Logo El Confidencial
¿TODO VUELVE?

El corte de pelo mullet amenaza de nuevo con volver (palabra de Miley Cyrus)

Aunque muchos lo odian, tiene un aire cool que está conquistando a las vips con más personalidad. La cantante ha sido la última en apuntarse a este look de alma ochentera

Foto: Corto por delante, largo por detrás, ¿te atreves con el mullet? (Imaxtree)
Corto por delante, largo por detrás, ¿te atreves con el mullet? (Imaxtree)

Por mucho que las modas –en ropa, maquillaje y pelo– sean cíclicas, existen algunos estilos que no querríamos volver a experimentar. Y el corte mullet está, sin duda, entre ellos… Este estilo un poco andrógino, que se caracteriza por llevar la parte delantera muy corta desfilada y con flequillo en contraste con una zona trasera larga, nunca ha tenido muchos fans. Es más, tras su explosión en los años ochenta, se consideró un peinado hortera. De hecho, en España llegó a formar parte del imaginario 'quinqui'.

Sin embargo, por los últimos cambios de looks de las celebrities todo apunta a que el mullet amenaza con volver a reinar en nuestras cabezas. Kesha y Barbie Ferreira (Euphoria) ya se han pasado a él y la mismísima Miley Cyrus acaba de hacerlo con un gran resultado (aunque no hay que olvidar que su padre, Billy Ray Cyrus, lució este peinado durante años). Es más, Úrsula Corberó o la top model Mica Argarañaz llevan ya un tiempo defendiendo el mullet. Y, todo hay que decirlo, lo hacen con tanto estilo que dan ganas hasta de copiarlas.

Un origen musical

Para encontrar el origen de este controvertido estilo capilar, hay que remontarse a finales de los años 70. David Bowie lo popularizó a través de su alter ego Ziggy Stardust, que adoptó para la gira de su álbum 'The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars' (1972). Tras este momentazo glam rock, lo subirían al escenario Rod Stewart, Chrissie Hynde o Patti Smith. Y fue a principios de los 80 –solo hay que revisar el álbum familiar…– cuando saltó a las calles. Tanto para ellos como para ellas. “El mullet, tan marcado, juvenil, diferente, se convirtió en una manera de identificarse para toda una generación”, explica Eduardo Sánchez, director del salón Maison Eduardo Sánchez.

Incluso existe una explicación antropológica. El escritor Alan Henderson explica en su libro 'Mullet Madness' ('La locura por el mullet') que en la Prehistoria empezaron a llevar el pelo así por razones prácticas. Al cortar el flequillo, podían ver sin problema mientras que al dejarse la parte de atrás larga protegían el cuello del frío y la lluvia. Lógico, quizá, aunque un poco cuestionable…

¿A quién favorece?

Aunque lo principal para que el mullet siente bien es combinarlo con una personalidad fuerte y segura, Eduardo Sánchez señala que funciona mejor “con cabellos lisos o con ondas no muy marcadas. Y favorece, especialmente, a rostros ovalados y personas con el cuello largo”. Por el contrario, el estilista se lo desaconseja a las caras muy redondas, “ya que con este corte, los laterales quedan muy despejados y las ensancha”.

El mullet se reinventa: rizado como Mica Argarañaz, ultraliso o cortito. (Imaxtree)
El mullet se reinventa: rizado como Mica Argarañaz, ultraliso o cortito. (Imaxtree)

Otro punto importante antes de pasar por la tijera es que hay que partir de una melena de capas largas que, como mínimo, roce los hombros. Respecto al color, Sánchez anima a seguir por la senda de lo atrevido: “Con un efecto bicolor conseguimos más rotundidad e iluminamos la parte superior”. El look de Miley Cyrus, en dos intensidades de rubio, encaja a la perfección con este ejemplo.

Versión 2020

Lo esencial para hacerse hoy un buen mullet es que esté actualizado. Es importante que el efecto sea más rockero que quinqui. Diana Daureo, al frente del salón homónimo, explica cómo traer este corte al año 2020. “Hay que perfilar más las capas superiores para controlar el volumen y evitar el temido efecto casco, símbolo de otras épocas”, señala. Además, estamos viendo reinterpretaciones de todo tipo: rizado, con acabado ultraliso tabla o incluso con medidas más cortas.

Si pese a que el mullet se está convirtiendo en el corte más cool del momento, no termina de convencerte, existen alternativas para simularlo. La peluquera recomienda sujetar con horquillas los laterales de forma muy tirante (puede fijarse con un gel) y resaltar el volumen en el tupé. Un pequeño truco para poder ser Ziggy Stardust solo por un día…

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios