Logo El Confidencial
Los nuevos rizos

'Crimped hair', la alternativa fashion a la permanente

Son muchas las voces que vaticinan que la permanente ha vuelto, sin embargo, el street style y las planchas de pelo tienen otra teoría que nos comienza a seducir

Foto: Peinados con 'crimped hair'. (Imaxtree)
Peinados con 'crimped hair'. (Imaxtree)

Vale que Camila Cabello ha gritado a los cuatro vientos que se ha hecho una permanente y todas hemos comenzado a ver los rizos con otros ojos. ¿Para qué luchar contra ellos si puedes dejarlos a su libre albedrío?

Muchos geles fijadores y sprays marinos después, podemos decir que el cabello ondulado tiene cierto ‘sex appeal’ y que nos sentimos como más sexis y salvajes con él, aunque tengamos que lidiar con palabras encantadoras -nótese la ironía- como encrespamiento y enredos. Así que, más allá de tratamientos que nos hagan tener el cabello rizado a lo Julia Roberts de forma permanente, ahora podemos hablar de rizos marcados y efímeros, y las fashion victims que invaden las principales capitales de la moda lo corroboran. Demos la bienvenida al ‘crimped hair’.

¿Crimped hair? ¿Otro término que recordar y pedir en la peluquería? No, es la nueva forma de referirse a las ondas en zigzag, aquellas que en los 80-90 eran la envidia de ‘Salvados por la campana’ o el peinado favorito de Lizzie McGuire - acotación para el público más juvenil-. Christina Aguilera también reivindicó el crimped hair para crear una imagen trasgresosa de chica mala del pop y, hasta el día de hoy, esta era la última referencia que teníamos de estas ondas eléctricas.

[LEER MÁS: Todo lo que tu pelo realmente necesita para sobrevivir a un 'bad hair day']

Pero ahí están, han vuelto y en esta ocasión no buscan limitarse a una melena suelta, son la excusa perfecta para crear una coleta rococó o marcar algunos mechones, seleccionados para llamar la atención en cualquier peinado.

Lily Collins, fiel seguidora de las tendencias, con un recogido 'crimped hair'. (Getty)
Lily Collins, fiel seguidora de las tendencias, con un recogido 'crimped hair'. (Getty)

Entre sus puntos a favor está, por ejemplo, que no se trata de un 'tratamiento' definitivo. A diferencia de la permanente, que se encarga de domar el cabello rizándolo en cientos de diminutos bigudíes, el crimped hair es un peinado que se puede hacer con la plancha del pelo. El tema es que aquí no vale escudarse en la destreza con esta herramienta, hay que hacerse con una plancha cuyas placas tengan forma de zigzag o al menos sean intercambiables. Sí, los años han pasado, pero la técnica no se ha depurado.

[LEER MÁS. Pelo rizado: si Beyoncé consigue mantenerlo impecable, tú también]

Después de desenredar y peinar el cabello, conviene aplicar un spray protector del calor que, además de evitar que el cabello se dañe, aporte brillo y ayude a que el peinado quede más pulido. A diferencia de la forma habitual de utilizar la plancha, cuando se quiere recrear la onda en zigzag, no hay que arrastrar la plancha ya que la onda se desdibujaría. Toma un mechón fino entre las planchas, aprieta varios segundos y libera el cabello bajando por el mismo mechón para darle forma al siguiente tramo.

Uno de los nuevos usos del crimped hair que nos ha sorprendido gratamente es el volumen. No hace falta que llenes toda tu cabeza de microrrizos en zigzag, puedes seccionar el cabello y, por ejemplo, darle forma a la que será la castaña de tu moño, o a la coronilla. O directamente, después de haberte hecho una coleta, puedes ‘crimpear’ la cola para darle un rollo mucho más rockero o de la corte de Maria Antonieta.

Si a principios de verano el crimped hair parecía solo un peinado para festivales o para arrasar en la gala del MET, después del regreso con fuerza de los rizos, nos hemos cansado de ver diferentes versiones del zigzag tanto en pasarelas como en el street style, y ya se sabe que cuando algo se ve en las calles de París, en un abrir y cerrar de ojos estará en la calle.

Ondas más marcadas y más grandes. (Imaxtree)
Ondas más marcadas y más grandes. (Imaxtree)

Como ocurre con todas las modas, la clave de su éxito está en adaptarlas a nuestro estilo. No hay por qué darle una textura muy marcada al cabello, la reinvención del crimped hair para por abrir los rizos hasta recrear un efecto electrificado o realizar una onda con menos zigzag, más amplia. Para ello, el antiquísimo truco de las trenzas, una a cada lado, sigue siendo infalible.

Margot Robbie, en la presentación de 'Once Upon a Time in Hollywood' en el Festival de Cine de Cannes. (Reuters)
Margot Robbie, en la presentación de 'Once Upon a Time in Hollywood' en el Festival de Cine de Cannes. (Reuters)

Continuamos con la reinvención del zigzag en su versión más minimalista, aquella con la que Margot Robbie nos encantó en el Festival de Cine de Cannes. Sus dos finísimas trenzas a ambos lados del rostro pueden moldear al cabello durante varias horas -lo ideal es dejarlas toda la noche- para luego dibujar leves ondulaciones capaces de crear un look romántico y hippie. El peinado de esta temporada pasa por llevar algo de textura, tú decides dónde, pero siempre que sea un crimped hair.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios