Logo El Confidencial
INSPIRACIÓN EN CONSULTA

Cosméticos que actúan como tratamientos de medicina estética

Las cremas, mascarillas y sérums más potentes del mercado se inspiran en las infiltraciones de ácido hialurónico y bótox, pero ¿consiguen el mismo efecto?

Foto: El efecto lifting triunfa en las cremas más potentes.
El efecto lifting triunfa en las cremas más potentes.

Efecto lifting. Efecto bótox. Tras dos semanas de uso es como si hubieras pasado por la consulta del dermatólogo… Los reclamos en cosmética hacen alusión, más que nunca, a la medicina estética. No es de extrañar porque vivimos un boom de los tratamientos mínimamente invasivos: rellenos, mesoterapia, láser…. Y además, muchas mujeres aún se resisten a pasar por consulta. A veces por miedo, por falta de tiempo, por presupuesto o, simplemente, porque sienten desconfianza hacia el resultado. Sin embargo, ellas también querrían disfrutar en su piel de los mismos resultados.

Los laboratorios no han pasado por alto esta tendencia y han convertido a los retoques de medicina estética en la mejor fuente de inspiración para formular sus tratamientos más potentes. La mayor parte de estas fórmulas se centran en tratar la flacidez y la pérdida de volumen en el rostro, las dos principales preocupaciones de las pieles cuando se acercan a los 40 y responsables de otros problemas como el descolgamiento o la aparición de arrugas.

Hialurónico en bote

El primer paso es recurrir a los activos estrella en medicina estética y, entre ellos, el ácido hialurónico es uno de los que más brilla. Infiltrándolo puede aportarse jugosidad, nutrir, iluminar el rostro y, en función de la densidad escogida, crear volúmenes en zonas como las sienes o el pómulo. Su secreto no es otro que retener hasta 1.000 veces su peso en agua al tiempo que estimula la síntesis natural de colágeno y elastina, responsables de una piel saludable. Por esta razón, esta molécula se ha convertido en objeto de deseo de las firmas cosméticas. “El problema es que para lograr su efecto de relleno en arrugas habría que obtener un peso molecular tan alto que no penetraría en la piel”, expone la doctora Paloma Borregón, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

¿La solución? Por un lado, como explica la dermatóloga, “se está incorporando fragmentado o hidrolizado para que pueda llegar a capas más profundas”. Otra opción es microencapsularlo, de tal modo que se va liberando poco a poco para un mayor efecto.

El desafío del bótox

La toxina botulínica no se ha encerrado hasta ahora en bote. Sin embargo, algunos como Biotulin, creadores de su versión orgánica, defienden que es posible hacerlo. Pese a todo, su efecto dista bastante del que se inyecta. Recordamos que la toxina se puede infiltrar con fines estéticos en el tercio superior de la cara para relajar al máximo los músculos y así distender las arrugas. El activo que usa la marca californiana, de origen vegetal, tiene un cierto efecto anestésico que dura 24 horas y ayuda a disimular ciertas líneas de expresión. Ahora bien, ni dura los seis meses que lo hace el bótox ni puede suavizar arrugas muy marcadas.

Por último, algunas técnicas de medicina estética sirven también de inspiración a las marcas de cosmética. Varios laboratorios cuentan con parches para el contorno de ojos y la boca con microconos que simulan una sesión de mesoterapia y sus microinyecciones. Incluso, algunos incorporan una minibatería para generar microcorrientes y conseguir una mayor penetración de los principios activos.

Lifting sin cirugía

Los hilos tensores, que se colocan a nivel subdérmico para lograr un efecto lifting sin pasar por el quirófano, y las inyecciones de plasma rico en plaquetas –extraído de la propia sangre del paciente– encuentran su réplica en las fórmulas de efecto lifting. Cada vez más potentes, estas cremas y sérums combinan activos en alta concentración para dar un empujón a los fibroblastos, cuyo deterioro desemboca en la flacidez cutánea.

Evidentemente, los efectos de todos estos cosméticos no son tan duraderos ni evidentes como pasar por la consulta de un médico estético. Y requieren mucha más constancia que pedir una cita cada mes. Pero, poco a poco, van logrando mejores resultados. Quién sabe si algún día llevaremos la inyección de bótox en el neceser…

Cosmética inspirada en retoques.
Cosmética inspirada en retoques.

  1. Smart Clinical MD de Clinique (85 €). Esta fórmula consta a su vez de dos: una para tratar la flacidez del óvalo y otra para rellenar las zonas de la cara que pierden volumen con los años como la frente, pómulos o alrededor de los labios.
  2. Parches Black Diamond Ionto-Lift de Martiderm (47 €) Se colocan en el contorno de ojos y producen microcorrientes en la zona. Se activan aplicando un gel ionizado que se incluye en el pack.
  3. Crema regeneradora de Noche Skintelligence de Talika (34,90 €). Contiene ácido hialurónico y aporta firmeza e hidratación.
  4. High Density Lift de Natura Bissé (195 €). Fue una de las primeras cremas en imitar el efecto de un filler. Su fórmula reproduce el factor de crecimiento por biotecnología.
  5. Le Lift de Chanel (120 €). Alisadora y reafirmante, esta crema de día contiene un concentrado de alfalfa cuya acción puede compararse con la del retinol, activo estrella para dermatólogos y médicos estéticos.
¿Parches, sérums y ampollas tan potentes como una inyección?
¿Parches, sérums y ampollas tan potentes como una inyección?

  1. Sérum Lift Designer de Filorga (69,95 €). Su aplicador de efecto frío ejerce una acción mecánica que intensifica los efectos tensores del tratamiento.
  2. Parches Liftactiv para el contorno de ojos de Vichy (15,95 €). Cada parche está cubierto por más de 150 microconos que van liberando el producto de forma más profunda.
  3. Sérum reparador Cica Filler de Lierac (59 €). La gama fue formulada con la colaboración de una cirujana plástica. Este concentrado se usa durante un mes como tratamiento de choque para rellenar las arrugas marcadas.
  4. Parches Bee Venom de Rodial (30,26 €/ 4 un). Inspirados en la mesoterapia, incorporan unos micropinchos suaves que hacen penetrar los activos para suavizar las arrugas. Se usa bajo los ojos, en el surco nasogeniano, frente…
  5. Supreme Skin Gel de Biotulin (49,99 €). Se dice que Meghan Markle o la reina Letizia son fans de este bótox biológico que promete alisar las arrugas tanto como el inyectable.
Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios