Aprende un sencillo truco para revisar tus lunares con la regla ABCDE
  1. Estilo
  2. Belleza
CUIDADO CON EL SOL

Aprende un sencillo truco para revisar tus lunares con la regla ABCDE

La clave de cualquier problema de piel es la prevención. De la mano de los expertos te indicamos cómo hacerlo

Foto: Aprende un sencillo truco para revisar tus lunares con la regla ABCDE
Aprende un sencillo truco para revisar tus lunares con la regla ABCDE

Ahora que vamos a empezar a descubrir nuestra piel bajo el sol van a aparecer todos los marcadores que nos hacen únicos como las pecas, las manchas y los lunares. Quien más quien menos, todos tenemos alguno, son muy habituales en nuestra piel y debemos prestarles atención.

La mayoría suelen acompañarnos toda la vida sin problemas pero algunos pueden ser lesiones solares que si no son detectadas a tiempo pueden convertirse en un problema de salud mayor. El cuidado de la apariencia de estas manchas en nuestra piel es muy importante. ¿Por qué? Porque normalmente son indicadores de algo que hay detrás, como el melanoma.

La clave para evitar la aparición de cualquier mancha es la protección solar. Sabemos que te lo hemos dicho mil veces, pero ahora más que nunca debes concienciarte y cubrir tu piel con un buen fotoprotector.

Hugh Jackman ha sufrido diversos melanomas y está muy concienciado con la detección. (Getty)
Hugh Jackman ha sufrido diversos melanomas y está muy concienciado con la detección. (Getty)

El melanoma es un cáncer muy lesivo que si bien solo representa al 10% de los cánceres de piel detectados, es el responsable de más del 90% de las muertes por cáncer de piel. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el cáncer cutáneo es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo y la incidencia de melanoma se está incrementando más rápidamente que cualquier otro cáncer, llegando a los 74.000 diagnósticos anuales en España. De estos, 4.000 son detecciones de melanoma, lo que supone 14 casos por cada 100.000 habitantes”, nos cuentan desde la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología).

"La incidencia de melanoma en los últimos años ha aumentado, así como el resto de las lesiones englobadas dentro de otros tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular", explica la doctora Maria José García Fernández de Villalta, jefa del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid a El Confidencial.

Sin embargo, existe una falta de concienciación por parte de la población respecto a la autoexploración y las revisiones dermatológicas de manchas y lunares, pues solo el 21% de la población, principalmente mujeres y personas con fototipos claros, acude a un especialista para someterse a una revisión dermatológica periódica.

Regla ABCDE para la detección del melanoma

María Vitale, directora médica de Cantabria Labs, nos da las pautas: “Para reducir significativamente las tasas de mortalidad por melanoma hay que facilitar su diagnóstico precoz a través de la autoexploración, para detectar si algún lunar ha cambiado de forma, tamaño o color, y si es así, consultar al dermatólogo y asegurarse de que no haya ningún problema”.

Una de las claves de la prevención sería el autorreconocimiento general de toda la piel del cuerpo de forma de autónoma, que no tiene por qué consumir más que unos minutos y es suficiente para que tú, que estás familiarizada con su propia apariencia, seas capaz de detectar alguna alteración.

Así que te vamos a hablar de la regla del ABCDE, recomendada por los expertos como esencial en la detección precoz de esta enfermedad. Esta nos propone prestar atención a nuestros lunares para comprobar si presentan asimetría, bordes irregulares, color no homogéneo, diámetro superior a 6 milímetros o algún tipo de evolución con variaciones en su forma, color, relieve o síntomas.

Atento a tus lunares. (EFE)
Atento a tus lunares. (EFE)

La A de asimetría alude a la perdida de simetría, al crecimiento del lunar por alguna de sus partes, perdiendo su forma habitual y volviéndose asimétrico respecto a sus ejes.

La B de borde se refiere a la pérdida de definición de los límites habituales del lunar, que se vuelven irregulares o disipan su contorno en la dermis.

La C de color remite a un cambio en la pigmentación de la mancha, que de tener un solo color uniforme pasa a mostrar diversas tonalidades.

La D de diámetro concierne al tamaño del lunar, cuando alcanza un diámetro superior a los seis milímetros.

Finalmente, la E de evolución trata de la evolución del lunar, ya que cualquier cambio en las características antes mencionadas, forma, color, relieve o síntomas, puede ser signo de un incipiente melanoma.

Aunque es mejor ponerse en manos de un profesional especializado, como un dermatólogo, esta regla puede ayudar a no poner en riesgo nuestra salud. Podría ser un primer paso preventivo y muy interesante. Si ves que su aspecto cambia, acude al especialista. El 90% de casos de cáncer podrían curarse si fueran detectados a tiempo.

El redactor recomienda