Logo El Confidencial
De Kylie a Millie

Cosméticos de generación Z que tú también puedes usar, de Kylie Skin a Florence

La generación Z lidera el mundo de la cosmética con marcas como Kylie Cosmetics, creadas con productos veganos, de origen natural y con un especial interés por concienciar en el cuidado de la piel

Foto: Kylie Jenner, en la campaña promocional de Kylie Skin.
Kylie Jenner, en la campaña promocional de Kylie Skin.

Después de aprender a delimitar a los millennials, ahora le ha llegado el turno a la siguiente generación, la Z. Bajo la última letra del abecedario se aglutinan todos los nacidos entre mediados de los 90 y mediados de los 2000, es decir, van inmediatamente después de los millennials y se caracterizan por haber nacido con la tecnología en la mano. Pero ¿cómo se traduce esto al panorama de la belleza?

Mientras en otras generaciones el contacto con los cosméticos se reducía prácticamente a usar crema hidratante y llevar siempre a mano una máscara de pestañas, la generación Z ha nacido reconociendo la importancia de tener una completa rutina de limpieza de la piel, no hace falta explicarles qué es un sérum y el iluminador no tiene secretos en sus manos.

Cosméticos de Glossier. (Unsplash)
Cosméticos de Glossier. (Unsplash)

Los mandamientos 'beauty' de la generación Z

Podríamos calificarlos como nativos beauty. Pero ahí no quedan sus preocupaciones. La generación Z está muy concienciada con el cambio climático y por eso sus marcas de cosmética usan packagings biodegradables, son veganos, se basan en ingredientes naturales cargados de propiedades y no están testados en animales. Por supuesto, su estética minimalista y decorativa se alinea con sus texturas ligeras y sus perfumes afrutados. Con la tecnología de su lado, los cosméticos de esta generación son multifunción, por lo que se pueden utilizar según necesite tu piel, no hay etiquetas.

Una personalización tan generacional podría hacernos creer que se trata de cosméticos que no están a nuestro alcance, pero nada más lejos de la realidad. Sus pilares son la limpieza y la hidratación, claves en cualquier tipo de cuidado de la piel. Para cuidados más específicos recurren a fórmulas simples con un único activo pero de alta concentración, sin miedo a palabras como enzimas o probióticos, eso sí, siempre de origen natural.

Ahora que por fin han llegado a nuestro país marcas como Kylie Skin y Florence by Mills, toca probar sus cosméticos de generación Z que se adaptan a las necesidades de la piel. La primera colección de Kylie Skin, lanzada en mayo de 2019, tan solo tiene 6 pasos, los suficientes para cuidar la limpieza y la hidratación específicos. Para comenzar y acabar el día, nada como un limpiador en formato espuma como primer paso de la limpieza de la piel.

Espuma limpiadora de Kylie Skin. (Cortesía)
Espuma limpiadora de Kylie Skin. (Cortesía)

Una excelente opción es la espuma limpiadora facial de Kylie Skin (26,95€ en Douglas) para eliminar los residuos pero sin descuidar la hidratación al estar elaborada a base de aceite de semilla de kiwi (ingredientes naturales) y vitamina E. También tiene un interesante poder antiedad gracias a la vitamina C.

Otro concepto infalible y digno de trending topic de estos días es el toner o tónico. Aplicado después de limpiar la piel y antes del resto de cosméticos, mejora la hidratación y permite una mejor penetración de los productos, así que, por supuesto, en la generación Z no podía faltar. Milk, creada en 2016, es otra de esas firmas que podría clasificarse Z ya que cumple con su ideario y además considera a esta generación su público objetivo.

Matcha Toner de Milk. (Cortesía)
Matcha Toner de Milk. (Cortesía)

El Matcha Toner de Milk (a partir de 11,95€) es el primer cosmético de este tipo en formato sólido, lo que facilita su aplicación. Gracias a ingredientes como el té matcha, el hamamelis y la kombucha, además de hidratar y calmar, reduce la segregación de grasa, limpia los poros, mejorando su apariencia. De nuevo, cumple con la innovación y los ingredientes naturales, y encima es vegano, gluten free y cruelty free.

[LEER MÁS. Del tónico al sérum: ¿sabrías definir tu rutina de belleza?]

Otro paso fundamental como es el sérum también tiene cabida en la joven piel de la generación Z, consciente de los beneficios de la textura de un sérum y concienciados con el proceso de envejecimiento de la piel. Si lo que quieres es tratar y prevenir signos de la edad como manchas y pequeñas arrugas, un sérum con propiedades antioxidantes ya se habrá colado en tu tocador.

Sérum con vitamina C-Firma de Drunk Elephant. (Cortesía)
Sérum con vitamina C-Firma de Drunk Elephant. (Cortesía)

Una buena opción es C-Firma™ Day Serum de Drunk Elephant (119€), marca aún algo complicada de conseguir en nuestro país pero que se ha convertido en la preferida y más galardonada entre las estadounidenses desde que naciera en 2014. En su ideario está el respeto del pH y el uso de las moléculas más pequeñas para que todo tipo de piel las tolere. Su sérum con vitamina C es un compendio de enzimas procedentes de la fruta (fermento de calabaza y extracto de granada) y que despegan las células muertas, ácido ascórbico, ferúlico y vitamina E como batería antioxidante y ácido hialurónico en su tamaño más pequeño para asegurar su absorción.

Futuredew sérum iluminador de Glossier. (Cortesía)
Futuredew sérum iluminador de Glossier. (Cortesía)

Otra de las opciones preferidas de la generación Z son las texturas oleosas, y gracias a Glossier unir un sérum y un aceite facial es posible. Con la intención de 'democratizar' la cosmética nació en 2014 esta marca con sede de nuevo en Estados Unidos.

[LEER MÁS: El auténtico decálogo para seguir una rutina beauty coreana]

Entre sus fórmulas más populares están sus protectores solares o sus exfoliantes, pero también su sérum Futuredew (con un precio de 24 dólares pero no a la venta en nuestro país), que combina las propiedades hidratantes del aceite con extractos de plantas, ilumina e hidrata la piel durante 24 horas. Aunque se considera más una firma millennial, su público objetivo, su juventud respecto a otras marcas y su filosofía de “solo crear productos que nuestro verdadero consumidor demande” la convierten en marca Z.

Millie Bobbie Brown, en una imagen promocional de Florence by Mills.
Millie Bobbie Brown, en una imagen promocional de Florence by Mills.

Pero, sin duda, la más generación Z de todas estas marcas es Florence by Mills, a la venta en España en Douglas. Creada por Millie Bobbie Brown, 11 en ‘Stranger' Things, la firma no oculta a quién está destinada, dominando entre sus productos los cosméticos 'ultramonos' como parches con formas divertidas o mascarillas con purpurinas. Es algo así la marca con la que iniciarse en la cosmética.

Sin embargo, entre su amplia variedad de productos, también están aquellos que podemos utilizar sea cual sea nuestra edad. Parches para el contorno de los ojos aparte, sus rubores en crema Cheek Me Later Cream Blush (16,95€) o sus aceites labiales Glow Yeah Lip Oil (14,95€) cuidan y aportan el color necesario para conseguir ese maquillaje efecto natural que siempre buscamos. Su spray facial a base de rosas Zero Chill Face Mist (12,95€) es otro de esos cosméticos comodín que tener siempre a mano.

Trío de Florence by Mills para todas las edades: rubor, labial y bruma. (Cortesía)
Trío de Florence by Mills para todas las edades: rubor, labial y bruma. (Cortesía)

Su precio es más que razonable, última pero importantísima cualidad de los cosméticos de la generación Z. A excepción de Drunk Elephant, el resto de las firmas de esta generación apenas superan los 40€ y prácticamente puedes usar la cantidad que desees de producto y aplicarlo de mil formas.

Se ha abierto la veda de la cosmética Z.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios