Logo El Confidencial
Trucos para tu melena

Melena impecable por más tiempo: disimula las raíces entre tinte y tinte

Si no has podido ir a la peluquería a retocarte el color ni tampoco hacértelo tú en casa, apunta estos consejos y productos. Te olvidarás de las canas y el dichoso efecto raíz

Foto: Porque hay remedios que te pueden ayudar a alargar los tiempos. (Imaxtree)
Porque hay remedios que te pueden ayudar a alargar los tiempos. (Imaxtree)

Hay pocas cosas más molestas que el hecho de que se nos note que necesitamos con urgencia retocar el color de nuestro pelo. Si aún faltan algunos días hasta que llegue la hora de tu cita con el peluquero, estos trucos te ayudarán a pasar mejor el mal rato. Llevar el pelo con color (independientemente de que se trate de mechas o de alguno de los diferentes tipos de tintes que existen) implica una pequeña esclavitud. Y es que en cuanto sales de la peluquería con tu reluciente melena comienza la cuenta atrás para que tengas que volver a ponerla al día. Por término medio, y dependiendo de la velocidad a la que crezca el pelo, lo normal es que haya que retocar cada 4 o 6 semanas si queremos tenerlo en buenas condiciones. Sin embargo, no es raro que más de una vez tengamos que dejar pasar más tiempo entre una y otra cita, con lo que la melena se inunda esas canas y raíces que nos vuelven locas.

Huye de los contrastes

Ten en cuenta que las canas se notan más cuanto más oscuro sea el pelo, puesto que resaltan sobre el fondo. Por eso, pasan más desapercibidas cuando hay un trabajo con degradados de color como mechas, balayage, californianas… Así que plantéate la posibilidad de probar con estos estilos si tienes mucho cabello blanco salpicando tu cabeza. En cuanto a las raíces, pasa algo parecido ya que llaman más la atención cuanto más contraste haya entre el tono original del cabello y el color elegido. Es por eso que es mejor que, durante unos días, te olvides de echar la melena hacia atrás todo lo que puedas, para que no canten tanto.

Pequeños salvavidas

La buena noticia es que está renaciendo con fuerza una solución que llegó hace unos años: los productos para retocar las raíces. Se trata fundamentalmente de sprays de diferentes tonos que se aplican en la zona por donde va naciendo el pelo y especialmente alrededor de la cara, que es donde más se nota el desfase de color. También es recomendable ponerlos sobre la raya, puesto que es otra de las zonas en las que más destacan las raíces.

Si lo que queremos es que las canas pasen más desapercibidas, tendremos que vaporizarlos por todo el cabello, como si fuera una bruma de laca, a la vez que sacudimos la melena. Así logramos que el pelo tenga un tono más uniforme y que los cabellos blancos resalten con menos fuerza. Como no son permanentes, sus resultados duran en función de la frecuencia con la que nos lavemos el pelo. Además, como se van con el agua te garantizas que no interfieran con el tinte que utilices habitualmente. Otra opción son los champús con color, que reproducen los tonos más habituales que se suelen llevar en el cabello: rubio, castaño, moreno… En este caso ocurre al revés que con los sprays: los resultado se notan, evidentemente, cuando nos lavamos el pelo y se van acentuando a medida que los usamos.

En tu neceser

•​ Para la ducha. Los champús de Infuse My Color se declinan en cinco tonalidades distintas: rubí (para tonos rojos o marrón rojizo), cobre (rubios oscuros, castaños y cobrizos), oro (evidentemente para toda la gama de los rubios), cobalto (para mantener rubios y castaños oscuros) y platino (evita que los cabellos blancos amarilleen y mantiene el brillo de grises y rubios muy claros). Sus fórmulas son totalmente veganas, a base de ingredientes vegetales y están libres de parabenos, sulfatos y siliconas.

•​ Ultrarrápido. Retouch.Me, de Kevin Murphy, es un spray retoca raíces con una fórmula muy ligera y rápida de utilizar. Se seca casi al instante, sin dejar residuos, y cubre el cabello con unas diminutas partículas luminosas y pigmentos correctores que disimulan las canas entre lavados.

•​ Profesional. Hair Touch Up, de L’Oréal Professionnel, es un spray para cubrir canas y raíces en cuatro matices. Combina silicona, para un resultado natural, y pigmentos que combinan con cualquier tono de una forma discreta y sin marcas. Otro de sus puntos fuertes es que se seca al momento, lo que ayuda también a lograr una mejor fijación.

•​ Paso atrás a las canas. Phyto ha desarrollado un revolucionario tratamiento para revertir el proceso natural de aparición de las canas. Se trata de Phyto Re30, un sérum de uso diario, por la mañana o por la noche, que estimula la pigmentación natural del cabello desde la raíz. Así consigue que las canas vuelvan a crecer con color al cabo de varias semanas de uso.

•​ Muy natural. La fórmula del Spray de Raíces Mágico, de Collistar, está elaborada a base de pigmentos naturales que actúan en poco más de un minuto. Además, no añade peso al cabello, por lo que queda suelto y ligero, y tiene cinco tonos distintos.

•​ Para todos. Los cinco tonos (castaño claro, rubio claro, castaño oscuro, rojo y negro) de Root Fusion, de Redken, están desarrollados para que sean compatibles con todas las bases de color existentes. Tienen un tamaño compacto que va muy bien para llevarlos en un bolso.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios