Loción o tónico: ¡ah!, ¿pero no es lo mismo? No, y te contamos cuáles son las diferencias
  1. Estilo
  2. Belleza
RUTINA BEAUTY

Loción o tónico: ¡ah!, ¿pero no es lo mismo? No, y te contamos cuáles son las diferencias

Pensamos que es el mismo producto pero nada más lejos. Un hilo muy fino separa los objetivos de estos dos cosméticos

Foto: Las diferencias entre loción y tónico que pueden cambiar tu rutina... O no. (Getty)
Las diferencias entre loción y tónico que pueden cambiar tu rutina... O no. (Getty)

Aunque muchas de nosotras nos lo saltamos olímpicamente, la limpieza de la piel acaba con el tónico, al que también llamábamos loción. Durante años no ha habido problema, pero en los últimos tiempos un nuevo cosmético­ llamado 'loción' ha debutado en nuestra rutina, con su propia personalidad y sin puntos en común con los tónicos.

[LEER MÁS. Tónico: ¿para qué me sirve? ¿Cómo lo uso? ¿Cuáles funcionan?]

Como puede parecer un lío, aunque no lo sea, hemos pedido a Paola Gugliotta, fundadora de la firma Sepai y experta en dermocosmética, que nos explique dónde encaja cada uno para tenerlo claro de una vez por todas.

Las lociones corporales se han convertido en uno de nuestros cosméticos de cabecera. (Getty)
Las lociones corporales se han convertido en uno de nuestros cosméticos de cabecera. (Getty)

¿Cuál es la diferencia entre tónico y loción?

El tónico forma parte de la rutina de belleza europea y americana desde hace muchos años. Se aplica después de los productos de limpieza para equilibrar el pH de la piel y acabar con los últimos restos de suciedad que hayan quedado en ella. Es el último paso de la limpieza de la piel.

La loción, en cambio, viene de Corea. Las mujeres coreanas tienen una rutina de belleza de muchos pasos porque como tienen la piel muy fina, no suelen aguantar muy bien las fórmulas grasas, pero les encanta que los cosméticos contengan muchos activos. La única manera de conseguirlos es a través de productos muy ligeros aplicados en muchos pasos. Así que la loción es el primer cosmético que se aplica tras la rutina de limpieza y se utiliza inmediatamente después del tónico.

[LEER MÁS: El auténtico decálogo para seguir una rutina beauty coreana]

Las lociones llegan directas desde las rutinas de belleza asiáticas. (Imaxtree)
Las lociones llegan directas desde las rutinas de belleza asiáticas. (Imaxtree)

¿Qué es una loción?

Una especie de presérum. Es una sustancia muy acuosa, muy líquida, muy ligera, que se utiliza para que la piel esté preparada y sea más receptiva a las fórmulas que se van a aplicar a continuación: el sérum, la crema, el aceite. El objetivo de la loción es hidratar porque una piel bien hidratada rentabilizará mejor los tratamientos posteriores.

[LEER MÁS: ¿Sabías que el prospecto de tus cosméticos puede hacerte rejuvenecer?]

¿La loción puede sustituir a otros cosméticos?

No, de ninguna manera puede sustituir a un sérum o una ampolla porque no tienen la misma cantidad de ingredientes activos. Una loción es un producto muy básico, que hidrata y calma. Volvemos a los distintos tipos de piel. Las coreanas necesitan añadir activos capa a capa para retener los activos en una piel que es muy fina. Las pieles occidentales son más resistentes y aceptan más ingredientes de una sola vez.

Las pieles más sensibles no se suelen adaptar bien a los tónicos. (Getty)
Las pieles más sensibles no se suelen adaptar bien a los tónicos. (Getty)

¿Tónicos y lociones para todos los tipos de piel?

Los tónicos con mucho alcohol o con ácido glicólico sientan fatal a las pieles sensibles. Y las lociones en sí mismas no tienen por qué causar problemas; lo malo son las rutinas de belleza con tantos pasos: eso sí que puede provocar pieles reactivas o muy sensibilizadas.

En caso de prescindir de uno, ¿cuál sería?

De la loción porque, aunque el sistema de belleza coreano añade activos poco a poco, que penetran mediante masajes manuales y mejoran la piel de manera increíble, se entiende que no todo el mundo tiene el tiempo ni la paciencia ni el dinero para una rutina tan larga. En cambio, la limpieza siempre hay que terminarla con un tónico porque es importante para la piel recuperar el pH que la limpiadora ha alterado.

Diferencias entre tónicos y lociones.
Diferencias entre tónicos y lociones.

Tónico de Clarins con manzanilla y extractos de plantas para pieles normales o secas (26,50 €).

Tónico Calmante de Apoem. Formulado con albahaca y bergamota, se adapta a todo tipo de piel pero se luce con las pieles sensibles (39 €).

Tónico con extracto de caléndula de Kiehl’s. Un clásico que enamora (nació en 1960) a las pieles grasas. Esta vez, en edición limitada de Navidad (38,50 €).

Tónico en gel antiimperfecciones de Garnier. Contiene ácido salicílico, el ingrediente imbatible para cerrar los poros, y manzanilla, que calma las pieles sensibles con tendencia acnéica (4,99 €).

Loción tónica de pomelo de Sisley, tonifica y refresca las pieles mixtas y grasas y afina los poros (81 €).

Diferencias entre tónicos y lociones.
Diferencias entre tónicos y lociones.

Loción Revitalizante Absolue de Lancôme. Tiene una textura gel que se transforma en líquido en contacto con la piel (96,30 €).

Infusión Facial de Diptyque. Infusión de rosa, rica en oligoelementos y vitaminas, prepara la piel para recibir las cremas de la rutina (42 €).

Essence Lotion de Chanel. Primer paso de la rutina de belleza, su objetivo es iluminar, revitalizar y restaurar los lípidos de la piel (71 €).

Luster Lotion de Diana Montoya, con colágeno, ácido hialurónico y un complejo de 'bacterias amigas' que equilibra las defensas naturales de la epidermis (48 €).

Loción Mega-Mushroom Relief & Resilience de Origins, un puñado de ingredientes que se utilizan en la medicina tradicional china que calman la piel y restablecen su elasticidad (36 €).

Tendencias de belleza Hidratante Sérum Piel seca Manchas en la piel
El redactor recomienda