Logo El Confidencial
Ingredientes naturales

Mascarillas caseras para tiempos de cuarentena: exfolia, hidrata, ilumina

Agudizamos el ingenio para crear sustitutos naturales a tratamientos de belleza y las mascarillas son un básico al alcance en cualquier despensa

Foto: Mascarillas caseras, todo lo que debes saber. (Imaxtree)
Mascarillas caseras, todo lo que debes saber. (Imaxtree)

Si tu hidratante corporal está elaborada a base de leche de almendras y una de tus mascarillas predilectas tiene la palabra ‘miel’ en la tapa, ¿qué te impide echarle mano a los recursos naturales a tu alcance para crear una mascarilla con propiedades hidratantes?

Tradicionalmente hemos usado los alimentos y productos que teníamos en casa para curar problemas de la piel. Sin ir más lejos, raro es que en un hogar medio no haya una planta de aloe vera. Puede que lo plantaras porque alguien te regaló un esqueje y puede que pensaras 'ya lo utilizaré', pero nunca lo hayas hecho. Pues bien, ahora es el momento de revolver la despensa y convertirla en un laboratorio cosmético para crear mascarillas caseras que nos salven la cuarentena.

Ingredientes naturales para mascarillas caseras. (Unsplash)
Ingredientes naturales para mascarillas caseras. (Unsplash)

Además de otras plataformas como Pinterest, Instagram se ha convertido en una fuente de inspiración tal que nos puede enseñar desde recetas saludables hasta mascarillas antiacné. Parte de la inspiración para las mascarillas caseras más naturales se la debemos a dos instagramers: Huda Kattan (creadora del imperio cosmético Huda Beauty) y Farah Dhukai, ambas hijas de inmigrantes de Oriente Medio y Próximo criadas en Estados Unidos. Gracias a la fuerte presencia de la tradición en su cuidado de la piel, son capaces de crear con ingredientes habituales de increíbles propiedades cosméticas mascarillas multifunción.

¿Tienes un problema de acné?

La mascarilla más sencilla y efectiva que encontrarás es la que convierte al aloe vera en un agente calmante e hidratante tanto para piel como para cabello. Basta con tomar una hoja de aloe, cortarla de forma longitudinal y vaciar su interior en el vaso de la batidora y marcarlo hasta conseguir una fórmula líquida y blanquecina. Reserva una corteza para más adelante.

Cepilla el cabello y comienza a aplicar la mascarilla por las raíces, asegurándote de cubrir todo el cuero cabelludo. A continuación, aplícalo también por todo el cabello. Recógelo de una forma cómoda y deja que trabaje durante toda la noche. A la mañana siguiente aclara el cabello y lávalo de forma habitual. Sobre el cabello, el aloe vera funciona como un tratamiento anticaspa, puesto que hidrata el cuero cabelludo además de dejar el pelo superbrillante.

Planta de aloe vera sin procesar. (Unsplash)
Planta de aloe vera sin procesar. (Unsplash)

Pero no hay que desaprovechar nada, Farah Dhukai nos anima a utilizar la corteza del aloe vera que apartamos antes y pasarla por todo el rostro y ¿adivinas? A dormir. El aloe vera es un potente agente antioxidante con vitaminas C y E y betacarotenos. Además, es un conocido antiinflamatorio utilizado a lo largo de la historia, lo que permite que calme la piel cuando es propensa al acné.

Piel iluminada desde dentro

Una de las demandas habituales en el cuidado de nuestra piel es que esté radiante, tan jugosa que parezca brillar con luz propia pero de manera natural, y para ello, una buena mascarilla puede ser el mejor secreto. Huda Kattan, en su web Huda Beauty, nos descubre las propiedades de la papaya, un inesperado pero efectivo aliado en la eliminación de las células muertas de la piel.

Coloca en el vaso de la batidora 2 o 3 rodajas (6-8 dados gruesos) de papaya y tritúralas hasta que quede una mezcla pastosa. Coloca el puré de papaya en un bol y, a continuación, incorpora una cucharada de miel asegurándote de que todo se mezcle muy bien y la miel quede perfectamente integrada en la crema. Aplica la mascarilla sobre la piel, evitando el contorno de los ojos y déjala actuar durante al menos 10 minutos. Aclárala con agua tibia y listo.

Las propiedades limpiadoras de la papaya son infalibles. (Unsplash)
Las propiedades limpiadoras de la papaya son infalibles. (Unsplash)

La papaya contiene papaína, encargada de eliminar las impurezas de la piel y las células muertas que pueden terminar en granitos; es decir, funciona como un peeling nada agresivo que desincrusta la suciedad de los poros y devuelve la luminosidad a la piel. Otra de sus propiedades es la hidratante. Entre sus componentes están las vitaminas C y E, el potasio y los betacarotenos, de nuevo ingredientes antiedad.

A esto hay que sumar las propiedades de la miel, el otro componente de esta mascarilla casera, un potente agente hidratante, presente en cremas y mascarillas, ya que hidrata, atrae el agua e impide que se pierda. También alivia el enrojecimiento y la hinchazón al tener propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, es decir, es ideal para la piel sensible o los brotes de acné.

Cuidados corporales de ensueño

Pero no solo el rostro y el cabello se pueden ver beneficiados por los ingredientes más naturales que tengamos por casa porque las mascarillas caseras también se pueden aplicar por el cuerpo, y un ejemplo es la mascarilla exfoliante/hidratante de avena. Imagina los ingredientes más gustosos y a la moda que puede haber en tu despensa como la salvia, la leche de avena o el aceite de oliva y conviértelos en un ligero scrub corporal. La web de belleza Byrdie asegura que las propiedades hidratantes de esta mascarilla, en principio exfoliante, son perfectas para el otoño, pero la verdad es que hay que exfoliar e hidratar la piel durante todo el año.

Las piernas suelen padecer la flacidez con el paso de los años. (Unsplash)
Las piernas suelen padecer la flacidez con el paso de los años. (Unsplash)


Para realizarla solo es necesario mezclar en un bote media taza de azúcar grueso, media taza de aceite de oliva, un cuarto de taza de granos de avena, una cucharada de hojas secas de salvia y una cucharada de miel. Mézclalo todo con ayuda de una cuchara hasta conseguir una mezcla uniforme y extiende la mascarilla por todo el cuerpo. Déjala actuar entre 15 y 20 minutos y retírala en la ducha, con agua tibia. La suavidad se nota al instante.

Miel, avena... ¿Qué más hay en tu despensa que le puedas echar a tu mascarilla casera? (Unsplash)
Miel, avena... ¿Qué más hay en tu despensa que le puedas echar a tu mascarilla casera? (Unsplash)

Entre los beneficios de esta mascarilla casera con ingredientes a la moda, destacan el poder exfoliante del azúcar para eliminar las células muertas que, añadido a la avena -aliado fundamental para hidratar la piel seca- y las propiedades antisépticas de la miel, consigue crear una mascarilla capaz de exfoliar e hidratar (además de la avena, la salvia y la miel también son hidratantes) sin irritar la piel y alejando infecciones. 10 de 10.

Extra, extra

¿Quieres cumplir con la exfoliación de tu cabello? Aunque en estos días no estemos expuestos a la contaminación, la grasa que segrega nuestro cuero cabelludo o el sudor pueden obstruir el folículo piloso, y un champú exfoliante se convierte en un gran aliado.

Convertir la sal gorda en un exfoliante, un truco de profesional. (Unsplash)
Convertir la sal gorda en un exfoliante, un truco de profesional. (Unsplash)


Pero ¿cómo hacerlo? Eva Villar, peluquera, maquilladora y dueña del Boutique-Salon Eva Villar Beauty, nos ayuda a crear un remedio ultrarrápido y muy efectivo: "Hay que añadir un puñadito de sal gorda a tu champú habitual para realizar un detox del cuero cabelludo", explica. La sal se convierte en un excelente exfoliante. A continuación, después de aclarar el champú, "hidratas la piel del cuero cabelludo con acondicionador y dejas actuar 5 minutos y aclaras a fondo", explica. Y listo, el cuero cabelludo vuelve a respirar y nos olvidamos de las raíces grasas.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios