Logo El Confidencial
CARPE DIEM

Alimentación consciente: ¿sabes qué es y cuáles son sus beneficios?

Se trata de ser consciente, no solo de lo que comes sino también de la comida que compras y cómo la preparas con un objetivo: disfrutar

Foto: Estar atento al comer es básico. (Wildfox)
Estar atento al comer es básico. (Wildfox)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Todos en mayor o menor medida sabemos lo que es asaltar el frigorífico fuera de horas para comer lo más calórico que encontremos en él. A veces lo hacemos con mala conciencia, pero sabiendo que vamos a sucumbir de todas formas. Todos nos sentamos en ocasiones a la mesa dispuestos a comer como si no hubiese un mañana y no encontramos el momento de parar. O comemos cualquier cosa de cualquier manera: de pie porque tenemos prisa o mientras hacemos otras cosas. Muchas veces, incluso, en el recuento de lo que hemos comido en un día, ni siquiera incluimos la bolsa de patatas fritas o el snack que nos hemos zampado a media mañana.

Comer y pensar. (Wildfox)
Comer y pensar. (Wildfox)


Y no es por trampear: es que no nos damos cuenta. No somos conscientes. Conclusión: no damos ninguna importancia al hecho de alimentarnos ni a las señales de apetito o saciedad que el organismo nos envía. Comemos un poco a lo loco, sin fijarnos, sin darle la importancia que realmente tiene. La alimentación consciente es todo lo contrario. No se trata de una técnica para adelgazar ni de una dieta en particular, sino de un método para aprender a relacionarnos bien con la comida, y esta relación incluye no solo el acto de comer sino también todo lo que lo rodea: desde la elección de los alimentos hasta la forma de prepararlos y disfrutarlos. Itziar Urizarbarrena, health coach del equipo de Kilos Out, nos cuenta en qué consiste la alimentación consciente, cuáles son sus claves y qué beneficios puede proporcionarnos.

¿Qué es la alimentación consciente o intuitiva?

Es la técnica de la atención plena que se aplica a otros muchos órdenes de la vida centrada en este caso al acto de comer, poniendo todos los sentidos en el proceso de nutrirse. Pero va más allá del mero acto de comer porque abarca también lo que compramos y cómo lo preparamos. Todos nuestros sentidos están alertas e implicados en estos procesos.

¿Qué nos enseña la alimentación consciente?

Nos ayuda a desarrollar la habilidad de escoger determinados alimentos y desechar otros, a comer con un objetivo –mejorar nuestra salud, por ejemplo–, a saborearlos siendo conscientes del sabor y la textura, del placer que proporciona y de las sensaciones físicas y emocionales que surgen en torno a la experiencia de comer.

¿Cuánto tiempo necesitaríamos para convertir esta forma de comer en un hábito?

Siempre que necesitamos o queremos cambiar un hábito nos lleva un tiempo. Que sea más o menos largo dependerá de la persona y de sus circunstancias, pero está claro que cuanto más practiquemos, más rápida y profunda será la integración de ese aprendizaje.

Al parecer, una de las ventajas de la alimentación consciente es que se aprende a reconocer las señales de saciedad que el cuerpo emite y a las que generalmente no hacemos ni caso.

Sí, es verdad, pero no solo reconoceremos esta señal sino también las del hambre. Existen múltiples factores relacionados con el entorno, con las creencias y actitudes, que influyen en el acto de comer. El hecho de prestar atención a todo lo que sucede dentro o fuera de nosotros mismos mientras lo hacemos nos permite conectar con todas las señales que nuestro cuerpo nos envía. Él nos dice cuándo debemos comer y cuándo estamos saciados. Lo que pasa es que no le escuchamos.

¿Ayuda a perder peso?

Perder peso no es el objetivo de la alimentación consciente, pero es normal que las personas que sigan este método pierdan algún kilo porque es de sentido común: si estás atenta a las sensaciones físicas durante el proceso de comer, tarde o temprano cambiaremos algún hábito como comer de más, o comer por ansiedad o por aburrimiento.

¿Qué otros beneficios tiene?

El más importante es que la conciencia plena te enseña a elegir alimentos que nos nutren tanto física como espiritualmente, a corregir malos hábitos relacionados con los alimentos que compramos o con nuestra forma de comer y a disfrutar de la comida. Experimentar placer es muy importante.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios