Logo El Confidencial
Trucos cromáticos

Cómo encontrar el labial nude perfecto para tu tono de piel: los tips más sencillos

En un neceser básico nunca puede faltar una barra de labios nude. Pero el secreto de un maquillaje natural y sofisticado tiene su aquel: dar con el tono que mejor encaje con nuestra piel

Foto: Dime cuál es tu tono de piel y te diré qué nude va contigo. (Imaxtree)
Dime cuál es tu tono de piel y te diré qué nude va contigo. (Imaxtree)

Una mala elección de color puede apagar el tono de todo el rostro e incluso hacernos parecer cansadas o enfermas. Así que cuando se trata de pintarse los labios a modo de guinda del pastel, un labial nude más que un aliado puede convertirse en un enemigo. En el territorio del maquillaje, este color busca crear la falsa sensación de que el labio está desnudo al aproximarse al máximo al color de la piel.

Y es aquí donde los problemas comienzan. Si encontrar nuestro tono de base de maquillaje ya es complicado de por sí, hallar el labial nude que se adecúe a nuestro color de piel y además le aporte luz y un toquecito de vida extra puede llevarnos años, además de un tocador repleto de labiales de distintas tonalidades, todos ellos inservibles.

La pieles más claras pueden jugar con tonos más rosados. (Imaxtree)
La pieles más claras pueden jugar con tonos más rosados. (Imaxtree)

El primer tip que tener en cuenta es prestar atención a las tres características que determinan nuestro rostro: el tono de nuestra piel, si somos frías o cálidas y el color de nuestro labio al natural. Algunas personas tiene los labios más oscuros sin importar el tono de su piel y otras los tienen de un tono tan parecido al de su piel que prácticamente desaparecen.

[LEER MÁS: Este es el labial que más te favorece según tu tono de piel]

Al determinar estas características, podríamos aplicar la siguiente clasificación bastante lógica:

  1. Pieles claras: jugar con diferentes tonalidades de rosa con un tono frío que se mimetice con su tono de piel. También pueden jugar con otros colores siempre que tiendan al rosa. Los tonos ligeramente anaranjados equilibran el tono subiendo el color del rostro.

  2. Pieles intermedias u oliváceas: los labiales beis, color maquillaje, marrones, muy sutilmente cerezas o nudes con un ligero toque malva se fundirán con el tono de piel pero sin apagar el tono.

  3. Pieles oscuras: pueden jugar con los tonos más deliciosos, desde tonalidades caramelo hasta marrones cacao, lo importante es tener en cuenta la opacidad para conseguir un nude acorde con el tono de piel y no un labial bold, opaco y artificial.

Nudes para pieles claras. (Imaxtree)
Nudes para pieles claras. (Imaxtree)

Además de asemejarse a nuestro tono de piel pero con un ligero matiz de color que levante nuestro maquillaje, el labial nude debe convertirse en el equilibrio entre tonos fríos y cálidos, de esta forma nos aseguramos que nos aporte un look general neutral, que no apague ni suba mucho nuestro rostro. La idea es que parezca que no llevamos los labios pintados.

Nudes para pieles medias. (Imaxtree)
Nudes para pieles medias. (Imaxtree)

Para conseguir un nude algo más alegre, nada como jugar con el tono rosado de nuestros labios y sumarle un toque de luz a través de un labial que se asemeje lo más posible a nuestro labio pero buscando la tonalidad en la que se encuentre nuestra piel, es decir, atenuar el rosa de nuestros labios hacia una tonalidad u otra es otra forma de dar con el labial nude perfecto.

Otra opción bastante popular y utilizada por los maquilladores profesionales en los desfiles de moda es aplicar la misma base de maquillaje que se utiliza en el rostro sobre los labios. Después de haber trabajado la base por toda la piel, se puede utilizar el exceso que quede en la brocha sobre los labios.

Aunque es un buen truco para dar con el tono exacto de nuestra piel, puede apagar demasiado el maquillaje. El secreto está en aderezar un poco el tono, bien con un toque de color en el centro de los labios muy difuminado, bien con un poco de gloss con algo de color.

Nudes para pieles oscuras. (Imaxtree)
Nudes para pieles oscuras. (Imaxtree)

Otro ejemplo de color es un taupe muy brillante que, frente a todo pronóstico, puede ayudar a potenciar el rosa natural del labio al matizar su color. Los glosses con un leve rosa también pueden diluir el tono apagado.

Por última opción, si estás buscando un labial nude básico y multiusos, siempre puedes recurrir al ya archiconocido Pillowtalk (32,55€) de Charlotte Tilbury, algo así como el vaquero que quedaba bien a todas las protagonistas de ‘Uno para todas’. Si eres morena, te dejará un tono ligeramente malva, mientras que si tu piel es clara, adquirirá un tono más rosado.

Algunos maquilladores recurren también a los tonos más anaranjados para eliminar esa sensación de labios perfilados o directamente luchar contra la pérdida de color consecuencia del paso de las horas. Si lo aplicas con ligeros toquecitos y lo difuminas, consigues un acabado nude algo más colorido y cálido.

Fotograma de 'Desayuno con diamantes'.
Fotograma de 'Desayuno con diamantes'.

Un ejemplo de este labial nude perfecto anaranjado pero muy natural y favorecedor es, sin duda, el momento de Audrey Hepburn en ‘Desayuno con diamantes’. Un poco de color algo desdibujado y el resultado siempre es 10.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios