Logo El Confidencial
PONTE EN FORMA

¿Sabes qué es la amnesia de glúteos? Piénsalo un segundo: seguro que lo adivinas

Es la forma desenfadada de decir que activas el trasero lo justito

Foto: De la sentadilla a los side lunges. Así tonificarás tus glúteos. (Cortesía Lefties)
De la sentadilla a los side lunges. Así tonificarás tus glúteos. (Cortesía Lefties)

El término lo acuñó el profesor Stuart McGill, que ha dedicado toda su carrera a investigar la relación entre los problemas de la espalda y nuestro estilo de vida. Amnesia aquí no significa que nos olvidemos de ellos. Al revés: el trasero es una de las partes del cuerpo que más presente está en nuestros pensamientos. Pero de pensar en ellos a ponerlos a trabajar hay un trecho, a veces enorme. La vida que llevamos no ayuda mucho: a las ocho inevitables horas de trabajo diarias hay que añadir los maratones de series de los fines de semana y la idea de que el ejercicio es un gran invento… Para los demás.

Disfruta de tu rutina de yoga y pilates con lo nuevo de Oysho. (Cortesía)
Disfruta de tu rutina de yoga y pilates con lo nuevo de Oysho. (Cortesía)

Si no trabajan, se acortan y se desactivan

El sedentarismo es la causa principal de la amnesia de glúteos, uno de los grupos musculares más grandes del cuerpo. Al estar sentados, el glúteo está continuamente estirado y esto, que en principio parece bueno, significa en realidad que cada vez cuesta más activarlo, que se va atrofiando y que otros músculos deben hacer el trabajo que ellos no hacen. ¿Las consecuencias? Puede provocar problemas de salud a largo plazo –hernias discales o protusiones–, pero si lo contemplamos desde un punto de vista estrictamente estético, las señales de una amnesia de glúteos son evidentes: un trasero sin relieves ni contornos, con una apariencia tristona y flácida que a duras penas aguanta el reto de una falda lápiz o de unos pantalones skinny. Una idea muy alejada del culete redondo, respingón y firme que todos tenemos en mente. En fin: un drama.

¿Quieres devolverles la memoria?

Revertir la situación de unos glúteos amnésicos es posible y, no, no se trata de utilizar una crema específica para la zona. Aquí la cosmética no tiene mucho que hacer: las cremas reafirmantes mejoran el tono de la piel, su textura, pero desgraciadamente no existe aún la fórmula capaz de tensar y trabajar el músculo. Así que toca hacer ejercicio. Moverse.

Glute bridge: el ejercicio clave

Seguro que conoces este ejercicio: tumbada con las piernas flexionadas y separadas a la altura de las caderas y los brazos extendidos a ambos lados del cuerpo, lo único que tienes que hacer es levantar el tronco mientras inspiras hasta formar un puente y hacerlo descender muy suavemente mientras espiras. Los expertos coinciden en que este ejercicio es fundamental para trabajar los glúteos, más eficaz, al parecer que las clásicas sentadillas porque moviliza más grupos musculares.

No solo de un ejercicio vive el trasero

Pero siendo imprescindible en cualquier entrenamiento de glúteos, el 'glute bridge' no es suficiente para devolverles el lugar que se merecen. Hay que combinarlo con otro tipo de actividad que movilice todo el cuerpo, como el yoga, correr o montar en bici.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios