen los daños visibles

Foto:

Si ya estás disfrutando con plenitud de la treintena, seguramente pocas modas (en lo que tratamientos faciales se refiere) te pueden encandilar. Sabes lo que quieres y en esa relación más o menos complicada que mantienes con tu piel, la conoces lo suficiente como para identificar qué es lo que mejor le sienta. En este punto, la calidad y los tratamientos más vanguardistas se postulan como los ganadores.

La teoría sobre el envejecimiento la tienes más que interiorizada. Seguramente también reconoces que muchas veces el paso del tiempo sobre tu rostro no hace justicia a tu edad real. O al menos a cómo te sientes de joven. La vorágine de la vida laboral sumada a una intensa agenda social parece que hace mella en tu cutis y la falta de tiempo complica significativamente el poder dar con el tratamiento ideal para una rutina 'non stop'. Las arrugas empiezan a aparecer y necesitas una solución de forma inmediata.

Para ayudarte Shiseido ha creado una alianza entre ciencia e innovación hasta dar con una tecnología que mejora la conexión piel-cerebro, y que es capaz de eliminar las arrugas y frenar el envejecimiento. Se llama ReNeura Technology++ y su misión trabaja en tres frentes: acelerar la renovación de las células para retrasar la aparición de arrugas o su desarrollo (actúa sobre los receptores sensoriales con el fin de que responda de manera óptima a los cosméticos); reparar los daños visibles, como las propias arrugas o las líneas de expresión; y bloquear la formación de futuras (la prevención en temas de envejecimiento es un grado). Un concepto todo en uno 'antiaging' adecuado para aquellos cutis que ya necesitan algo más que hidratación.

La marca japonesa está volcada con la ciencia que se postula como la gran aliada para luchar contra el envejecimiento y los últimos avances parecen demostrar que la clave puede estar en unir las investigaciones sobre la fisiología de la piel con la neurociencia. Por ello, han trabajado mano a mano con el Cutaneous Biology Research Center del Massachussetts General Hospital (pertenece a la Escuela de Medicina de Harvard) para llevar el cuidado dermatológico a otro nivel.

Shiseido ha trabajado hasta dar con una tecnología que mejora la conexión piel-cerebro y que es capaz de eliminar las arrugas y frenar el envejecimiento

Han demostrado que cuando la dermis está envejecida o estresada, los receptores sensoriales se reducen y las fibras nerviosas encargadas de transmitir la información entre ambos órganos se ralentizan. ¿El resultado? Se vuelve más vulnerable, pierde su capacidad para reaccionar ante los estímulos y, en lo que respecta a los asuntos 'beauty', tiene una mayor dificultad para absorber los activos de los tratamientos, lo que minimiza de forma considerable su efectividad.


Y llegados a este punto, pero aterrizando en la belleza real, ¿cuál es la mayor preocupación cosmética de las mujeres respecto a los tratamientos faciales? Los datos de ventas revelan que las fórmulas del segmento facial están en un crecimiento constante y, si nos fijamos en el detalle, el contorno de ojos es el tercer segmento más valorado. La propuesta de Shiseido, en su obsesión por desentrañar los pormenores del envejecimiento, es lograr todos esos hitos con los principios de la neurociencia de fondo.

La mirada, al tener una piel más fina que la del resto del rostro, es la primera en advertir la deshidratación, la pérdida de firmeza o la aparición de arrugas, así como de las ojeras. Además, hay que sumar el factor extra: todos los gestos que hacemos de forma inconsciente y facilitan que las arrugas de la zona se desarrollen con más rapidez. Desde Shiseido reconocen hasta seis tipos diferentes: las del entrecejo, las del pliegue del párpado -signos de flacidez-, las patas de gallo, las que surgen debajo de los ojos, las tradicionales bolsas y aquellas que aparecen tras las bolsas. Así, resulta imprescindible actuar restaurando la hidratación desde el interior y mejorando la flexibilidad de la piel de la zona.

Benefiance Wrinkle Smoothing Eye Cream, de Shiseido (81€).
Benefiance Wrinkle Smoothing Eye Cream, de Shiseido (81€).

La propuesta de Benefiance Wrinkle Smoothing Eye Cream es atacar las complejas arrugas por estrés con lo que han denominado Aqua Peptide, que combina tres ingredientes específicos con algunas de las propiedades hidratantes del agua y el aceite. El consejo es aplicar la cantidad de un grano de arroz de fórmula como último paso en tu rutina de cuidado de noche y antes del tratamiento y el maquillaje por la mañana. El protocolo pasa por masajear la parte interior, exterior, párpados y entrecejo.

Benefiance Wrinkle Smoothing Contour Serum, de Shiseido (110€).
Benefiance Wrinkle Smoothing Contour Serum, de Shiseido (110€).

Para completar la rutina también es imprescindible hacerse con un sérum (el producto de moda) que hidrate el contorno con el fin de minimizar las finas líneas por falta de agua y que retrase la aparición de arrugas más profundas gracias a activos específicos. El consejo para optimizar los efectos de Benefiance Wrinkle Smoothing Contour Serum es aplicar un par de pulsaciones de producto, por la mañana y por la noche, tras la limpieza y antes de extender la crema hidratante. Utilízalo desde el centro del rostro hacia fuera, con suavidad, sobre las mejillas, la frente, la nariz y la barbilla. Un truco es aplicar más cantidad de sérum en aquellas zonas donde sientes que tus dedos no se deslizan con suavidad.

Para completar el tratamiento facial la marca japonesa propone utilizar una emulsión que aúna ciencia e innovación gracias a una fórmula que trabaja en la misma línea (que hidrate y disminuya la aparición de arrugas), pero que además protege la piel de las agresiones diarias como la contaminación, el polen o las radiaciones UV. Los especialistas en investigación cosmética de Shiseido han desarrollado un ingrediente llamado Shields Network que crea un efecto película. Su ritual de aplicación es extender la fórmula en los mismo puntos clave que el sérum, distribuyéndola desde el centro hasta el exterior durante dos o tres veces. Importante: sé generosa para no reducir su misión de escudo protector solar. ¿A qué esperas para sumar los más avanzados hitos científicos a tu rutina de cuidado?

Belleza

El redactor recomienda