¿Por qué me están saliendo más granitos durante la cuarentena?
  1. Estilo
  2. Belleza
Acné en casa

¿Por qué me están saliendo más granitos durante la cuarentena?

Si has notado que tu piel ha comenzado a llenarse de granitos, no estás sola, nos está pasando a todas y la culpa no es del chocolate

Foto: ¿Por qué me están saliendo más granitos durante la cuarentena?
¿Por qué me están saliendo más granitos durante la cuarentena?

Si has notado que tu piel ha comenzado a llenarse de granitos, no estás sola, nos está pasando a todas y la culpa no es de los atracones de chocolate, como nos contaban durante la adolescencia, aunque el cambio en la alimentación tiene sus consecuencias. Hemos hablado con expertos en la piel y farmacéuticos para desterrar mitos sobre los granitos que nos están saliendo durante la cuarentena, identificar a los culpables y ponerle freno al acné.

Lo primero es saber qué es en realidad un brote de granitos. “Podría definirse como la secreción excesiva de grasa de las glándulas sebáceas, que, junto a las células muertas de la piel, ocasionan la obstrucción de los poros. Debajo del poro obstruido, las secreciones de grasa albergan a la bacteria P. que infecta el poro y provoca enrojecimiento, inflamación e incluso dolor”, explica Sandra Burgos, directora de Formación de Clinique.

La alimentación, la correcta higiene y la renovación del aire son cruciales para mantener el acné a raya. (Reuters)
La alimentación, la correcta higiene y la renovación del aire son cruciales para mantener el acné a raya. (Reuters)

Estos granos pueden surgir normalmente en la adolescencia y por varios factores, como la falta de higiene, los cambios hormonales o por genética. Sin embargo, cuando se trata del acné adulto, las causas se multiplican y la cuarentena a la que estamos sometidos puede convertirse en un caldo de cultivo para los granitos, aunque no estemos maquillándonos ni saliendo a la calle.

La alimentación es SOLO una de las causas

La primera explicación que nos suele venir a la cabeza es la mala alimentación a la que estamos exponiendo a nuestro cuerpo, que si un poco de chocolate, que si viva el azúcar o los alimentos procesados porque duran más… “Actualmente se sabe que las dietas altas en azúcares y grasas pueden interferir en la producción de andrógenos alterando la condición del acné”, indica la doctora Fragoso de Beoxy.

El acné adulto se suele localizar en la zona de la mandíbula aunque el estrés favorece su aparición en la zona de las mejillas. (EFE)
El acné adulto se suele localizar en la zona de la mandíbula aunque el estrés favorece su aparición en la zona de las mejillas. (EFE)

Precisamente, el cambio en la alimentación estos días es una realidad incuestionable, según expone Cintia Segura, nutricionista de Clínicas Dorsia Cartagena: “En tiempos de cuarentena, hay un abuso mayor de alcohol, repostería casera y ultraprocesados y una disminución en el consumo de frutas y verduras”. Entre otras cosas, este tipo de alimentación acarrea una mayor deshidratación al beber menos agua y optar por bebidas alcohólicas o azucaradas, lo que aumenta la sequedad de nuestra piel. La mayor ingesta de dulces, tanto comprados y procesados como la repostería hecha en casa, está en su mayoría elaborada con harinas refinadas, azúcar blanco o derivados, por lo que su calidad nutricional es bastante baja. “Si predominan productos, alimentos o hábitos que no nos benefician, tendremos efectos visibles: sequedad en la piel, menor luminosidad, acné, manchas, se verá afectado nuestro estado de ánimo, sentiremos mayor cansancio, etc”, concluye la nutricionista.

