Rosalía se corta el flequillo: aprende cómo hacerlo con expertos y evita el desastre
  1. Estilo
  2. Belleza
PELUQUERÍA TRA, TRA

Rosalía se corta el flequillo: aprende cómo hacerlo con expertos y evita el desastre

Todas las claves para que puedas mirarte dignamente al espejo como la cantante

Foto: Rosalía se corta el flequillo: aprende cómo hacerlo con expertos y evita el desastre
Rosalía se corta el flequillo: aprende cómo hacerlo con expertos y evita el desastre

Rosalía se ha rendido a la evidencia, ante la ausencia de peluquero estos días ha decidido cortar por lo sano. Aunque somos de las que creen que es fundamental la mano de un experto para tocar la melena, en tiempos desesperados, medidas desesperadas. Eso sí, hemos preguntado a varios expertos por si llegaba el momento tener los mejores consejos para no meter la pata. Ella nos lo ha contado en sus redes sociales:

Ver esta publicación en Instagram

💇‍♀️💇‍♀️💇‍♀️

Una publicación compartida de ROSALÍA (@rosalia.vt) el

Pero no ha sido la única, hace unos días la actriz Ana Fernández posó en las redes sociales pidiendo ayuda a su peluquero porque no podía más con su flequillo. Y aunque Gabriel Llano (su estilista de confianza del salón Moncho Moreno), como buen profesional, le recomendó que no se lo tocara, no sabemos si después de esta guía lo hará.

Ana Fernández y Jon Kortajarena. (Pepino Marino)
Ana Fernández y Jon Kortajarena. (Pepino Marino)

Para el flequillo

Importante: en seco. "Y si puede ser, mejor después de secado de forma natural, sin ninguna herramienta de calor para tener el largo natural del cabello, no uno forzado", recomienda Dhiran Mistry, del salón David Mallett New York.

Aunque retocarlo en casa no sea probablemente la mejor idea, si alguien se decide a tomar las tijeras en su mano, mejor que sea con consejos profesionales como estos de Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez:

Jennifer Lopez, presumiento de flequillo en su última campaña con Quay Australia.   (Cortesía)
Jennifer Lopez, presumiento de flequillo en su última campaña con Quay Australia. (Cortesía)

Empezar es lo más difícil para una inexperta: “Primero, peina el cabello con un peine de púas finas”, explica Eduardo Sánchez. “De frente al espejo, busca justo el punto donde la cabeza se curva, donde se ve más abombada: ahí es desde donde marcamos el flequillo, separando el pelo en forma de triángulo. Ese triángulo debe comenzar en el centro del tabique y luego llegar más o menos hasta las tres cuartas partes de la ceja. Mientras más atrás se inicie la punta del triángulo, más espeso va a ser el flequillo. En los casos en que el cabello no es muy abundante, es mejor no iniciar ese flequillo demasiado atrasado para no restar densidad a los laterales. A la vez, es preferible limitar la cantidad de cabello que separaremos en ese triángulo de partida, pues cuanto más ancho sea, más marcado será el flequillo", cuenta el experto.

"Usa los dedos índice y corazón para atrapar el flequillo entre los dedos y estira el cabello. Usa los dedos para controlar el largo que buscas, el sobrante que queda por encima es lo que debes cortar. Lo más fácil es girar el cabello ligeramente hacia arriba y no cortar en línea recta, sino abordar el cabello en diagonal: en vez de hacer un corte al ras. Es mucho mejor entrar con las tijeras inclinadas, cortando con movimientos ascendentes, con un gesto como de picoteo. Es mejor que cortarlo en recto, porque si primero se corta recto y luego se quiere hacer irregular es muchísimo más difícil. No hace falta cortar todo ese cabello, sino solo entresacar y eliminar las partes más largas: así el resultado es mucho más natural y si hay errores, pasan más desapercibidos”. Y recuerda, si dudas, no cortes más, y sobre todo cuando hablamos de un flequillo recto. Las consecuencias pueden ser...

Para cortar las puntas

Además de las tijeras, vas a necesitar "un peine y una goma del pelo. Es importante hacerlo delante del espejo con una buena iluminación", nos explica Alex Sestelo, de Salonalexsestelo.com. "Con el cabello lavado y perfectamente desenredado hacemos la raya en medio y dividimos el cabello en dos peinados hacia delante. Una vez todo el pelo esté bien peinado, lo recogemos con una goma. A continuación, cortamos a la medida colocando los dedos rectos y a la altura que queremos cortar (siempre recomiendo que sea un poco menos por si hay que retocar) que elijamos", añade el experto.

Diana Daureo, estilista y dueña del salón con el mismo nombre, nos da algunos trucos para todavía mejorar más: "La técnica más sencilla consiste cortar a punta de tijera, es decir, no con la tijera en recto sino utilizando la punta de la misma. Con esto se consigue que los desperfectos no se noten. Además de la raya habitual, se debe realizar una raya en mitad de cabeza -de coronilla a nuca - y llevar los mechones frontales hacia delante. Peinar y estirar cada mechón, colocar los dedos en las puntas y colocarlas de manera que apunten hacia arriba para realizar el corte (a punta de tijera) hacia abajo, siempre colocando la tijera ligeramente en diagonal para que no se noten los desperfectos. Para finalizar el corte, soltar la melena y realizar retoques finales con la tijera totalmente en vertical para igualar todas las zonas".

Eso sí, ella insiste en el mismo mensaje que hemos lanzado nosotras.

La herramienta

"Se puede cortar con unas de escritorio, pero es importantísimo tener unas tijeras específicas y bien afiladas, porque si no están bien afiladas, con cada tijeretazo el pelo irá hacia atrás y quedará demasiado corto, y no controlaremos bien la longitud”, explica Eduardo Sánchez.

Unas tijeras apropiadas son básicas para lograrlo, los profesionales tienen sus favoritas y suelen ser auténticas herramientas de precisión. No vamos a invitarte a que compres las típicas Hanzo Shears que todos adoran, hay otros modelos que te salvarán de este apuro, aunque estamos seguras de que después de estos días pasarán a la sección de papelería de tu hogar porque no hay nada como el corte de un profesional.

Modelos de tijeras.
Modelos de tijeras.

Aquí te presentamos tres modelos de tijeras que están a la venta en Amazon y que te pueden servir sin tener que tocar las del escritorio si no te fías de su cuchilla. Tanto el modelo 1 como el 2 o el 3 pueden servirte para un momento de apuro. Ya nos contarás qué tal te ha ido.

Flequillo Rosalía Cabello
El redactor recomienda