El nuevo horario vital, es decir, el estrés

El gran cambio de nuestras vidas estos días es que nada de lo que estamos haciendo ahora tiene que ver con nuestras rutinas habituales. El temor por el contagio, la ansiedad por no salir de casa, la preocupación por el trabajo, etc., son ingredientes que se traducen en estrés. Y cuando el estrés entra en nuestro organismo, nada bueno puede venir después. No solo se trata de un acelerador del envejecimiento cutáneo, también lo expulsamos de nuestro cuerpo a modo de granitos. El estrés produce un tipo de acné concreto, según explica la doctora Elena Martínez Lorenzo, dermatóloga de la clínica Pilar de Frutos: “Este acné aparece sobre una piel roja, eritematosa de base y aparece en forma de lesiones papulosas, incluso nódulos y pústulas, en la zona de mejillas y perioral, con una base de descamación”.

via GIPHY

Tocarse la cara es siempre mala idea

Así se explicarían los granitos que surgen en las mejillas, pero el estrés es peor aún para tu piel ya que un gesto habitual derivado del estrés es tocarnos la cara de forma compulsiva. El exceso de manipulación de la cara favorece la obstrucción de los poros y la aparición de los granos, además de actuar como vehículo de la infección. Otra de nuestras grandes deibilidades, resultado del estrés y del tiempo libre, es tocarnos, de forma intencionada y sin tics de por medio, los granitos. “Tendemos a considerar todo lo que aparece en nuestro rostro como ‘grano’ y adquirimos una tendencia desmedida a la manipulación de las lesiones, a intentar acabar con ese grano. Esto se conoce como acné excoriativo”, detalla la doctora Martínez Lorenzo.

El aburrimiento puede hacer que todo en nuestra piel nos parezca un grano. (Unsplash)
El aburrimiento puede hacer que todo en nuestra piel nos parezca un grano. (Unsplash)

Pero el estrés no solo se traduce en tics o hace brotar granitos, también puede despertar nuestro acné habitual. “La modificación de nuestras actividades diarias puede variar la producción del manto ácido graso que protege nuestra piel. Ese desequilibrio y la situación de estrés en la que nos encontramos puede favorecer la aparición de estos brotes, ya que son factores que pueden exacerbar una condición ya existente“, aclara la doctora Fragoso.

No salir de casa tampoco ayuda

Esto no significa que tengas que saltarte la ley para acabar con los granitos porque, aparte de ser un delito terriblemente egoísta, tampoco sería la solución. Durante estos días de cuarentena, vivimos y respiramos el mismo aire, una y otra vez. Si no renovamos el aire de nuestra casa, sobre nuestra piel se posará todo lo que se encuentre en suspensión.

Lotte Tisenkopfa-Iltnere, fundadora de la firma cosmética Mádara, nos señala sin duda las agresiones más sorprendentes e inesperadas de la cuarentena en casa, y es que no solo el el aire está lleno de partículas de polvo y bacterias, “también los productos de limpieza contienen siliconas volátiles, que se evaporan y empeoran la calidad del aire. La calefacción, el tabaco, las velas y el incienso generan compuestos que ensucian el aire”, explica la fundadora de la marca letona, que señala la importancia de ventilar y renovar el aire del interior de la casa. Y Lotte nos llama la atención sobre otra importante agresión, la luz azul de las pantallas, a las que ahora estamos expuestos 24/7: “Todos estos agentes contaminantes crean radicales libres, empeoran algunas afecciones de la piel, como el acné”.

Ventilar la casa a diario ayuda a limpiar el ambiente y reduce el riesgo de la aparición de granitos. (Unsplash)
Ventilar la casa a diario ayuda a limpiar el ambiente y reduce el riesgo de la aparición de granitos. (Unsplash)

Un ambiente no solo cargado sino también seco, como consecuencia de calefacciones o aires acondicionados, también contribuye a la aparición de granitos. “Los ambientes secos y con más calor pueden servir de desencadenante en brotes de acné o rosácea. La piel puede irritarse con más facilidad y desencadenar lesiones de acné papuloso y pustuloso”, explica la dermatóloga de las Clínicas Pilar Frutos.

La piel demanda sol

Otra consecuencia de no salir a la calle a diario es la falta de exposición al sol. No hace falta señalar lo nocivos que son los rayos UV para la piel, sin embargo, sí se recomienda exponernos al sol tan solo unos minutos para aportar a esta la vitamina D. “En invierno deberíamos tomar el sol aproximadamente 30 minutos y en verano 10 minutos”, recomienda Cintia Segura, nutricionista de Clínicas Dorsia. La falta de exposición al sol puede suponer problemas relacionados en el sistema nervioso, muscular e inmunitario derivando en un cambio en la piel, según nos explica. La solución, si no se tiene una terraza, un jardín o una ventana en la que entren rayos de sol, pasa por incorporar en la alimentación productos que nos aporten vitamina D que necesitamos, como los lácteos no desnatados, yema de huevo y pescados azules.

via GIPHY

[LEER MÁS: Vitamina D: por qué tienes que tomar el sol 15 minutos al día para obtenerla]

Y es que también hay que recordar otro gran superpoder del sol para las personas con problemas de acné, según expone la dermatóloga Elena Martínez Lorenzo, de la clínica Pilar de Frutos: “El sol es un gran agente antiinflamatorio y secante, por ello las pieles con acné están mejor en verano, así que la falta del mismo puede influenciar en que los brotes sean más duraderos y puedan aparecer más lesiones inflamatorias”. Si tu piel tiene tendencia al acné, echará de menos el sol estos días.

Los cambios hormonales siguen ahí

Si hay algo a lo que una mujer está expuesta todos los días del año, es a su ciclo menstrual y como consecuencia a sus cambios hormonales. Por un lado, la piel reacciona de una forma distinta según la etapa del ciclo menstrual en la que nos encontremos, respondiendo a la actividad de nuestro organismo, pero además, según explica Sandra Burgos, de Clinique, “alrededor del 80% de las mujeres que padecen brotes de granitos en edad adulta han padecido acné en la infancia y la adolescencia, que suele estar ligado a los cambios hormonales y el exceso de producción de grasa, pero para el 20% restante no tiene por qué tener relación con la grasa de la piel”, así que el componente genético tampoco va a ayudar a nuestra piel durante la cuarentena.

[LEER MÁS: Cómo cuidar la piel durante la menstruación, belleza en regla según tu ciclo]

Durante la menstruación todo nuestro cuerpo está expuesto a alteraciones hormonales y la piel lo nota. (Imaxtree)
Durante la menstruación todo nuestro cuerpo está expuesto a alteraciones hormonales y la piel lo nota. (Imaxtree)

Este cambio en la piel se debe en parte al estrés, el cual “aumenta la secreción de cortisol, una hormona que se rige por mecanismos similares a los andrógenos, y los cambios hormonales que provocan el aumento de hormonas masculinas estimulan una mayor producción de grasa que puede obstruir el poro” concluye la directora de Formación de Clinique.

La pereza solo es culpa nuestra

Evidentemente, siendo honestas, no podemos culpar de todo lo que le ocurre a nuestra piel a que no podemos comprar los mismos alimentos, vivimos en un piso interior y el teletrabajo no nos deja descansar. Un comportamiento de lo más habitual en estos días de encierro casero es probar cosas nuevas o vaguear en algunos cuidados.

Puede que hayas decidido darle una oportunidad a un cosmético con una formulación algo más potente, con retinoides u otros ácidos. “En pieles con tendencia rosaceiforme o tendencia acneica o grasa, estos ácidos pueden servir como estímulo para desencadenar brotes de acné, al igual que pueden estimular a la glándula sebácea para que se incremente su actividad e inducir la aparición de más lesiones en brotes ya establecidos”, apunta la dermatóloga Elena Martínez Lorenzo.

via GIPHY

Sí, no maquillarse hace que nos autoconvenzamos de que no es necesario limpiar la piel todos los días, mañana y noche, y ahí puede estar otro fatídico error. No cambies tu rutina de cuidados de la piel y, por supuesto, no dejes de limpiar la piel, ya has leído todo lo que se puede depositar sobre ella. “Bajo ningún concepto pensemos que el no salir de casa hace innecesaria nuestra rutina de limpieza ya que eso empeoraría mucho la situación”, señalan desde Beoxy. Y los expertos de Silëa coinciden: “Estos días de cuarentena podemos dedicarnos unos minutos extra a nosotros mismos cuidando nuestra piel y poniendo en práctica, por ejemplo, la rutina de la doble limpieza. También es buena idea aplicar alguna mascarilla détox, que favorezca la oxigenación y limpieza en profundidad de la misma”.

La lista de la compra antigranitos

Y para terminar, la suerte de contar con el criterio de tantos expertos es que cada uno nos ha recomendado distintos productos para limpiar, calmar, equilibrar el pH de la piel y tratar el granito. Para limpiar la piel a diario, la doctora Fragoso nos recomienda Dermopure Agua Micelar de Beoxy (17,95€), más suave que un limpiador habitual ya que, al no maquillarnos, no necesitemos un desmaquillante. Para completar el cuidado, la doctora también recomienda productos estabilizadores del pH: “Tras una buena limpieza, se sigue con un producto que nos ayude a regular la producción de sebo y con una textura fácil de manipular”. La doctora propone Spot Defense Gel Beoxy (24,95€) y un estabilizador del pH para nuestra piel Pure Tonic Beoxy (24,95€).

Cosméticos antiacné recomendados por especialistas.
Cosméticos antiacné recomendados por especialistas.

Elena Martínez, dermatóloga de las Clínicas Pilar Frutos, apunta que, para el acné, “la mejor rutina debe incluir una adecuada limpieza con productos adaptados para pieles grasas o con tendencia acneica, pero a su vez suaves y con agentes antiinflamatorios”. Y para ello su recomendación son PhySac de Aderma (10,65€), Acniover gel limpiador de Martiderm (11,80€) o Sebium de Bioderma (11,30€). “Tras la limpieza, si hay brote leve-moderado, lo ideal es usar cosméticos en base a ácido glicólico o salicílico. Siempre es conveniente asociar otros cosméticos más suaves, por las mañanas para potenciar el efecto de las cremas de noches. En caso de brotes más intensos se necesitaría valoración médica, ya que quizá se precise de algún antibiótico tópico y/u oral o incluso de ácido retinoico”, aclara.

Cosméticos antiacné recomendados por especialistas.
Cosméticos antiacné recomendados por especialistas.

Para la farmacéutica y experta en dermocosmética Ana Gallego, la mejor forma de tratar el acné tardío es con el bálsamo Purifying Balm de Dr. Med. Christine Schrammek (c.p.v.) que ayuda a equilibrar, matificar, afinar los poros y mejorar tersura y elasticidad de la piel.

Sandra Brugos, directora de Formación de Clinique, apunta a la importancia de incluir ingredientes que ayuden a desobstruir los poros con exfoliación química, además de aquellos con propiedades calmantes y componentes como el peróxido de benzoilo. Su recomendación es el Anti Blemish Solutions de Clinique (26,95€), que ayuda a 'luchar' contra las bacterias y tiene todo lo anteriormente citado.

Otro paso que ayuda a esa limpieza más a fondo de la piel son las mascarillas de arcilla. Hemely Varela, directora de Formación de Darphin, recomienda la Mascarilla Purificante de Arcilla Verde de Skin Mat de Darphin (38€), cremosa, elaborada con activos botánicos y con aceites aromáticos esenciales para purificar y absorber el exceso de grasa, dejando una tez limpia y agradable.

via GIPHY

Acné Grano Piel seca Hidratante
El redactor recomienda